Insectos

1 / 322
Actividad diurna de los escarabajos rinocerontes marcados por el joven Ryo

1 / 322

Actividad diurna de los escarabajos rinocerontes marcados por el joven Ryo

Foto: Ryo Shibata

El autor principal del artículo, Ryo Shibata, observa a los escarabajos rinocerontes en un fresno de la especie Fraxinus griffithii

2 / 322

El autor principal del artículo, Ryo Shibata, observa a los escarabajos rinocerontes en un fresno de la especie Fraxinus griffithii

Foto: Mariko Shibata

Trypoxylus dichotomus adultos alimentándose de la savia del fresno introducido durante el día

3 / 322

Trypoxylus dichotomus adultos alimentándose de la savia del fresno introducido durante el día

Foto: Munenori Inada

Monster

4 / 322

Monster

Fotografía galardonada con una mención de honor

"Este retrato en primer plano de un caballito del diablo violeta (Trithemis annulata) fue tomado en un lugar sombrío, cubierto por niebla la mayor parte del día. Se trata de un área de vegetación de ribera de alta densidad y con un agua rica en oxígeno rico. El caballito del diablo estaba algo inactivo y pude tomar alrededor de 40 disparos con un riel electrónico portátil alimentado por batería. Los caballitos del diablo se encuentran principalmente cerca de aguas dulces poco profundas y sus ninfas son acuáticas: los huevos de caballitos del diablo se ponen en el agua y es allí donde se desarrollan las ninfas. Los caballitos del diablo se consideran insectos beneficiosos porque comen otros insectos más dañinos."

Foto: Pedro Luis Ajuriaguerra / All About Photo Awards 2021/ www.all-about-photo.com vía photopublicity.com

Las luciérnagas producen ultrasonidos que potencialmente podrían disuadir a los murciélagos

5 / 322

Las luciérnagas producen ultrasonidos que potencialmente podrían disuadir a los murciélagos

Foto: Brandon Alm

Agalla producidas por los áfidos Hormaphis cornu en las hojas de un hamamelis. Agallas producidas por los áfidos Hormaphis cornu en las hojas de un hamamelis

6 / 322

Agallas producidas por los áfidos Hormaphis cornu en las hojas de un hamamelis

Foto: David Stern

Hormaphis cornu

7 / 322

Hormaphis cornu

Foto: David Stern

MM9209 200124 R004 FR005 1

8 / 322

José Albertino Rafael, científico del Instituto Nacional de Investigaciones de la Amazonia (en la imagen, con una linterna frontal para ver los especímenes), es un apasionado de los insectos desde que era un adolescente y se llevaba mariposas, escarabajos y otros bichos a su casa de Maringá, en el sur de Brasil. «Mi madre no quería limpiar mi cuarto porque había arañas», recuerda.

Foto: Craig Cutler y Brian Brown

MM9209 200124 R004 FR008 1

9 / 322

Dayse Willkenia Almeida Marques, también del Instituto Nacional de Investigaciones de la Amazonia, estudia los dípteros. En esta expedición encontró un fórido justo en el momento en el que inyectaba sus huevos dentro de una oruga, con la consiguiente alegría para Brown, que nunca había visto una oruga parasitada por un fórido.

Foto: Craig Cutler y Brian Brown

MM9209 200124 R003 FR012 1

10 / 322

Amorim, catedrático de la Universidad de São Paulo, bromea con que los dipterólogos odian a las polillas y las mariposas porque sus vivos colores llaman más la atención que las tristes moscas. Además, cuando vuelan hacia las trampas, sus escamas se desprenden y recubren a otros insectos, lo que dificulta su examen.

Foto: Craig Cutler y Brian Brown

MM9209 200124 R001 FR008 1

11 / 322

Heloísa Fernandes Flores, estudiante de posgrado, trabaja con Dalton de Souza Amorim en la Universidad de São Paulo, donde investiga la mosca chacal, o mosca gorrona. En 2019 estudió en la Escuela de Dipterología, un programa organizado por Brown y coimpartido por Amorim, destinado a alumnos interesados en ampliar sus conocimientos sobre estos insectos. Actualmente, hay más mujeres que hombres.

