Monos

1 / 106
Solo comprobando

1 / 106

Solo comprobando

Foto: Larry Petterborg / Comedy Wildlife Photographer of the Year 2021

El abrazaárboles

2 / 106

El abrazaárboles

"Este mono narigudo podría estar simplemente rascándose la nariz en la corteza áspera del arbol, o podría estar besándolo. Los árboles juegan un papel importante en la vida de los monos. ¿Quiénes somos nosotros para juzgar...?".

 

Foto: Jakub Hodan / Comedy Wildlife Photographer of the Year 2021

El piloto de jirafas

3 / 106

El piloto de jirafas

Foto: Dirk Jan Steehouwer / Comedy Wildlife Photographer of the Year 2021

Aclarando la garganta

4 / 106

Aclarando la garganta

"Descansando con su manada en un camino por las montañas de Arabia Saudita, este papión sagrado comenzó a bostezar. Frente a la cámara, parece que este babuino estaba en el escenario, listo para complacer a su público y comenzar su solo de tenor."

 

Foto: Clemence Guinard / Comedy Wildlife Photographer of the Year 2021

Long-tailed Macaque

5 / 106

Long-tailed Macaque

Premio Nacional de Malasia

"Esta fotografía de un macaco de cola larga, también conocido como macaco cangrejero, fue tomada en el bosque de manglares de Kuala Gula, Perak. Fui allí una noche, con la esperanza de fotografiar pájaros o serpientes, cuando vi un grupo de macacos buscando su última comida del día en el barro. Un rayo de luz del atardecer cayó sobre este macaco justo cuando miraba hacia arriba. Sentí que parecía un gesto de esperanza para el futuro."

Foto: Yoganathan Yoke / National Awards 2021 / Sony World Photography Awards

The alpha

6 / 106

The alpha

De todas las especies de primates que ha fotografiado Mogens, el mandril ha demostrado ser la más difícil de alcanzar. Esto hizo que la experiencia de sentarse junto a este impresionante alfa, mientras observaba fuera aún más especial. Cuando un macho se vuelve alfa, sufre cambios físicos que acompañan a un aumento en los niveles de testosterona, y esto hace que los colores de su hocico se vuelvan mucho más brillantes. Con la pérdida de estatus, los colores se desvanecen. Mogens usó un flash para realzar los colores vivos y las texturas contra el fondo oscuro del bosque.

Foto: Mogens Trolle / Wildlife Photographer of the Year 2020

Theropithecus gelada

7 / 106

Theropithecus gelada

Foto: Trevor Frost / The Big Picture 2018 / Academia de las Ciencias de California

Blackroom Business

8 / 106

Blackroom Business

Fotografía ganadora en la categoría: Wildlife Photojournalist Story Award

Un joven macaco de cola de cerdo sureño se exhibe encadenado a una jaula de madera en el mercado de aves de Bali, Indonesia. Su madre y las de los otros jóvenes en exhibición, habrían sido asesinadas. Los macacos de cola de cerdo son primates sociales enérgicos que viven en grandes comunidades en los bosques de todo el sudeste asiático. A medida que los bosques se destruyen, atacan cada vez más los cultivos agrícolas y son fusilados considerados como plaga. Luego, las crías son vendidas a una vida de confinamiento solitario como mascota, a un zoológico o para investigación biomédica. Habiendo convencido al comerciante de que estaba interesado en comprar el mono, Paul lo fotografió en la trastienda oscura con una exposición lenta. Gran parte de la vida silvestre ilegal en el mercado de aves al aire libre se comercializa en las áreas traseras. Los macacos se pueden vender legalmente, pero las especies prohibidas, como los orangutanes, se mantienen fuera de la vista en cajas. Estos mercados de animales facilitan el comercio ilegal internacional, abasteciendo bajo demanda lo que no está en stock.

Canon EOS-1Ds Mark II + 16–35mm lens at 16mm; 1/10 sec at f3.2; ISO 1600.

