Fotos de animales

1 / 1999
Aragomantispa lacerata

1 / 1999

Aragomantispa lacerata

Reconstrucción artística de Aragomantispa lacerata en posición de ataque ante una potencial presa

Foto: Scientific Report

Reunión en la charca

2 / 1999

Reunión en la charca

Foto: iStock

Elefantes

3 / 1999

Elefantes

Foto: iStock

The Climbing Dead

4 / 1999

The Climbing Dead

En un viaje nocturno en la selva amazónica peruana, Frank vio a este gorgojo de aspecto extraño aferrado a un tallo de helecho. Sus ojos vidriosos mostraban que estaba muerto, y las tres proyecciones similares a antenas que crecían fuera de su tórax eran los cuerpos fructíferos maduros de un "hongo zombi". Extendiéndose dentro del gorgojo mientras estaba vivo, el hongo parásito había tomado el control de sus músculos y lo había obligado a trepar. Alimentado por el interior del gorgojo, el hongo comenzó a hacer crecer cuerpos fructíferos coronados por cápsulas que liberarán una multitud de esporas diminutas para infectar nuevas presas. Se sabe que "hongos zombis" similares parasitan a otros insectos. Disparando al gorgojo de frente, para mostrar su hocico alargado característico, Frank aisló el hongo contra un fondo suave para enfatizar las cápsulas. Al día siguiente, las esporas habían sido liberadas y el hongo se había marchitado, su misión cumplida.

Canon EOS 5D Mark II + 100mm f2.8 lens; 1 sec at f5.6; ISO 100; Triopo tripod + Feisol head.

 

Canon EOS 5D Mark II + 100mm f2.8 lens; 1 sec at f5.6; ISO 100; Triopo tripod + Feisol head.

Foto: Frank Deschandol / Wildlife Photographer of the Year 2019

Jelly Baby

5 / 1999

Jelly Baby

Un jurel juvenil se asoma desde el interior de una pequeña medusa frente a Tahití, en la Polinesia Francesa. Sin ningún lugar para esconderse en el océano abierto, e inmune a los tentáculos punzantes, que disuaden a los posibles depredadores, ha adoptado a la medusa como refugio en su viaje nocturno, resbalando bajo su umbrela. En cientos de inmersiones nocturnas, dice Fabien, "nunca he visto una sin la otra", aunque no está claro si la medusa obtiene algún beneficio o por qué la relación se rompe cuando el agua se acidifica. Bucear en aguas profundas y abiertas en la oscuridad es la especialidad de Fabien. El zooplancton migra desde las profundidades al amparo de la oscuridad para alimentarse del fitoplancton que habita en la superficie y otros depredadores fluyen tras ellos. A la deriva con la medusa y su jinete, Fabien combinó todos los elementos de su composición exactamente en el momento correcto.

Nikon D810 + 60mm f2.8 lens; 1/320 sec at f22; ISO 64; Nauticam housing; Inon Z-240 strobes.

 

Nikon D810 + 60mm f2.8 lens; 1/320 sec at f22; ISO 64; Nauticam housing; Inon Z-240 strobes.

Foto: Fabien Michenet - Wildlife Photographer of the Year 2019

Lucky Break

6 / 1999

Lucky Break

Un mapache asoma su rostro enmascarado de bandido sobre un Ford de la década de 1970 en una granja desierta en Saskatchewan, Canadá. Sus cinco juguetones retoños se entretenían excitados en el asiento trasero. Era un sentimiento compartido por Jason, que se mantenía a la espera y en silencio en un escondite cercano, ya que había estado aguardando esta oportunidad cada verano durante varios años. El único acceso al automóvil era a través del pequeño orificio en el vidrio de seguridad agrietado del parabrisas. La brecha era de bordes romos pero demasiado estrecha para un coyote -el principal depredador de mapaches en el área- lo que lo convertía en un lugar ideal para que una madre mapache criara a su familia. Esa noche la madre mapache se detuvo a la salida de su improvisada guarida para revisar los alrededores el tiempo suficiente para que Jason hiciera su fotografía de larga exposición durante el crepúsculo. Luego se escabulló para pasar la noche buscando comida para sus retoños, desde frutas y frutos secos, hasta huevos de invertebrados e incluso algunos pequeños vertebrados.