Foto: Craig Cutler y Brian Brown

Locust Invasion in East Africa I

12 / 322

Locust Invasion in East Africa I

Las langostas del desierto son una de las plagas migratorias más destructivas del mundo. Prosperando en condiciones húmedas en ambientes semiáridos a áridos, miles de millones de langostas se han estado alimentando en todo el este de África devorando todo a su paso y representando una gran amenaza para el suministro de alimentos y los medios de vida de millones de personas.

Los granjeros permanecen al margen mientras ejércitos de insectos voraces se comen sus cosechas, mientras que los pastores miran los pastizales desnudos antes de que su ganado pueda llegar a ellos. Y es que los eventos extremos de lluvia y las anomalías climáticas severas han creado condiciones ideales para la reproducción y la alimentación de las langostas que desde el desierto de la Península Arábiga comenzaron a arrasar en el este de África a principios de 2020, devorando los cultivos y la vegetación allá donde aterrizaron.

Foto: Luis Tato / Professional, Wildlife & Nature, 2021 Sony World Photography Awards

Locust Invasion in East Africa II

13 / 322

Locust Invasion in East Africa II

La crisis alcanzó proporciones históricas, con 10 países del Gran Cuerno de África y Yemen experimentando auténticas infestaciones. Algunas áreas de África oriental, como Kenia, no habían visto brotes de langosta del desierto tan graves en más de 70 años.

Además, las restricciones a causa de la Covid-19 han ralentizado significativamente los esfuerzos para combatir la plaga, ya que cruzar las fronteras se ha vuelto más difícil, creando retrasos e interrumpiendo las cadenas de suministro de pesticidas y productos necesarios para evitar que estos insectos eliminen la vegetación en toda la región y expongan a millones de personas altos niveles de inseguridad alimentaria.

Foto: Luis Tato / Professional, Wildlife & Nature, 2021 Sony World Photography Awards

Anthophora bimaculata

14 / 322

Anthophora bimaculata

Foto: iStock

Acromyrmex echinatior (obrera) vs Atta cephalotes (soldado)

15 / 322

Acromyrmex echinatior (obrera) vs Atta cephalotes (soldado)

Foto: Caitlin M. Carlson

Bocydium sp.

16 / 322

Bocydium sp.

Foto: Javier Aznar / The Big Picture 2018 / Academia de las Ciencias de California

Escarabajo diabólico acorazado

17 / 322

Escarabajo diabólico acorazado

Foto: Jesus Rivera / Kisailus Biomimetics and Nanostructured Materials Lab / University of California, Irvine

Phloeodes diabolicus - Escarabajo diabólico acorazado

18 / 322

Phloeodes diabolicus - Escarabajo diabólico acorazado

Foto: Ken Ichi Ueda / Encyclopedia of Life

The Last Bite

19 / 322

The Last Bite

Fotografía ganadora en la categoría: Wildlife Photographer of the Year Portfolio Award

Estos dos feroces depredadores no se encuentran a menudo. El escarabajo tigre gigante del río persigue a sus presas en el suelo, mientras que las hormigas tejedoras permanecen principalmente en los árboles. No obstante, si se encuentran, ambas han de tener cuidado. Cuando una colonia de hormigas fue a cazar pequeños insectos en el lecho de un río seco en la Reserva de Tigres de Buxa, en La India, un escarabajo tigre comenzó a eliminar algunas de las hormigas. Bajo el calor del sol del mediodía, Ripan yacía en la arena y se acercaba. Los ojos saltones del escarabajo destacan en la detección de presas invertebradas, hacia las que corre tan rápido que tiene que mantener sus antenas alineadas al frente para evitar obstáculos. Sus manchas de color naranja brillante, color estructural producido por múltiples capas reflectantes transparentes, pueden ser una advertencia para los depredadores de que usa veneno (cianuro) para protegerse. Con más de 12 milímetros de largo las hormigas tejedores empequeñecen a su lado. En su defensa una hormiga proporcionó un mordisco en la delgada pata trasera del escarabajo. El escarabajo se volvió rápidamente y, con sus mandíbulas grandes y curvas cortó a la hormiga en dos, pero la cabeza y la parte superior del cuerpo de la hormiga permanecieron firmemente unidas.  "El escarabajo seguía tirando de la pata de la hormiga '', dice Ripan, " tratando de deshacerse del agarre de la hormiga, pero no podía llegar a su cabeza '.