 

Foto: Paul Hilton / Wildlife Photographer of the Year 2020 / Natural History Museum, London

No tittle

9 / 106

No tittle

Fotografía galardonada con un premio de plata en la categoría: Revealing Nature

Vía: [p] Photo Publicity

Foto: Better Photography Magazine Photo of the Year 2020 / Ryan Ostrea

Capuchin Monkeys on the Ground

10 / 106

Capuchin Monkeys on the Ground

Fotografía galardonada con un premio de plata en la categoría: Revealing Nature

Vía: [p] Photo Publicity

Foto: Better Photography Magazine Photo of the Year 2020 / Charles Jones

Hot Kiss

11 / 106

Hot Kiss

Fotografía galardonada con una mención de honor.

"Varios monos se relajan en una fuente termal japonesa. Tenían varias expresiones que se asemejaban a las de las personas".

Foto: Kousuje Kitajima / www.all-about-photo.com via: photopublicity.com

Macaca sylvanus

12 / 106

Macaca sylvanus

Foto: Cordon Press

Iquitos, Peru

13 / 106

Iquitos, Peru

Mención de honor en la categoría: Endangered Planet

El Uakari Calvo es un primate en peligro de extinción de los bosques de la cuenca del Amazonas. Este hombre fue confiscado a cazadores furtivos y ahora reside con una familia india. Dado que no fue criado por su madre y no aprendió las habilidades necesarias para sobrevivir solo, no puede ser devuelto a la naturaleza.

Pentax K7, lens 80-200 mm, f4, 1 / 250s, ISO 400

Foto: Jason Edwards/ www.tpoty.com

Kinabatangan River, Borneo, Malaysia

14 / 106

Kinabatangan River, Borneo, Malaysia

Ganador en la categoría: Young Travel Photographer of the Year

Una cría mono narigudo dirige su mirada a la cámara mientras apoya las manos sobre sus rodillas.

Sony A9, 400mm, lens, f/4, 1/1250s, ISO 6400

 

Foto: Ankit Kumar / www.tpoty.com

15 / 106

Si en un combate de boxeo los boxeadores son de Zaragoza, ¿la pelea está... 'amañada'?

Foto: Txema García Laseca / Comedy Wildlife Photo Awards 2019

16 / 106

¡Ya era hora, llevo todo el día esperando el paquete!

Foto: Ryan Jefferds / Comedy Wildlife Photo Awards 2019

17 / 106

¿Me acercas la toalla?

Foto: Roie Galitz / Comedy Wildlife Photo Awards 2019

18 / 106

Un mono con abrigo y capucha en Siberia

Foto: Roie Galitz / Comedy Wildlife Photo Awards 2019

19 / 106

El payaso triste

Fotografía ganadora en la categoría: Wildlife Photojournalism

Timbul, un macaco de cola larga, se lleva la mano a la cara para tratar de aliviar la incomodidad de su máscara mientras se entrena para ponerse de pie para un espectáculo callejero. Lugares como este son comunes en Indonesia, y Joan pasó mucho tiempo ganándose la confianza de los dueños de los monos. "No son malas personas", dice. La mayoría está ganando dinero para enviar a sus hijos a la escuela. Los macacos como Timbul viven en condiciones terribles, privados de las relaciones sociales que necesitan para prosperar. Trabajan muchas horas, bailando y montando bicicletas, movimientos que son antinaturales e incómodos para ellos. Diversas organizaciones para la protección de los animales están trabajando para hacer cumplir la legislación que hace que sea ilegal sacar a los monos jóvenes de la naturaleza o comerciar con ellos sin permiso.

Nikon D810 + 24–70mm f2.8 lens; 1/250 sec at f2.8; ISO 100; Speedlight SB-800 flash

Foto: Joan de la Malla / Wildlife Photographer of the Year 2018

20 / 106

¡Yiiii-ha!

