Lince

1 / 17
Lynx on the threshold

1 / 17

Lynx on the threshold

Foto: Sergio Marijuán / Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum of London

Una madre de lince ibérico acicala a su cachorro.

2 / 17

Una madre de lince ibérico acicala a su cachorro.

Foto: Juan Muñoz Revelles

Life Saver

3 / 17

Life Saver

A medida que las áreas urbanas crecen, como en Jaén España, aumentan las amenazas para la vida silvestre y el lince ibérico se ha convertido en una víctima habitual de los accidentes de tráfico, ya que también buscan expandir sus propios territorios. En 2019, más de 34 linces fueron atropellados, y tres días antes de que Sergio tomara esta foto, una niña de dos años perdió la vida no muy lejos de este lugar. Para combatir la mortalidad en las carreteras, las mejoras en las cercas y la construcción de túneles subterráneos son dos soluciones de comprobada eficacia y un salvavidas para muchas otras criaturas además del lince.

Foto: Sergio Marijuán Campuzano / Wildlife Photographer of the Year 2020

A window to life

4 / 17

A window to life

Dos cachorros de lince ibérico, Quijote y Queen, juegan en el pajar abandonado donde nacieron. Extremadamente curiosos, pero también un poco asustadizos, comenzaron a explorar el mundo exterior a través de las ventanas de su casa de fardos de paja. La reintroducción de la especie al este de Sierra Morena, en España, ha propiciado que en años más recientes estos animales hayan sido observados aprovechando algunos ambientes humanos. Su madre, Odrina, también nació en el pajar, y la a su vez madre de esta, Mesta, se quedó con ella durante todo un año antes de dejar a su hija este lugar seguro y acogedor para criar a su propia familia.

Foto: Sergio Marijuán Campuzan / Wildlife Photographer of the Year 2020

 Lince Ibérico

5 / 17

Lince Ibérico

Fotografía finalista en la categoría: Mamíferos

Sierra de Andújar, España

Foto: Andrés Luis Domínguez Blanco / MontPhoto 2020

Lynx canadiensis

6 / 17

Lynx canadiensis

Foto: iStock

Lynx canadiensis

7 / 17

Lynx canadiensis

Foto: iStock

8 / 17

Lince Ibérico

Con pinta de gato salvaje, los linces habitan únicamente en el hemisferio norte. Se conocen cuatro especies diferentes, tres de ellas gozan de muy buena salud, mientras que la cuarta es una de las especies más amenazadas del planeta: el lince ibérico. Se trata de un felino de aspecto grácil, con patas largas y una cola corta con una borla negra en el extremo que suele mantener erguida batiéndola en momentos de peligro o excitación. Sus características orejas puntiagudas están terminadas en un pincel de pelos negros rígidos que favorece su camuflaje al descomponer la redonda silueta de su cabeza. También son características las patillas que cuelgan de sus mejillas. Aparecen a partir del año de vida, cuando apenas cuelgan por debajo de la barbilla y aumentan de tamaño con la edad. Los machos tienen las patillas y los pinceles negros y más largos que las hembras. Se calculaba que tan solo quedan 404 ejemplares, una población muy difícil de recuperar debido al deterioro de su hábitat y de su principal base alimenticia, los conejos.  Pero en 2018, se estimó una población de seiscientos ejemplares en libertad, distribuida principalmente por Andalucía, pero también por los Montes de Toledo en Castilla, y se cree que hayan podido llegar al sur de la Comunidad de Madrid.

Foto: iStock

9 / 17

Lince Ibérico

Lynx pardinus

Con pinta de gato salvaje, los linces habitan únicamente en el hemisferio norte. Se conocen cuatro especies diferentes, tres de ellas gozan de muy buena salud, mientras que la cuarta es una de las especies más amenazadas en España y en el planeta: el lince ibérico. Se calcula que tan solo quedan 404 ejemplares, una población muy difícil de recuperar debido al deterioro de su hábitat y de su principal base alimenticia, los conejos.  