Nikon D5200 + lente Tamron 90 mm f2.8; 1/160 seg en f8; ISO 160; Flash anular Viltrox.

Foto: Ripan Biswas / Wildlife Photographer of the Year 2020 / Natural History Museum, London

  A Tale of Two Wasps

20 / 322

A Tale of Two Wasps

Fotografía ganadora en la categoría: Behaviour: Invertebrates

Este notable encuadre simultáneo de una avispa de arena de bandas rojas (izquierda) y una avispa cuco, a punto de entrar en un nido, es el resultado de una minuciosa preparación. La avispa cuco hembra (Hedychrum), de solo 6 milímetros de largo, parasita los nidos de ciertas avispas excavadoras solitarias, poniendo sus huevos en las madrigueras de sus anfitriones para que sus larvas puedan darse un festín con los huevos y larvas de sus anfitrionas.

La avispa de arena de bandas rojas, mucho más grande, pone sus huevos en su propia madriguera, que abastece con orugas para cuando cada una de sus crías eclosionen. El objetivo original de Frank era fotografiar la vibrante avispa cuco y sus colores resultado la refracción de la luz en su cutícula (lo suficientemente resistente como para resistir el ataque de las avispas que parasita). En un banco arenoso de un terreno abandonado cerca de su casa en Normandía, en el norte de Francia, localizó pequeñas madrigueras de avispas excavadoras adecuadas para los objetivos de las avispas cuco y a salvo de la incidencia directa del sol, lo que habría dejado pasar demasiada luz a la cámara. Luego instaló un rayo infrarrojo que, interrumpido por cualquier avispa, activaría el sistema de obturador ultrarrápido que había construido con un disco duro viejo y colocado frente a la lente (el obturador de la propia cámara habría sido demasiado lento). A pesar de la profundidad de campo extremadamente estrecha y los sujetos diminutos, capturó no solo la avispa cuco, sino también a la avispa de arena en una misma instantánea. Aunque estas dos especies no interactúan regularmente, Frank consiguió una composición perfectamente equilibrada de las rutas de vuelo fortuitas de los insectos hacia sus nidos.

Canon EOS 5D Mark II + 100mm f2.8 lens + close-up 250D lens + reverse-mounted lens; 5 sec at f13; ISO 160; customized high-speed shutter system; six wireless flashes + Fresnel lenses; Yongnuo wireless flash trigger; Keyence infrared sensor + Meder Reed relay + amplifier; Novoflex MagicBalance + home-made tripod

Foto: Frank Deschandol / Wildlife Photographer of the Year 2020 / Natural History Museum, London

Ariadme merione

21 / 322

Ariadne merione

Foto: Cordon Press

The spider's supper

22 / 322

The spider's supper

Fotografía galardonada con una mención de honor en la categoría: Behaviour: Invertebrates

Una gran araña errante brasileña perfora el huevo de una rana de cristal gigante con sus colmillos negros en forma de gancho para inyectar los jugos digestivos que luego succionará una vez su presa quede completamente licuada. Jaime había caminado durante horas, en la oscuridad y la lluvia intensa para llegar al arroyo en la Reserva Manduriacu, al noroeste de Ecuador, donde esperaba encontrar ranas de cristal apareándose. Pero su recompensa resultó ser la oportunidad para fotografiar un comportamiento que rara vez había visto: una araña errante con unas patas de 8 centímetros devorando los huevos de las ranas. Se cree que las 11 especies conocidas de arañas errantes son depredadores clave de estos pequeños anfibios, a menudo translúcidos. Se refugian en las plantas de la selva durante el día y cazan de noche, por lo general emboscando a las presas que se acercan lo suficiente. Estas arañas pueden detectar las vibraciones transmitidas a través de las hojas y también captar sonidos como las llamadas de apareamiento de los anfibios. Su batería de ocho ojos, incluidos dos grandes en el costado de la cabeza, tienen diferentes funciones y son muy sensibles en condiciones de poca luz, aunque son más pequeños que los de las arañas que persiguen activamente a sus presas. Jaime preparó su cámara para capturar el momento preciso en que la araña hembra agarró la fina capa de gelatina entre sus colmillos, estabilizando el huevo con sus largos y peludos palpos. Uno por uno, durante más de una hora, se comió todos los huevos.