Foto: Sergey Savvi / CWPA / Barcroft Images

21 / 106

Saimiri boliviensis

Foto: Gtres

22 / 106

Monos narigudos

A los monos narigudos les gusta moverse por un amplia área de distribución, no obstante su hogar está cada vez más fragmentado. Se trata de una especie que prospera muy mal en cautiverio, por tanto, preservarlos significa salvar los bosques. Sin embargo en Sabah, donde ellos y los elefantes locales son reconocidos como un reclamo turístico, tan solo el 15 % de los monos viven dentro de las áreas protegidas. Los bosques desprotegidos se están convirtiendo en granjas de camarón y plantaciones de aceite de palma. La situación en el vecino Kalimantan es igualmente grave. En total, un tercio de las selvas tropicales de Borneo han desaparecido desde 1973, la mayor parte alrededor de las franjas costeras, y la noción de "área protegida" ofrece poca defensa contra los explotadores comerciales. En 2011, Noruega otorgó a Indonesia mil millones de dólares como incentivo para proteger sus bosques; pero es muy poco y es demasiado tarde.

Monos narigudos: el tamaño importa

Foto: Tim Flach

23 / 106

No solo para evitar el frío

Aunque a estos primates les encante bañarse para aliviar las bajas temperaturas, los científicos han descubierto que también reduce su estrés.

Foto: Gtres

24 / 106

Una hormona vinculada con el estrés

Los científicos decidieron comparar en varios individuos la concentración de glucocorticoides en su cuerpo. Esta hormona relacionada con el estrés aumenta con las bajas temperaturas.

Foto: Gtres

25 / 106

Monos de las nieves

Los macacos japoneses también se conocen como 'monos de las nieves' y son los primates no humanos que habitan en latitudes más septentrionales.

Foto: Gtres

Mono dorado de nariz chata

26 / 106

Mono dorado de nariz chata

Resistencia dorada

Localizado a lo largo de las montañas del centro de China, el mono dorado de nariz chata soporta algunos de los inviernos más duros de cualquier primate no humano puede soportar. Su capa de pelo larga y suave lo protege de los vientos helados mientras que su rostro desnudo soporta la mayor parte del frío. Ha sido cazado durante mucho tiempo por su hermoso pelaje, pero desde principios de la década de 1990, la caza furtiva se ha reducido gracias a una mayor protección del gobierno. No obstante, su número ha seguido disminuyendo a medida que se despejaron sus bosques para la obtención de madera y la creación de tierras de cultivo. Además, el turismo se ha expandido al amparo del crecimiento económico de China, y las manadas de monos se han visto fuertemente hostigadas y perseguidas para ser vistas. Tan solo alrededor de 120 ejemplares de esta especie sobreviven en la actualidad en estado salvaje.

Foto: Tim Flach

Mono de nariz chata de Yunnan

27 / 106

Monos de nariz chata de Yunnan

El mono misterioso

Los científicos descubrieron los monos de nariz chata de Yunnan en la década de 1890, no obstante luego se desvanecieron en la oscuridad, y se creía que se habían extinguido hasta que se descubrió otro en 1962. Se trata de unos de los primates más esquivos de la Tierra. Son seminómadas y viven en altitudes más altas que cualquier otro mono, en los espesos matorrales de bambú de las montañas Hengduan en el sudoeste de China. Al igual que sus primos de pelo dorado, enfrentan temperaturas invernales de menos -40 ° C, y tradicionalmente son venerados por la población local por su resistencia. Esta los ve como antepasados y los llaman "hombres salvajes de las montañas". Si China aplica efectivamente su protección de los bosques antiguos, el futuro de los monos de nariz chata de Yunnan mejorará significativamente, no obstante los altos niveles de endogamia seguirán siendo una amenaza seria. Las poblaciones supervivientes son tan pequeñas y están tan aisladas en la actualidad que es posible que no tengan suficiente diversidad genética para medrar en los próximos siglos.