 

Nikon D810 + 70–200mm f2.8 lens at 145mm + polarizing filter; 0.4 sec at f2.8 (-0.7 e/v); ISO 800; cable release; Gitzo tripod + Wimberley head; hide.

Foto: Jason Bantle / Wildlife Photographer of the Year 2019

Sleeping Like a Weddell

7 / 1999

Sleeping Like a Weddell

Abrazando sus aletas contra su cuerpo, esta foca de Weddell cerró los ojos y pareció caer en un sueño profundo. Acostada en el hielo del puerto Larsen, Georgia del Sur, estaba relativamente a salvo de sus depredadores -orcas y focas leopardo- y por lo tanto podía relajarse y hacer la digestión. Las focas de Weddell son los mamíferos reproductores más australes del mundo y pueblan hábitats costeros en todo el continente antártico. Alcanzando longitudes de hasta 3.5 metros, siendo las hembras algo más grandes que los machos, sus grandes cuerpos están cubiertos de una gruesa capa de grasa para mantenerlos calientes tanto por encima como por debajo de las aguas heladas del Océano Austral. Al alimentarse principalmente de peces grandes, las focas de Weddell son impresionantes buceadores capaces de descender a más de 500 metros y poseen altas reservas de la proteína mioglobina que se une al oxígeno en sus músculos. Esto les ayuda a cazar bajo el agua durante largos períodos, a veces de más de una hora.

Canon EOS 7D Mark II + 100–400mm f4.5–5.6 lens at 400mm; 1/500 sec at f8; ISO 400. 

Canon EOS 7D Mark II + 100–400mm f4.5–5.6 lens at 400mm; 1/500 sec at f8; ISO 400.

Foto: Ralf Schneider / Wildlife Photographer of the Year 2019

Beach Waste

8 / 1999

Beach Waste

Desde la distancia, esta escena en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Bon Secour de Alabama parecía atractiva: el cielo azul, la arena suave y una tortuga bastarda (Lepidochelys kempii). Pero cuando Matthew y la Patrulla de Varamientos de Tortuga se acercaron, pudieron observar un nudo mortal alrededor del cuello del animal. La también conocida como tortuga golfina de Kemp, con tan solo 65 centímetros de largo, no es solo una de las tortugas marinas más pequeñas, sino también una de las más amenazadas. En los últimos 50 años, las actividades humanas como el consumo de sus huevos y carne, hasta la captura accidental en redes de pesca, han reducido enormemente su número a pesar de la protección de sus lugares de anidamiento. Pero como Matthew puede observar en su ruta de reconocimiento diario, otro peligro que les acecha es la lesión o el ahogamiento debido a las artes de pesca no selectiva y la acumulación de basura en el océano.

Canon EOS 700D + 18–55mm f3.5–5.6 lens at 18mm; 1/1250 sec at f4.5; ISO 100.

Foto: Matthew Ware / Wildlife Photographer of the Year 2019

© . Touching Trust

9 / 1999

Touching Trust

Una curiosa joven ballena gris se acerca a un par de manos que se sumergen desde un barco turístico. En la laguna de San Ignacio, en la costa de Baja California, México, las ballenas grises y sus madres buscan activamente el contacto con la gente para rascarse la cabeza o frotarse la espalda. La laguna es una de las tres que comprenden un santuario de ballenas grises clave para esta población reproductora del Pacífico Norte. La caza de ballenas dejó a la población occidental cerca de la extinción y aniquiló a la del Atlántico Norte. Pero en la década de 1970, una joven ballena se acercó a un pescador que se atrevió a tocarla. La confianza entre las ballenas y los humanos aumentó, y hoy en día muchas hembras alientan activamente a sus crías a interactuar con las personas. Los pescadores también obtuvieron un ingreso extra por la observación de ballenas en invierno, ahora vital a medida que disminuyen las poblaciones de peces y por lo tanto las capturas. Ahora en la laguna de San Ignacio, Patrimonio de la Humanidad, el avistamiento de ballenas es gestionado muy cuidadosamente por la comunidad: botes limitados, sin pesca de invierno e interacción solo si las ballenas lo eligen. Hace solo unos años la comunidad también ganó una larga batalla por evitar que una corporación global construyera una planta de sal en la laguna.