Sony ILCE-7M3 + Canon 65mm f2.8 lens; 1/100 sec at f16; ISO 640; Yongnuo flash + trigger; Manfrotto tripod

Foto: Jaime Culebras / Wildlife Photographer of the Year 2020 / Natural History Museum, London

El cazador nocturno

23 / 322

El cazador nocturno

Foto: Javier Aznar González de Rueda / BigPicture Competition 2019 / Academia de las Ciencias de California

La Muerte se Viste de Rosa

24 / 322

La Muerte se Viste de Rosa

Fotografía finalista en la categoría: Macro

Sierra Blanca, Marbella, Málaga, España

Foto: Juan Jesús González Ahumada / MontPhoto 2020

Wildwonders75

25 / 322

República de Macedonia, lago Macro Vespa, Parque Nacional Galicica

Foto: WildWonders

Araña pescadora / Dolomedes spp

26 / 322

Araña pescadora / Dolomedes spp

Foto: Kathryn Whitney / California Academy of Sciences

Araña plana de la sal / Saltonia incerta

27 / 322

Araña plana de la sal / Saltonia incerta

Foto: Sarah Crews / California Academy of Sciences

Tarántula buceadora de Maningrida/ Selenotholus spp

28 / 322

Tarántula buceadora de Maningrida/ Selenotholus spp

Foto: Departamento de Educación del Territorio de Norte, Australia

Chinese painting

29 / 322

Chinese painting

Fotografía ganadora en la categoría: Macro

Llevaba un mono impermeable y me encontraba a merced de las corrientes de aire húmedo de la montaña Dabie, esperando observar ejemplares de Matrona basilaris, más conocidos como caballitos del diablo. Matrona basilaris es el rey aquí. Hay un Matrona basilaris macho cada 3 metros. Esperaban que una hembra volara sobre sus territorios. Este macho ahuyentó a un oponente  y luego se detuvo en el filo de la hierba. Contra el fondo del cielo descubrí la conexión entre las líneas de la hierba y el sujeto. La naturaleza misma es una pintura simple.

Foto: Minghui Yuan / Nature TTLPOY 2020

Mating red-eyed damselflies

30 / 322

Mating red-eyed damselflies

Fotografía galardonada con el segundo premio en la categoría: Macro

 

He observado y fotografiado caballitos del diablo en los estanques de mi parque en Londres durante años. El verano pasado, durante la ola de calor de julio en un día especialmente caluroso y húmedo pero nublado, fui con la intención de tomar algunas fotos. Los caballitos del diablo estaban en gran cantidad por toda la superficie del agua y, debido a la falta de luz solar directa, pude dejar el agua blanca o casi blanca. Luego se convirtió en una cuestión de buscar el emparejamiento más fotogénico y este grupo destacó debido a la simetría.

Foto: Robert Page/ Nature TTLPOY 2020

Nothing here but this tree

31 / 322

Nothing here but this tree

Fotografía galardonada con una mención de honor en la categoría: Macro

El cazador de los líquenes -Pandercetes gracilis- es una increíble especie de araña que habita en los árboles del norte tropical de Australia. Su asombroso camuflaje le permite combinar perfectamente con la corteza de los árboles y los líquenes, y es casi imposible de detectar durante el día.

Por la noche, fui a buscar estas arañas linterna, usando el brillo brillo reflectante de sus ojos para descubrir sus escondites.