Foto: Tim Flach

tamarino amazónico

28 / 106

Tamarino multicolor

La jungla de hormigón 

El tamarino multicolor ha evolucionado en una pequeña área en el noreste de la selva amazónica. Su hábitat junto al río proporcionaba todas las presas y vegetación que necesitaban, pero a fines del siglo XVII se produjo un asentamiento humano. Este asentamiento ahora se ha convertido en el puerto de Manaus, una capital regional con más de dos millones de residentes. Gran parte del hogar de tamarino ha sido pavimentado, y aunque se puede encontrar en algunas áreas protegidas, el tamarino de manos rojas, especie invasora, le está "robando" la mayor parte de los alimentos y el poco hábitat que les queda. A diferencia de algunas especies de monos, el tamarino de varios colores no ha podido adaptarse a la vida urbana, y con frecuencia es asesinado por perros, automóviles y líneas eléctricas cuando cruza la ciudad entre fragmentos de bosque aislados. La presión económica continúa empujando a Manaus a crecer, haciendo que la extinción de este primate tan intrigante sea una posibilidad cada vez más real.

Foto: Tim Flach

Mandril

29 / 106

Mandril

Colores verdaderos

El estilo lo es todo cuando vives en un grupo tan grande como el de un mandril. Con una tropa de 1.300 ejemplares una vez registrada en los bosques de Gabón, se cree que los mandriles forman los grupos sociales más grandes de primates no humanos. Con sus llamativas caras y ojos, han evolucionado para exhibir la coloración más espectacular de cualquier especie de mamífero, cuya intensidad indica su estado social y sexual. Lamentablemente, no es solo su apariencia lo que es atractivo. La carne de mandril se considera un manjar en el oeste de África, y es parte de un comercio en crecimiento, con toneladas de carne de animales silvestres introducidas de contrabando en el oeste de Europa a diario. Debido a que los mandriles viven en grupos tan grandes, gran parte de su población puede caer en el comercio en auge en una sola cacería. La tala y la agricultura también están limitando sus lugares de refugio, por lo que estos notables animales necesitan urgentemente una protección más eficaz.

Foto: Tim Flach

30 / 106

Monos narigudos

Los machos de varias especies de primates poseen prominentes adornos morfológicos con un marcado dimorfismo sexual, es decir, presentan una forma distinta en los machos y en las hembras.

31 / 106

Nasalis larvatus

Junto con sus sistemas sociales, el grado en que la competencia actúa en los machos en aras de monopolizar el acceso a las hembras, probablemente viene determinado por unas características masculinas morfológicas y conductuales.

32 / 106

Hembra de Nasalis larvatus

La nariz, en las hembras, aunque no tan grande como en los machos, también presenta un tamaño considerable.

33 / 106

Jóvenes macacos

Zhong Zhong, de ocho semanas de edad, y Hua Hua, de seis semanas, en una incubadora.

Foto: Qiang Sun and Mu-ming Poo / Chinese Academy of Sciences via AP / Gtres

34 / 106

Macacos cangrejeros

Las dos jóvenes hembras, de la especie Macaca fascicularis, son genéticamente idénticas.

Foto: Qiang Sun and Mu-ming Poo / Chinese Academy of Sciences via AP / Gtres

35 / 106

Trachypithecus francoisi

36 / 106

Reserva de la Biosfera de Savegre, Costa Rica

Los cultivos agrarios son importantes en las zonas de gran altura y comprenden sobre todo plantaciones de manzanos, granados y aguacates.

Foto: UNESCO/Savegre Biosphere Reserve

37 / 106

"No me gusta este lugar"

Un joven babuino se aferra a su madre. Un año después de que el zoológico cerrara sus puertas y se transformara en un parque, cientos de animales permanecen tras los barrotes y en un ruidoso limbo.

8 de julio de 2016.

Foto: AP / Natacha Pisarenko

38 / 106

El ánimo por los suelos

El estado depresivo y de infelicidad de muchos animales se hace especialmente evidente en esta fotografía. 