Nikon D3S + 16mm f2.8 lens; 1/400 sec at f9; ISO 1250; Subal housing.

Foto: Thomas P. Peschak / Wildlife Photographer of the Year 2019

Canopy Hangout

10 / 1999

Canopy Hangout

Cuando la familia de Carlos planeó un viaje al Parque Nacional Soberanía de Panamá, los perezosos ocupaban un lugar destacado en su agenda. No quedaron decepcionados. Durante varios días, desde la plataforma de observación de la torre del dosel del parque, Carlos pudo fotografiar no solo pájaros sino también a este perezoso bayo, Bradypus variegatus, cuyo pelaje anaranjado y la franja oscura de su espalda que lo identifican como un macho adulto. Colgaba en un árbol de cecropia, descansando pero ocasionalmente moviéndose lentamente a lo largo de una rama para alcanzar nuevas hojas. Aquella mañana, con el bosque cubierto de niebla y el perezoso en movimiento, Carlos disparó desde un nivel más bajo pero en un ángulo que aún mostraría las características clave del perezoso: sus tres garras enganchadas a la rama, su característica raya en forma de máscara y su pelaje largo y áspero. Pero al colocarlo deliberadamente en una parte del marco, también capturó la atmósfera del bosque, "el perezoso en su entorno".

Nikon D700 + 28–300mm f3.5–5.6 lens at 45mm; 1/125 sec at f10; ISO 1600.

Carlos Perez Naval / Wildlife Photographer of the Year 2019

The Hair-Net Cocoon

11 / 1999

The Hair-Net Cocoon

De pie, contra la pared del baño y con su cara presionada contra la cámara, Minghui se centró en el notable capullo de una polilla Cyna. Un lugar más típico para este sería el tronco de un árbol o una roca de la selva tropical de Xishuangbanna, al suroeste de China, donde acababa de filmar. Pero esta oruga había elegido un muro. Había tejido una delicada jaula de seda alrededor del capullo. La jaula debe proporcionar protección contra algunos depredadores, pero probablemente no contra las avispas que la parasitan. Una vez en su jaula, la oruga teje unos hilos casi invisibles de seda para suspenderse mientras se convierte en una pupa. La jaula tiene una abertura en cada extremo, a través de la cual la oruga expulsa su capa externa después de su muda final y luego, una vez que ha reorganizado su cuerpo, emerge de la parte superior como una hermosa polilla blanca salpicada de detalles rojos y negros.

Nikon D500 + 85mm f3.5 lens; 1/50 sec at f29 (+2 e/v); ISO 640.

Foto: Minghui Yuan / Wildlife Photographer of the Year 2019

Big Cat and Dog Spat By

12 / 1999

Big Cat and Dog Spat By

En un raro encuentro, un grupo de perros salvajes africanos ataca a un guepardo macho solitario. Ambas especies han desaparecido de gran parte de sus rangos habituales de distribución, y en la actualidad quedan menos de 7.000 ejemplares de cada una de las especies, principalmente debido a la pérdida y fragmentación de sus hábitats. Peter había estado siguiendo a los perros en coche mientras cazaban en la Reserva Privada de Zimanga, cerca de KwaZulu-Natal, Sudáfrica. Un jabalí acababa de escapar de la manada cuando los perros se encontraron con el gran felino. Al principio, estos se mostraban cautelosos, pero a medida que el resto de la manada –unos 12 cánidos- llegó, su confianza creció y comenzaron a rodear al guepardo, rugiendo de emoción. El anciano guepardo siseó y se lanzó hacia la manada, mientras el polvo se alzaba en el aire a la luz de la mañana. Peter mantuvo su atención en la cara del felino. En unos minutos la disputa terminó cuando el guepardo huyó.

Nikon D4S + 400mm f2.8 lens; 1/640 sec at f5; ISO 800.