Foto: Caitlin Henderson / Nature TTLPOY 2020

 Jumping spider nest

32 / 322

Jumping spider nest

Fotografía galardonada con una mención de honor en la categoría: Macro

Mientras estaba de vacaciones en la casa de mi familia en Malasia, me propuse documentar tantos tipos diferentes de arañas saltarinas como fuera posible en quince días. Combatiendo la lluvia, el calor y la humedad de los trópicos, el mejor momento para cazar estas arañas fue temprano en la mañana y al final de la tarde. Fue en una de estas excursiones al final de la tarde cuando vi esta colorida araña saltarina y descubrí un nido cerca. Con la esperanza de que el nido perteneciera a esta araña en particular, regresé temprano a la mañana siguiente para fotografiarlo en su nido. Para mi deleite, vi que el nido pertenecía a esta araña. Sin embargo, me tomó otros dos días fotografiar con éxito la araña en su nido.

Foto: Jesslyn Saw/ Nature TTLPOY 2020

Bombus Impatiens

33 / 322

Bombus Impatiens

Foto: Antoine Morin

Un ácaro Varroa sobre una abeja

34 / 322

Un ácaro Varroa sobre una abeja

Foto: Alex Wild/University of Texas at Austin

‘Candy’

35 / 322

‘Candy’

Fotografía premiada en la categoría: Micro

Lejos de un conjunto de deliciosos caramelos, esta foto muestra un grupo de unidades fotorreceptoras -omatidios- de las miles que forman los grandes ojos compuestos de los mosquitos. Aunque la visión de estos insectos aún no se comprende del todo, es evidente que no ven como los humanos. Se cree que su sentido de la vista no tiene mucha definición y que pueden ver entre los 5 y 15 metros de distancia. Parece ser que a menos de un metro se guían por el calor, ya que pueden percibir el espectro infrarrojo.

Foto: Lola Molina Fernández / Isabel Sánchez Almazo / Concepción Hernández Castillo

Antenas y feromonas

36 / 322

Antenas y feromonas

Fotografía premiada en la categoría: General

La selección natural ha dotado a las luciérnagas macho del género Ethra, como este ejemplar fotografiado en el bosque atlántico de Brasil, con una vistosa herramienta para maximizar sus posibilidades de encontrar pareja. La forma en abanico de sus antenas les ayuda a detectar a grandes distancias las feromonas sexuales de las hembras que se encuentran en el territorio. En su fase adulta el objetivo primordial de los insectos es dejar descendencia, y las moléculas que señalan la disponibilidad para aparearse pueden desplazarse por el aire muy fácilmente.

Foto: Javier A. Canteros

Gorgojo de la bellota. Curculio sp

37 / 322

Gorgojo de la bellota. Curculio sp

La diversificación de la mayoría de las especies de escarabajos, se produjo después de que los escarabajos adquirieron los genes que les permitieron desarrollar las enzimas necesarias para la digestión de la pared celular de las plantas.

Foto: Duane D. McKenna.

Lixus apterus

38 / 322

Lixus apterus

Los escarabajos deben su asombrosa diversidad a una variedad de factores, que incluyen bajas tasas de extinción, la codiversificación junto a plantas con flores y transferencia horizontal de genes desde microbios.

Foto: Duane D. McKenna.

39 / 322

Larva de mosquito

Imagen obtenida mediante apilamiento de imágenes y luz polarizada (4X)

Foto: Anne Algar / Nikon Small World 2019

40 / 322

Oxyopes dumonti

Imagen obtenida mediante enfoque de apilamiento (1X)

Foto: Antoine Franck / Nikon Small World 2019

41 / 322

Mosquito macho

Imagen obtenida mediante enfoque de apilamiento (6.3X)

Foto: Jan Rosenboom / Nikon Small World 2019

42 / 322

Aragomantispa lacerata

Reconstrucción artística de Aragomantispa lacerata en posición de ataque ante una potencial presa