Foto: Alfonso Moreno / WWF España

10 / 17

Linx linx

Foto: AgePhotoStock

11 / 17

Lince ibérico

Reacción en cadena  

Los conejos salvajes no fueron las únicas víctimas del virus de la mixomatosis que se extendió por Europa en la década de 1950, ni de los brotes de la enfermedad hemorrágica del conejo que comenzaron en los años ochenta. El lince ibérico, que se alimenta casi exclusivamente de estos animales, ha sido privado de alimento por la disminución de sus presas. Sufriendo también la degradación de los bosques y la presión de la caza ilegal, el lince ibérico casi se extinguió en 2003. Habrían desaparecido durante diez mil años las primeras especies felinas del mundo, pero las autoridades españolas y portuguesas se comprometieron con un programa de cría en cautividad. Se recaudaron fondos con un "impuesto ambiental" sobre una compañía pública de agua que construyó una presa en tierras que alguna vez fueron territorios de linces. La población de linces ibéricos se ha elevado a cientos, pero los conservacionistas advierten que las reintroducciones en curso serán necesarias y que el cambio climático podría poner en peligro la calidad de su hábitat.

Foto: Tim Flach

12 / 17

Lynx Lynx

Foto: Age Stock

13 / 17

La mirada de un lince

Fotografía ganadora en la categoría: De 11 a 14 años de edad

Laura había visto muchos de los animales salvajes de España, pero nunca al fascinante lince ibérico, un felino en peligro de extinción que se halla únicamente en dos pequeñas poblaciones del sur de la península Iberica. A diferencia del lince europeo, más grande, el lince ibérico se alimenta casi exclusivamente de conejos. De este modo, una enfermedad que afecte a la población de conejos puede ser catastrófica para este felino. También requieren en sus habitats una mezcla particular de matorrales abiertos y cavidades naturales para las establecer las guaridas en las que dan a luz y crían a sus cachorros.  La familia de Laura viajó al Parque Natural de la Sierra de Andújar en busca del lince y tuvo suerte al segundo día de su llegada.  Una pareja se relajaba no muy lejos de la carretera. Había muchos fotógrafos allí, pero una atmósfera de "respeto". Laura observó durante una hora y media; el único sonido era el zumbido de las cámaras. La actitud de los animales me sorprendió. No tenían miedo de la gente, simplemente nos ignoraban", dice Laura. 

Foto: Laura Albiac Vilas / Wildlife Photographer of the Year 2017

14 / 17

Glimpse of a lynx

Laura había visto muchos de los animales salvajes de España, pero nunca al fascinante lince ibérico, un felino en peligro de extinción que se halla únicamente en dos pequeñas poblaciones del sur de la península Iberica. A diferencia del lince europeo, más grande, el lince ibérico se alimenta casi exclusivamente de conejos. De este modo, una enfermedad que afecte a la población de conejos puede ser catastrófica para este felino. También requieren en sus habitats una mezcla particular de matorrales abiertos y cavidades naturales para las establecer las guaridas en las que dan a luz y crían a sus cachorros.  La familia de Laura viajó al Parque Natural de la Sierra de Andújar en busca del lince y tuvo suerte al segundo día de su llegada.  Una pareja se relajaba no muy lejos de la carretera. Había muchos fotógrafos allí, pero una atmósfera de "respeto". Laura observó durante una hora y media; el único sonido era el zumbido de las cámaras. La actitud de los animales me sorprendió. No tenían miedo de la gente, simplemente nos ignoraban", dice Laura. 

Canon EOS 5D Mark III + Canon 500mm f4 lens; 1/250 sec at f4; ISO 1600.

Foto: Laura Albiac Vilas - Wildlife Photographer of the Year

15 / 17

Lince ibérico (Lynx pardinus)

Es uno de los felinos menos comunes del mundo, pero su población aumenta poco a poco a medida que los científicos introducen en la naturaleza ejemplares criados en cautividad y engrosan la población de conejos, la dieta básica de este felino.

Foto: Joel Sartore

16 / 17

Lince de Canadá (Lynx canadensis)

Igual que el lince ibérico, el lince de Canadá es un experto cazador. Depreda casi exclusivamente liebres americanas, y cuenta con garras gigantescas que le ayudan a buscar presas entre la nieve.

Foto: Joel Sartore

17 / 17

Lynx rufus

El muro fronterizo levantado a lo largo del curso bajo del río Grande, en Texas, no sólo divide países, sino también hábitats, e impide desplazamientos diarios esenciales para los animales de la zona. Los linces rojos normalmente atravesarían la frontera para buscar pareja o para cazar, como este ejemplar, que ha atrapado una rata. El muro también bloquea las rondas diarias de los ocelotes, otro felino de la región.

Foto: Joel Sartore / Mitch Stemberg / Jennifer Lowry / Naghma Malik / U.S. Fish and Wildlife Service