Foto: Peter Haygarth / Wildlife Photographer of the Year 2019

© Eduardo Del Álamo - Wildlife Photographer of the Year. If Penguins Could Fly

13 / 1999

If Penguins Could Fly

Un pingüino juanito, el nadador más rápido de todos los pingüinos, “corre” por su vida cuando una foca leopardo emerge del agua. Eduardo lo estaba esperando: había visto al pingüino, descansando sobre un fragmento de hielo. Pero también había a visto la foca leopardo patrullando en la costa de la Península Antártica, cerca de la colonia pingüinos en la isla Cuverville. Cuando la barca de Eduardo se dirigió hacia el pingüino, la foca pasó directamente debajo del bote. Momentos después, surgió del agua, con la boca abierta. El pingüino logró escapar del hielo, pero la foca parecía haber convertido la caza en un juego. Las focas leopardo son depredadores formidables. Las hembras pueden medir 3.5 metros de largo y pesar más de 500 kilogramos; los machos son un poco más pequeños. Sus cuerpos delgados están diseñados para la velocidad, y poseen unas mandíbulas anchas con largos caninos y molares puntiagudos. Cazan casi cualquier cosa, desde peces hasta crías de otras especies de focas. Y también juegan con su presa. En este caso la foca leopardo anduvo persiguiendo al pingüino durante más de 15 minutos antes de atraparlo y comérselo.

Canon EOS 7D Mark II + 100–400mm f4.5–5.6 lens at 110mm; 1/2500 sec at f10; ISO 1000.

Foto: Eduardo Del Álamo / Wildlife Photographer of the Year 2019

Last Gasp

14 / 1999

Last Gasp

Un hipopótamo recién nacido, de solo unos días de edad, se mantenía cerca de su madre en las aguas poco profundas del lago Kariba, Zimbabwe, cuando gran macho se cruzó con ellos de repente; persiguió a la madre y luego agarró al ternero con su enorme boca abierta con la clara intención de matarlo. Tras tratar de ahogarlo, trató de aplastarlo hasta la muerte. Durante todo ese tiempo, la madre angustiada no pudo hacer más que mirar. La rápida reacción de Adrian pudo inmortaliza el impactante drama.

El infanticidio entre los hipopótamos es raro, pero puede ser el resultado del estrés causado por el hacinamiento cuando se secan los humedales en los que descansan durante el día. Un macho también puede aumentar sus posibilidades de reproducción al matar a crías que no son suyas, lo que provoca que las hembras entren en celo, listas para aparearse con él. Los hipopótamos machos también son agresivamente territoriales, y las brutales peleas entre ellos no son infrecuentes. De hecho, si se sienten amenazados por un encuentro accidental, los hipopótamos también atacarán y matarán humanos.

Objetivo Nikon D750 + 400 mm f2.8; 1/2000 seg a f6.3 (-0.7 e / v); ISO 640; Monopod Gitzo.

Foto: Adrian Hirschi / Wildlife Photographer of the Year 2019

Wildwonders86. Saiga tatarica

15 / 1999

Saiga tatarica

Foto: WildWonders

Nyctibatrachus humayuni-. Nyctibatrachus humayuni

16 / 1999

Nyctibatrachus humayuni

Foto: Cordon Press

Océano Ártico

17 / 1999

Océano Ártico

Foto: iStock

El primer reptil del mundo modificado genéticamente

18 / 1999

El primer reptil del mundo modificado genéticamente

Foto: Doug Menke

Sea Dragon

19 / 1999

Sea Dragon

Fotografía ganadora en la categoría: Acuatic Life

Islas Galápagos, Ecuador

El fondo del océano parece un lugar poco probable para encontrar un lagarto. De hecho, las iguanas marinas -Amblyrhynchus cristatus- de las Islas Galápagos son los únicos lagartos que se aventuran bajo las olas. Con una oferta de alimentos escasa a lo largo de las costas volcánicas de las islas, las iguanas marinas han evolucionado para alimentarse en el mar. Buceando a profundidades de hasta 25 metros con una sola respiración, pastan en los bancos de algas que crecen en las aguas frías y ricas en nutrientes; una alfombra de algas verdes y rojas saludables como la que se ve en esta imagen de Pier Mané.