Foto: Scientific Report

43 / 322

Fósil de Aragomantispa lacerata hallado en el yacimiento de Sant Just

Foto: Scientific Reports

44 / 322

Detalle de la pata delantera de Aragomantispa lacerata

Foto: Scientific Reports

45 / 322

Eh! pásamela

Foto: Kevin Sawford / Comedy Wildlife Photo Awards 2019

46 / 322

The Climbing Dead

En un viaje nocturno en la selva amazónica peruana, Frank vio a este gorgojo de aspecto extraño aferrado a un tallo de helecho. Sus ojos vidriosos mostraban que estaba muerto, y las tres proyecciones similares a antenas que crecían fuera de su tórax eran los cuerpos fructíferos maduros de un "hongo zombi". Extendiéndose dentro del gorgojo mientras estaba vivo, el hongo parásito había tomado el control de sus músculos y lo había obligado a trepar. Alimentado por el interior del gorgojo, el hongo comenzó a hacer crecer cuerpos fructíferos coronados por cápsulas que liberarán una multitud de esporas diminutas para infectar nuevas presas. Se sabe que "hongos zombis" similares parasitan a otros insectos. Disparando al gorgojo de frente, para mostrar su hocico alargado característico, Frank aisló el hongo contra un fondo suave para enfatizar las cápsulas. Al día siguiente, las esporas habían sido liberadas y el hongo se había marchitado, su misión cumplida.

Canon EOS 5D Mark II + 100mm f2.8 lens; 1 sec at f5.6; ISO 100; Triopo tripod + Feisol head.

 

Canon EOS 5D Mark II + 100mm f2.8 lens; 1 sec at f5.6; ISO 100; Triopo tripod + Feisol head.

Foto: Frank Deschandol / Wildlife Photographer of the Year 2019

47 / 322

The Hair-Net Cocoon

De pie, contra la pared del baño y con su cara presionada contra la cámara, Minghui se centró en el notable capullo de una polilla Cyna. Un lugar más típico para este sería el tronco de un árbol o una roca de la selva tropical de Xishuangbanna, al suroeste de China, donde acababa de filmar. Pero esta oruga había elegido un muro. Había tejido una delicada jaula de seda alrededor del capullo. La jaula debe proporcionar protección contra algunos depredadores, pero probablemente no contra las avispas que la parasitan. Una vez en su jaula, la oruga teje unos hilos casi invisibles de seda para suspenderse mientras se convierte en una pupa. La jaula tiene una abertura en cada extremo, a través de la cual la oruga expulsa su capa externa después de su muda final y luego, una vez que ha reorganizado su cuerpo, emerge de la parte superior como una hermosa polilla blanca salpicada de detalles rojos y negros.

Nikon D500 + 85mm f3.5 lens; 1/50 sec at f29 (+2 e/v); ISO 640.

Foto: Minghui Yuan / Wildlife Photographer of the Year 2019

48 / 322

Losing Wings

Fotografía ganadora en la categoría: Winged Life Winner

Parque Nacional Gorongosa, Mozambique

La mayoría de las termitas que construyen montículos en el África subsahariana son criaturas subterráneas sin ojos y sin alas. Pero una vez al año, las reinas producen crías aladas destinadas a una existencia diferente. Cuando las primeras lluvias fuertes marcan el final de la estación seca, millones de estos ingenieros de ecosistemas hacen una aparición dramática, emergiendo en masa en un vuelo nupcial sincronizado, aunque de corta duración. "Pocos minutos después de aterrizar en el suelo, la mayoría de ellas se deshacen de sus alas y comienzan a buscar socios", explica el científico y fotógrafo Piotr Naskrecki. Dentro de un día, el suelo puede estar literalmente alfombrado con alas desechadas, proporcionando pasillos acolchados para una variedad de otras criaturas, incluidas las pequeñas hormigas carpinteras aladas (en la imagen), que acababan de completar su vuelo de apareamiento propio.

Foto: Piotr Naskrecki / BigPicture Competition / Academia de las Ciencias de California

49 / 322

Heliconius charithonia; Gloriosa sp.

Foto: AP

50 / 322

Pantanal, Brasil

Foto: Cordon Press