Guepardos

1 / 12
Speed and Strategy

1 / 12

Speed and Strategy

Fotografía ganadora en la categoría: Terrstrial Wildlife

Aunque son los animales terrestres más rápidos del mundo, la captura de presas no es tarea fácil para un guepardo, Acinonyx jubatus. El terreno en su mayoría sin árboles de la sabana africana les da a los antílopes, impalas y otros ungulados tiempo suficiente para detectar a los depredadores que se acercan, donde incluso una ligera ventaja puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Para evitar alertar a sus presas, los guepardos comienzan a moverse cerca del suelo, donde su pelaje manchado les ayuda a confundirse con el terreno. Cuando se acercan a unos 60 metros de su objetivo, los guepardos aceleran a un ritmo vertiginoso, alcanzando 95 kilómetros por hora en cuestión de segundos. Pero los depredadores felinos aún deben tener en cuenta la velocidad de su presa, en este caso un impala -Aepyceros melampus-, que puede zigzaguear a más de 80 kilómetros por hora.

 

Estas imágenes fueron originalmente publicadas en en bioGraphic, una revista en línea sobre ciencia y sostenibilidad y el patrocinador oficial de los medios para el concurso BigPicture: Natural World Photography Competition de la Academia de Ciencias de California.

Foto: Yi Liu / The Big Picture 2020

Serengeti, Tanzania

2 / 12

Serengeti, Tanzania

Mención de honor en la categoría: Travel Art

Al amanecer de nuestro segundo día de safari, este guepardo se subió a esta gran roca masiva para tratar de otear a su próxima víctima.

Nikon D800, 150-500mm lens, f5, 1/1000s, ISO 8000

Foto: Ted Lau / www.tpoty.com

3 / 12

Big Cat and Dog Spat By

En un raro encuentro, un grupo de perros salvajes africanos ataca a un guepardo macho solitario. Ambas especies han desaparecido de gran parte de sus rangos habituales de distribución, y en la actualidad quedan menos de 7.000 ejemplares de cada una de las especies, principalmente debido a la pérdida y fragmentación de sus hábitats. Peter había estado siguiendo a los perros en coche mientras cazaban en la Reserva Privada de Zimanga, cerca de KwaZulu-Natal, Sudáfrica. Un jabalí acababa de escapar de la manada cuando los perros se encontraron con el gran felino. Al principio, estos se mostraban cautelosos, pero a medida que el resto de la manada –unos 12 cánidos- llegó, su confianza creció y comenzaron a rodear al guepardo, rugiendo de emoción. El anciano guepardo siseó y se lanzó hacia la manada, mientras el polvo se alzaba en el aire a la luz de la mañana. Peter mantuvo su atención en la cara del felino. En unos minutos la disputa terminó cuando el guepardo huyó.

Nikon D4S + 400mm f2.8 lens; 1/640 sec at f5; ISO 800.

Foto: Peter Haygarth / Wildlife Photographer of the Year 2019

4 / 12

Acinonyx jubatus

Foto: National Geographic

5 / 12

GUEPARDO

AGE Fotostock

6 / 12

“Changing Shifts”, de Mohammed Yousef

Mención honorífica.

Estos cachorros de guepardo parecen cambiar de turno en lo alto de la colina explorando posibles objetivos para cazar en un futuro no muy lejano.

Lugar: Masai Mara, Kenya.

Autor: Mohammed Yousef.

Foto: Mohammed Yousef / National Geographic 2015 Photo Contest

7 / 12

Parque Nacional del Serengeti

Los leones y los guepardos son los reyes indiscutibles de la reserva más famosa de Tanzania. Sus extensas llanuras continúan en el parque Masai Mara, en Kenia.

MARCO GAIOTTI / ACI

8 / 12

Acinonyx jubatus venaticus

Una cámara oculta capta una imagen fugaz de un guepardo asiático, Acinonyx jubatus venaticus. Solo quedan unas pocas decenas de estos animales en un rincón apartado de Irán. La población mundial de guepardos ha retrocedido bruscamente de unos 100.000 ejemplares en 1900 a menos de 10.000 en la actualidad. 

www.lanting.com

Foto: Frans Lanting

9 / 12

Obstáculos y más obstáculos

Una cría casi adulta de guepardo se abre paso entre un laberinto de furgonetas de safari en la reserva Nacional masai mara de Kenya. el turismo, los leones y la ganadería en expansión son otros tantos obstáculos para que estos felinos crezcan en la sabana africana. La tasa de mortalidad entre las crías puede llegar al 95 %.

www.lanting.com 

Foto: Frans Lanting

10 / 12

Koshki

Rescatado de manos de un furtivo cuando era un cachorro, Koshki, de cinco años, creció en una reserva del nordeste de Irán. Es uno de los dos únicos guepardos asiáticos que viven en cautividad. La gruesa cresta de pelo del lomo, necesaria para soportar el crudo invierno de las estepas del centro de Irán, distingue a esta subespecie del guepardo africano.

www.lanting.com

Foto: Frans Lanting

11 / 12

"Supermadres"

Una joven madre a la que los investigadores llaman Etta recorre con la vista el Serengeti, atenta a cualquier posible señal de peligro, mientras sus cuatro cachorros de 12 semanas juegan a luchar. Un estudio de larga duración ha descubierto que la mayoría de los cachorros de este lugar son criados por un reducido número de guepardos «supermadres». 

www.lanting.com

Foto: Frans Lanting

12 / 12

Malas perspectivas

Un guepardo macho adopta una postura vigilante en lo alto de una higuera de la Reserva Nacional Masai Mara, en Kenya. Sus perspectivas son poco alentadoras. tímido y huidizo por naturaleza, y necesitado de vastos espacios para vivir y cazar, el corredor más veloz del planeta ve amenazada su supervivencia.

www.lanting.com

Foto: Frans Lanting