Desafortunadamente, como bioGraphic informó con anterioridad, las comidas nutritivas no siempre son tan abundantes aquí. Las aguas más cálidas traídas por las corrientes de El Niño pueden matar las algas verdes y rojas y reemplazarlas con algas que son más difíciles de digerir. Si bien estos eventos ambientales pueden diezmar las poblaciones de iguanas, los reptiles han desarrollado un truco ingenioso que permite a muchas sobrevivir a tales condiciones, siempre que no ocurran con demasiada frecuencia.

Foto: Pier Mané/ BigPicture Competition / Academia de las Ciencias de California

Traveling to the Edge

20 / 1999

Traveling to the Edge

Fotografía Finalista en la categoría Terrestrial WildLife

Desierto de Namib-Naukluft, Namibia

En el desierto de Namib-Naukluft de Namibia, un Órice del Cabo -Oryx gazella- envía una ráfaga de arena fina que cae en cascada por el escarpado flanco de una duna de color rojo óxido. Aunque el ascenso es extenuante y el sol ardiente, el alivio espera en la cima. A lo largo de la cresta, el antílope encontrará una brisa fresca y húmeda que sopla desde el cercano Océano Atlántico. Simplemente inhalando este aire más frío a través de sus enrevesadas fosas nasales, el animal puede reducir la temperatura de la sangre destinada a su cerebro, ayudando a este habitante del desierto a evitar el sobrecalentamiento en este ambiente implacable.

Foto: Buddy Eleazer/ BigPicture Competition / Academia de las Ciencias de California

Curiosity

21 / 1999

Curiosity

Fotografía ganadora en la categoría: Terrestrial Wildlife

Santuario de Kamchatka del Sur, Rusia

Capturar una fotografía submarina de un enorme oso pardo -Ursus arctos- mientras pesca salmón puede parecer una hazaña imposible e imposiblemente peligrosa. Pero con ingenio, paciencia y abundancia de osos, el fotógrafo de vida silvestre Mikhail Korostelev logró tomarla. Para mejorar sus posibilidades, Korostelev se aventuró en el Santuario de Kamchatka del Sur, una reserva aislada de 322.000 hectáreas protegida por el gobierno federal en la punta de la península más oriental de Rusia. No solo es el hogar de la mayor de todas las poblaciones protegidas de oso pardo en Rusia, sino que los ríos del santuario también albergan a algunos de los mayores salmones vistos a lo largo de la costa del Pacífico. A lo largo del río Ozemaya, uno de los lugares favoritos de pesca de los osos, Korostelev sumergió una cámara controlada por control remoto y esperó. En poco tiempo, un oso curioso se topó con el inusual objeto inusual apostado en el fondo del río y, cuando comenzó a investigar, Korostelev tomó esta fotografía impresionante.

Foto: Mikhail Korostelev / BigPicture Competition / Academia de las Ciencias de California

Losing Wings

22 / 1999

Losing Wings

Fotografía ganadora en la categoría: Winged Life Winner

Parque Nacional Gorongosa, Mozambique

La mayoría de las termitas que construyen montículos en el África subsahariana son criaturas subterráneas sin ojos y sin alas. Pero una vez al año, las reinas producen crías aladas destinadas a una existencia diferente. Cuando las primeras lluvias fuertes marcan el final de la estación seca, millones de estos ingenieros de ecosistemas hacen una aparición dramática, emergiendo en masa en un vuelo nupcial sincronizado, aunque de corta duración. "Pocos minutos después de aterrizar en el suelo, la mayoría de ellas se deshacen de sus alas y comienzan a buscar socios", explica el científico y fotógrafo Piotr Naskrecki. Dentro de un día, el suelo puede estar literalmente alfombrado con alas desechadas, proporcionando pasillos acolchados para una variedad de otras criaturas, incluidas las pequeñas hormigas carpinteras aladas (en la imagen), que acababan de completar su vuelo de apareamiento propio.

