Elefantes

51 / 86

51 / 86

40.000 colmillos

Más de 20.000 elefantes africanos son sacrificados por su marfil cada año, principalmente para alimentar la demanda en Asia, particularmente en China.

Foto: Martin Harvey / WWF

52 / 86

Mandíbula de gonfoterio

Fragmento de la mandíbula de un posible gonfoterio, un antepasado de los elefantes actuales, de más de 10.000 años de antigüedad.

Foto: proyecto Gran Acuífero Maya, INAH

53 / 86

Mapa de la población de elefantes en África -2013

Foto: CIA

54 / 86

Parque Nacional de Minneriya, Sri Lanka

Foto: Gtres

55 / 86

La compañía circense

Un elefante y su compañero perruno arriban, la mañana del 1 de abril de 1963, a la estación de trenes de mercancías situada a las orillas del río Harlem, en Nueva York. Los animales estaban en el tren de la compañía circense Ringling Brothers & Barnum Bailey´s Circus, que llegaba a Nueva York para su estreno en el Madison Square Garden el 3 de abril.

Foto: AP / Goldberg

56 / 86

Parque Nacional de Lilongwe, Malawi

Foto: AP / Tsvangirayi Mukwazhi

57 / 86

"Running away with the circus"

Stephanie_Sinclair / SWPA

58 / 86

Trofeos de caza

El magnate del petróleo Kerry Krottinger y su mujer, Libby, posan con sus trofeos de caza en su casa de Dallas. Kerry defiende que su gasto en partidas de caza contribuye a que los países africanos conserven la fauna que atrae a turistas y cazadores. Las autoridades estadounidenses han prohibido los trofeos de elefantes de Zimbabwe por el fracaso de este país a la hora de hacer cumplir su legislación en materia de conservación.

Foto: Robert Clark

59 / 86

Subir en elefante

Aunque son animales muy robustos, lo cierto es que el peso que tienen que soportar los elefantes es muy superior al que les corresponde. Entre la silla, el guía y uno mismo, lo más posible es que acaben con dolores, columnas desviadas y que su esperanza de vida sea inferior a la que tendrían si estuvieran en libertad. Para poder amaestrarlos, los elefantes son separados de sus madres al nacer y se les someten a malos tratos. Muchos orfanatos, que juegan con la buena voluntad del turista, se aprovechan de ello y han convertido a estos animales en un negocio.

60 / 86

Tras el rastro del marfil

Una imagen anhelada regresa a Zakouma: elefantes recién nacidos. Gracias a una vigilancia redoblada, el parque no ha perdido un solo elefante a manos de cazadores furtivos desde el año 2012. Sin el estrés que les produce el furtivismo, estos animales empezaron a reproducirse de nuevo, y ya han nacido más de 40 crías.

Foto: Brent Stirton

61 / 86

Tras el rastro del marfil

El furtivismo se ha frenado, pero llevará años restaurar la manada del parque, reducida a 450 elefantes. Poaching has been curbed in Chad’s Zakouma National Park, but rebuilding the park’s herd, now at 450, will take years.

Foto: Brent Stirton

62 / 86

Parque Nacional Etosha (Namibia)

La llanura salada de Etosha es, vista desde el espacio, una gran mancha blanca en el norte de Namibia. Sus 4.800 km2 abarcan una de las reservas con más biodiversidad de África. Esta enorme hondonada es el hogar del escaso rinoceronte negro, elefantes, leones, jirafas y 350 especies de aves que alcanzan su mayor concentración durante la época de lluvias, de noviembre a abril. 

Foto: HOUGAARD MALAN / AGE FOTOSTOCK

63 / 86

Monte Kilimanjaro

La cumbre de nieves perpetuas del mítico volcán tanzano, el techo de África, se divisan también desde el otro lado de la frontera con Kenia.

PAUL HAMPTON / 123RF.COM

64 / 86

Ngorongoro

En este cráter de 264 kilómetros cuadrados habita la mayor densidad de depredadores de África, además de grandes manadas de elefantes y antílopes. El animal más preciado es el escaso rinoceronte negro.

NIGEL PAVITT / AWL IMAGES

65 / 86

Un símbolo cultural

Los elefantes han desempeñado un papel central en la historia y la cultura de la India. 

charlesfreger.com

Foto: Charles Fréger

66 / 86

Soldados y novios

Antaño los elefantes llevaban a los soldados a la batalla. Hoy los montan los novios en vistosas procesiones nupciales.

charlesfreger.com

Foto: Charles Fréger

67 / 86

El fin de una tradición

El oficio de mahout ha sido durante mucho tiempo una profesión que pasaba de padres a hijos, pero según un estudio de 2007, menos del 3% de los mahouts entrevistados querían que sus descendientes siguieran sus pasos.

charlesfreger.com

 

Foto: Charles Fréger

68 / 86

Caracterización animal

En el caso de las hembras, los incisivos son tan pequeños que quedan ocultos por el labio superior. Algunos mahouts forran estos dientes con aparatosos colmillos de plástico para dar a sus elefantes un aire más espectacular.

charlesfreger.com

Foto: Charles Fréger

69 / 86

Resquicios de color

Después de la celebración los mahouts frotan la piel de los elefantes para quitarles la pintura, aunque siempre queda algún resto.

charlesfreger.com

Foto: Charles Fréger

70 / 86

Cada vez son menos

«En la actualidad las comunidades tradicionales de mahouts están fragmentadas o son casi inexistentes», dice Suparna Baksi Ganguly, que colaboró con el Grupo de Trabajo sobre Elefantes del Gobierno indio.