Foto: AP / Natacha Pisarenko

39 / 106

No es vida para un animal

Un mandril solitario de encuentra dentro de un recinto en el antiguo zoológico de la ciudad de Buenos Aires. Cuando el alcalde Horacio Rodríguez Larreta anunció su cierre el año pasado, dijo que los animales eran un "tesoro" que no podía permanecer en cautiverio cerca del ruido y la contaminación. Sin embargo aún no se ha trasladado un solo animal propiedad de la ciudad.

12 de mayo de 2017. 

Foto: AP / Natacha Pisarenko

40 / 106

Gibón en BIOPARC Fuengirola

Ares, hembra de gibón de mejillas doradas con Den, macho de la misma especie (al fondo) en el hábitat recreado en BIOPARC Fuengirola del sudeste asiático.

Foto: BIOPARC

41 / 106

"Golden Monkey Surveying the Area"

Categoría: Sustanaible Travel

En lugar de despojar a un bosque de sus árboles para instalar un complejo de tiendas de souvenirs, lugares como el Parque Nacional de los Volcanes de Ruanda prefieren proteger el hábitat nativo de varias especies raras, incluyendo el langur chato dorado, el gorila de montaña y el elefante del bosque. Los dólares del turismo del parque emplean a guías y porteadores,  y también apoyan los proyectos de desarrollo de las comunidad allí presentes, lo que que reduce los incentivos para  el desarrollo de actividades ilegales, como la tala de bosques o la caza furtiva de antílopes, monos o gorilas en peligro.

Muchas familias de primates en el parque se sienten cómodos con una presencia humana cercana. Estuve encantado de poder situarme a apenas unos metros de esta hermosa hembra de langur dorado mientras descendía de los árboles para buscar alimento entre los brotes de bambú. Me prestó poca atención, pero examinó el área brevemente, tal vez como precaución contra las águilas.

Foto: John Beckman / Smithsonian Photo Contest

42 / 106

Theropithecus gelada

El gelada es una especie de primate catarrino de la familia Cercopithecidae endémica de las tierras altas de Etiopía.

Foto: Jeff Kerby

43 / 106

Theropithecus gelada

Pesan entre 13 y 20 kilogramos, y al igual que los babuinos, son terrestres y pasan el tiempo alimentándose en las praderas.

Foto: Jeff Kerby

44 / 106

Theropithecus gelada

En el momento del parto permanecen en silencio en un esfuerzo por no alertar a los depredadores.

Foto: Jeff Kerby

45 / 106

Theropithecus gelada

Los geladas viven en pequeños grupos compuestos por un macho, varias hembras y sus crías.

Foto: Jeff Kerby

46 / 106

Theropithecus gelada

Estas pequeñas bandas se unen con otras para alimentarse, formando grupos de hasta 350 individuos. Ocasionalmente se ha visto reunidos a más de 650 geladas alimentándose, formando subgrupos más pequeños entre ellos dentro de ese conjunto.

Foto: Jeff Kerby

47 / 106

Theropithecus gelada

Es el único primate no humano con la capacidad de sostener una conversación con sus semejantes a partir de rápidas modulaciones del tono y volumen de la voz. Realiza esto mediante el chasquido de los labios.

Foto: Jeff Kerby

48 / 106

Theropithecus gelada

A pesar de que no se les considera una especie amenazada, se cree que sólo existen unos 50.000 o 60.000 ejemplares en todo el mundo.

Foto: Jeff Kerby

49 / 106

Theropithecus gelada

Cuando llega el momento de dar a luz, las geladas de Guassa, Etiopía, normalmente muy sociales, a menudo se aíslan para evitar el comportamiento agresivo de otros miembros de la manada.  

Foto: Jeff Kerby

50 / 106

Un baño caliente en un día frío

Unos macacos japoneses se dan un baño caliente durante un frío día invernal en Jigokudani. La temperatura del aire está por debajo del punto de congelación, pero la del agua supera los 35 grados. Relajados por el humeante calor del agua, muchos se quedan adormecidos.

Foto: Jasper Doest