Foto: Piotr Naskrecki / BigPicture Competition / Academia de las Ciencias de California

Bohemian Skirt

23 / 1999

Bohemian Skirt

Fotografía ganadora en la categoría: Aquatic Life

Anilao, Filipinas

Lucir espléndido y parecer lo más grande posible son estrategias clave en la supervivencia para este pulpo palmeado hembra (Tremoctopus gracilis). Mientras que los machos de la especie son enanos, miden solo unos 15 milímetros de longitud, las hembras adultas a menudo se extienden hasta 2 metros, arrastrando estas membranas llamativas de mientras navegan por el océano abierto. Cuando se ve amenazada, una hembra extenderá su membrana en forma de falda y la agitará como una pancarta ondulante. Esta exhibición dramática aumenta el tamaño de su silueta y a menudo es suficiente para disuadir a los depredadores. Sin embargo, frente a un atacante ferozmente determinado, el pulpo puede separar rápidamente partes de su membrana a lo largo de líneas visibles de "fractura" y enviar un trozo de ella a modo de distracción en espiral a través del agua como la capa de un torero, dándole tiempo para escapar.

Foto: Jinggong Zhang / BigPicture Competition / Academia de las Ciencias de California

Resilience

24 / 1999

Resilience

Fotografía ganadora en la categoría: Terrestrial Wildlife Finalist

Isla Canguro, Australia del Sur

En 2018, Australia experimentó su tercer año más caluroso registrado, temperaturas que, junto con las sequías históricas, crearon las mejores condiciones para los incendios forestales. Para los koalas, de movimiento lento -Phascolarctos cinereus-, las probabilidades de sobrevivir a las llamas de combustión rápida como estas son escasas. El descubrimiento de la fotógrafa Julie Fletcher en este día fue sorprendente. Después de documentar los bosques desolados y devastados por el fuego en la Isla Canguro en el sur de Australia, Fletcher observó cómo el koala de la imagen, con su piel teñida de las cenizas del incendio, trepaba a un árbol y comenzaba a masticar las hojas carbonizadas y crujientes que quedaban en él. "Me estuvo mirando todo el tiempo", explica la fotógrafa, "con una intensidad que contó la historia por sí misma".

Foto: Julie Fletcher/ BigPicture Competition / Academia de las Ciencias de California

Taking Center Stage

25 / 1999

Taking Center Stage

Fotografía ganadora del Gran Premio de la Competición

Tromsø, Noruega

La belleza de la espectacular costa norte de Noruega podría perderse en este urogallo macho negro (Tetrao tetrix). Para un ave que habita en el suelo, conocida por sus exuberantes exhibiciones territoriales durante la temporada de reproducción, qué mejor lugar para ver y ser visto que la rama de este árbol, la cual le proporciona una perspectiva de ojo de águila del paisaje. Lo que inicialmente atrajo al fotógrafo Audun Rikardsen a este lugar justo al mar fue, de hecho, un águila real -Aquila chrysaetos- que lo frecuentaba. Rikardsen pasó muchos días de invierno fotografiando el águila. Pero en primavera, su amigo había sido reemplazado por un nuevo visitante: un urogallo negro que se exhibía orgullosamente. No solo el urogallo se acostumbró rápidamente a Rikardsen y su flash, el fotógrafo comenta que “era casi como si el pájaro disfrutara estar en el centro de atención”.

Foto: Audun Rikardsen / BigPicture Competition/ Academia de las Ciencias de California

The Human Touch

26 / 1999

The Human Touch

Fotografía ganadora en la categoría: Human/Nature

Parque Nacional Virunga / República Democrática del Congo

No es exagerado decir que André Bauma, el cuidador principal del Centro Senkwekwe para gorilas huérfanos del Parque Nacional Virunga, arriesga su vida todos los días por los animales que están bajo su cuidado. En las últimas décadas, más de 170 guardabosques han sido asesinados en el parque, y el Centro Senkwekwe ha sido invadido por rebeldes en múltiples ocasiones. Incluso en estos momentos, Bauma nunca ha abandonado a los gorilas del Centro. “¿Cuidadores de gorilas con esos gorilas huérfanos? Somos la misma familia”, explica. "Saben que somos sus madres".