charlesfreger.com

Foto: Charles Fréger

71 / 86

El Holi

Los elefantes se pintan con los mismos tipos de pigmentos que se utilizan en el Holi, la celebración hinduista en la que los participantes se rocían unos a otros de vivos colores.

charlesfreger.com

Foto: Charles Fréger

72 / 86

Festival del Elefante de Jaipur, Rajastán

La decoración de los elefantes para el festival de Jaipur, que tiene lugar la víspera del Holi, se encarga a artistas profesionales. 

charlesfreger.com

Foto: Charles Fréger

73 / 86

El ankus

El ankus (fusta para estimular a los elefantes) es uno de los ocho objetos auspiciosos del hinduismo.

charlesfreger.com

Foto: Charles Fréger

74 / 86

Pequeños avances

Antaño los maharajás portaban ankus decorados con joyas como símbolo de su poder. En la actualidad los mahouts utilizan palos de madera para controlar a los elefantes, puesto que se ha ilegalizado el afilado gancho del ankus.

charlesfreger.com 

Foto: Charles Fréger

75 / 86

Leyendas hindúes

Según una leyenda hindú, el elefante fue uno de los varios tesoros que emergieron del océano cuando los dioses y los demonios unieron sus fuerzas para batir las aguas. 

charlesfreger.com

Foto: Charles Fréger

76 / 86

Sin colmillos

Los elefantes asiáticos no tienen los enormes colmillos de sus primos africanos; muchos machos incluso carecen de ellos.

charlesfreger.com

Foto: Charles Fréger

77 / 86

Parque Nacional Amboseli

Es la mejor de las reservas keniatas para observar elefantes. También abundan las manadas de impalas y cebras, y algunos guepardos.

MASTERFILE

78 / 86

Una jornada de safari

Los circuitos por las reservas keniatas suelen durar entre una y dos semanas, en función del número de parques que se visiten. La jornada empieza pronto por la mañana y, hasta la puesta de sol, recorre las pistas en busca de los grandes felinos y mamíferos. Está prohibido salir del vehículo, aunque en algunos parques se realizan trekkings con guías locales. Los lodges ocupan emplazamientos privilegiados, a menudo con vistas a charcas adonde acuden a beber los animales siguiendo un orden ancestral.

AWL-IMAGES

79 / 86

Mamut lanudo - Mammuthus primigenius

Los mamuts lanudos se retiraron al este de Siberia a finales de la última glaciación, hace unos 10.000 años, y después se extinguieron. Ahora son candidatos a su «resurrección», con elefantas como madres sustitutas.

Reconstrucción, Galería de Historia Natural, Real Museo de la Columbia Británica, Victoria, Columbia Británica

 www.robbkendrick.com

Foto: Robb Kendrick

80 / 86

Cementerio de elefantes

Cementerio para elefantes domesticados en Surin, Thailandia. En este país se permite comerciar con marfil de elefantes asiáticos domesticados, pero entre la mercancía legal se cuela marfil africano de contrabando.

www.brentstirton.com

Foto: Brent Stirton, Reportage by Getty Images

81 / 86

Parque Nacional del Tsavo Este

Los «elefantes rojos» del Parque Nacional del Tsavo Este deben su color al suelo rojizo en el que se revuelcan. En toda África, la caza furtiva continuada de machos y hembras de gran tamaño deja huérfanas a las crías y altera la reserva genética en favor de unos animales más pequeños y débiles.

www.brentstirton.com

Foto: Brent Stirton, Reportage by Getty Images

82 / 86

El Monje Elefante

Kruba Dharmamuni, alias El Monje Elefante, tiene elefantes asiáticos en su templo en Thailandia. Se le ha acusado de dejar morir de hambre a uno de ellos para fabricar amuletos con su marfil, pero él lo niega.

www.brentstirton.com

Foto: Brent Stirton, Reportage by Getty Images

83 / 86

Parque Nacional Amboseli, Kenya

Para que el marfil no llegue al mercado negro, un guarda forestal corta los colmillos de un macho abatido ilegalmente en el Parque Nacional Amboseli de Kenya. Durante el primer semestre de este año, seis guardas murieron protegiendo los elefantes de Kenya. Los guardabosques, por su parte, mataron a 23 cazadores furtivos.

 www.brentstirton.com

Foto: Brent Stirton, Reportage by Getty Images

84 / 86

Tsavo, Kenya

Algunos de los últimos elefantes con grandes colmillos se concentran en Tsavo, Kenya. Por un colmillo se puede pagar en el mercado negro hasta 4.800 euros, el sueldo de diez años de un keniano no cualificado.

www.brentstirton.com

Foto: Brent Stirton, Reportage by Getty Images

85 / 86

Parque Nacional Boma

En el Parque Nacional Boma, expertos en fauna se afanan por colocar un collar con GPS a un elefante macho sedado. Uno de los proyectos de la WCS consiste en seguir las migraciones de los elefantes desde y hacia Etiopía.

George Steinmetz

86 / 86

Nubes de polvo y ceniza

Los elefantes levantan nubes de ceniza de un incendio en el humedal de Sudd. A menudo provocados por pastores, los incendios ponen de relieve otra amenaza para la fauna: la pérdida de hábitat. La caza furtiva es otro de los peligros.

George Steinmetz