Bauma está criando a estos huérfanos con el objetivo de, algún día, poder liberar a los animales nuevamente en el parque. Mientras tanto y sin embargo, los gorilas tratan a Bauma y su equipo como su familia. "Mientras observaba desde la distancia", dice el fotógrafo James Gifford, "uno de los huérfanos de André lo envolvió en un abrazo, dándome la oportunidad de capturar su notable relación. Nunca antes había presenciado un vínculo tan cercano y natural entre ninguna especie de vida salvaje y un humano ".

Foto: James Gifford/ BigPicture Competition / Academia de las Ciencias de California

Boneyard Waltz

27 / 1999

Boneyard Waltz

Fotografía ganadora en la categoría: Terrestrial Wildlife

Kaktovic, Alaska

Un trío de osos polares -Ursus maritimus- camina junto a un montón de huesos de ballena a lo largo de la costa de la isla de Barter, en el norte de Alaska. Sus narices manchadas de sangre insinúan una comida reciente y fresca. Como los principales depredadores, los osos polares gobiernan el ecosistema ártico y suelen ser cazadores solitarios, excepto cuando aprenden de sus madres, como los dos hermanos que se muestran aquí. El algún momento de sus vidas los cachorros se aventurarán por su cuenta para patrullar el cercano Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, un área silvestre que abarca cerca de 50.000 kilómetros cuadrados. Pero estas ancestrales zonas de caza para los osos pueden no permanecer prístinas para siempre: la región alberga aproximadamente 7.700 millones de barriles de petróleo. Además, el cambio climático está obligando a los osos a viajar distancias mucho más largas en busca de alimento. Para este trío, sin embargo, hay una amenaza más inminente. El más pequeño del trío se da vuelta para echar un vistazo a un gran macho que sigue al grupo.

Foto: Daniel Dietrich/ BigPicture Competition / Academia de las Ciencias de California

Heliconius charithonia; Gloriosa sp.

28 / 1999

Heliconius charithonia; Gloriosa sp.

Foto: AP

Pantanal Brasil. Pantanal, Brasil

29 / 1999

Pantanal, Brasil

Foto: Cordon Press

Gasterosteus gymnurus

30 / 1999

Gasterosteus gymnurus

Foto: WildLight Cantabria / Rober González García

Heliconius melpomeme

31 / 1999

Heliconius melpomeme

Las mariposas Heliconius son imitadores bien conocidos y se consideran un ejemplo clásico de mimetismo mülleriano. Están muy extendidos en las zonas tropicales y subtropicales de América. Hay más de 30 tipos de patrones reconocibles diferentes dentro de las dos especies en las que se centró el estudio, y cada tipo de patrón contiene un par de subespecies que lo imitan. 

Foto: iStock

Mariposas del género Heliconius

32 / 1999

Mariposas del género Heliconius

Mariposas de la especie Heliconius erato -columnas impares- y Heliconius melpomene, columnas pares. Las mariposas ilustradas se han ordenado según su mayor similitud -a lo largo de las filas-, de izquierda a derecha, usando métodos de aprendizaje automático que permiten nuevas pruebas y descubrimientos en la teoría de la evolución.

Foto: J.Hoyal Cuthill / S. Ledger / R Crowther

Tiburones fluorescentes

33 / 1999

Tiburones fluorescentes

"La parte emocionante de este estudio es la descripción de una forma completamente nueva de biofluorescencia marina de los tiburones, una que se basa en metabolitos de moléculas pequeña de triptófano-kinurenina bromados", explica Gruber.Se sabe que estos tipos de metabolitos son fluorescentes y activan vías similares que en otros vertebrados desempeñan un papel en el sistema nervioso central y el sistema inmunitario

Foto: David Gruber / iScience

Una luz única

34 / 1999

Una luz única

Estos tiburones tienen una visión completamente diferente del mundo en el que se encuentran debido a las propiedades biofluorescentes que exhibe su piel y que solo sus ojos pueden detectar.

Foto: David Gruber / iScience

Scyliorhinus retifer

35 / 1999

Scyliorhinus retifer

Los autores se centraron en dos especies de tiburones: Scyliorhinus retifer y Cephaloscyllium ventriosum. Notaron que la piel de los tiburones tenía dos tonos, claro y oscuro, y extrajeron químicos de los dos tipos de piel. Lo que encontraron fue un tipo de molécula fluorescente que solo estaba presente en la piel clara.

Foto: iStock

Leptailurus serval

36 / 1999

Leptailurus serval

Foto: iStock

Asombrosa ingeniería bucal de una larva de mosquito

37 / 1999

Asombrosa ingeniería bucal de una larva de mosquito

Foto: Johann Swanepoel

Varanus komodoensis

38 / 1999

Varanus komodoensis

Los dragones de Komodo son seres excepcionales por muchas razones. Pudiendo llegar a pesar hasta 90 kilogramos y medir hasta 2,5 metros desde la cabeza a la cola, se trata del lagarto más grande del mundo.

Foto: iStock

Las claves de la evolución

39 / 1999

Las claves de la evolución

La secuenciación del genoma del dragón de Komodo podría revelar pistas asombrosas sobre la evolución tanto de esta como de otras especies. Sin embargo, hasta el momento los científicos apenas conocían cómo el ADN de estos lagartos codificaba tales características.

Foto: iStock

Un metabolismo diferente

40 / 1999

Un metabolismo diferente

El análisis de los científicos mostró que en los dragones de Komodo, muchos de los genes involucrados en la forma en que las células producen y usan la energía han evolucionado hacia formas que aumentan la capacidad aeróbica del lagarto.Estos cambios probablemente sean clave para lograr un metabolismo cercano a los mamíferos.

Foto: iStock

Estudiar los huesos del oído

41 / 1999

Estudiar los huesos del oído

Es realmente complicado estudiar la forma que tienen los peces león adultos de invadir nuevos hábitats, por eso han decidido estudiar sus huesos del oído para conocer mejor esta especie.

foto: iStock

Mascotas convertidas en especies invasoras

42 / 1999

Mascotas convertidas en especies invasoras

En la década de 1980, los peces león fueron introducidos en las aguas de Florida, posiblemente por gente que los compró como mascotas exóticas y luego los lanzaron al océano.

foto: iStock

Una estrategia de colonización desconocida

43 / 1999

Una estrategia de colonización desconocida

"Se ha demostrado que el pez león no tiende a desplazarse del habitat elegido durante el desarrollo de su vida, no obstante hemos podido comprobar que la composición de los otolitos de algunos individuos sugieren que se movieron una cierta distancia, al menos una vez a lo largo de su vida" explica la investigadora principal del estudio.

Foto: iStock

Flightless Cormorant Portrait

44 / 1999

Flightless Cormorant Portrait

Fotografía galardonada con una Mención de Honor

Foto: Marek Jackowski / Galapagos Conservation Trust 2019

Behind Bars

45 / 1999

Behind Bars

Fotografía galardonada con una Mención de Honor

Foto: Caroline Marmion / Galapagos Conservation Trust 2019

Between Earth and Sky

46 / 1999

Between Earth and Sky

Fotografía galardonada con una Mención de Honor

Foto: Kevin Purohit / Galapagos Conservation Trust 2019

Fire And Water

47 / 1999

Fire And Water

Fotografía galardonada con el segundo premio en la categoría: Close and Personal

Foto: Kevin Purohit / Galapagos Conservation Trust 2019

'The Iguana . The Iguana

48 / 1999

The Iguana

Fotografía galardonada con el segundo premio en la categoría: Young Photographer

Foto: Camilo Idrobo / Galapagos Conservation Trust 2019

Do Not Disturb

49 / 1999

Do Not Disturb

Fotografía galardonada con el segundo premio -compartido- en la categoría: Urban

Foto: Olivia Suzuki / Galapagos Conservation Trust 2019

Sleeping Sea Lion

50 / 1999

Sleeping Sea Lion

Fotografía galardonada con el segundo premio -compartido- en la categoría: Urban

Foto: Jake Roberts Galapagos Conservation Trust / 2019

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?