Coral

51 / 70

51 / 70

Corales

Estos animales coloniales se alimentan ante todo de las algas unicelulares inmersas en sus tejidos. A lo largo de miles de años se crean grandes estructuras que es lo que llamamos arrecifes de coral.

52 / 70

Almeja gigante

Puede superar los 300 kilogramos y es el mayor molusco bivalvo de la tierra, llegando a medir más de un metro y medio y pesar casi 230 kilos.

53 / 70

Gorgonia

Las gorgonias, un tipo de octocoral, crean espectaculares ramificaciones. Algunas especies pueden llegar a alcanzar los 2 metros de altura.

54 / 70

Arrecife coralino mesofótico

Fotografía de 2009 que muestra un ecosistema coralino mesofótico a unos setenta metros de profundidad en el canal de Auau, en la isla de Maui, en Hawái. En la zona crepuscular, donde la luz entra a duras penas y se realiza la fotosíntesis, abundan especies únicas de peces. En el archipiélago hawaiano se encuentran los arrecifes coralinos mesofóticos más extensos que se han descubierto hasta ahora.

Foto: NOAA and Hawaii Undersea Research Laboratory via AP / Gtres

55 / 70

Especies únicas

Un 43% de las especies documentadas en los arrecifes coralinos mesofóticos son únicas del archipiélago de Hawái, mientras que en los arrecifes coralinos poco profundos de Hawái sólo hay un 17% de especies únicas.

Foto: NOAA and Hawaii Undersea Research Laboratory via AP / Gtres

56 / 70

Esponja marina

Fotografía de agosto de 2015 que muestra una esponja enorme, la más grande que ha sido documentada hasta la fecha. El animal se encontraba a unos 2.000 metros de profundidad, mucho más allá de la zona crepuscular, en el Monumento Nacional Marino Papahanaumokuakea, la mayor área marina protegida del mundo.

Foto: NOAA Office of Exploration and Research / Hohonu Moana 2015 via AP / Gtres

57 / 70

Esponja marina

Primer plano de la gigantesca esponja detectada en las profundidades de Hawái.

Foto: NOAA Office of Exploration and Research / Hohonu Moana 2015 via AP / Gtres

58 / 70

Isla de Tongatapu

Foto: Sentinel 2A / ESA

59 / 70

Un coral con forma de flor

Foto: James H. Nicholson, NOAA

60 / 70

Arrecifes de coral en el océano Índico

Foto: NASA

61 / 70

Vida en el arrecife

Sus 600 tipos de coral son el hábitat de 1.600 especies de peces, 30 de cetáceos y 100 de medusas.

123 RF

62 / 70

La Gran Barrera de Coral

Hasta 400 tipos de coral aportan los nutrientes necesarios para concentrar una biodiversidad asombrosa. En 1981 fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

DAVID DOUBILET / GETTY IMAGES

63 / 70

Corallium rubrum

En la reserva marina de Scandola, en el oeste de Córcega, las medidas de protección han redundado en unas abundantes y saludables colonias de coral rojo (Corallium rubrum), una especie explotada desde la antigüedad que cuenta aquí con una población excepcional.

Foto: Enric Sala

64 / 70

Látigo de mar

En la bahía de Suruga, una ramificación de un tipo de coral llamado de látigo de mar proporciona un lugar donde vivir a dos camarones, camuflados entre los pólipos. En fila india, el macho, más pequeño, marcha por delante de la hembra.

Foto: Brian Skerry

65 / 70

chinijo07

El coral amarillo de copa (Dendrophillia ramea) es otro cnidario presente en el Bajo de las Gerardias.
 

Jordi Chías y Rogelio Herrera

66 / 70

chinijo06

Los fondeos y las artes de pesca son la causa de que algunas gerardias mueran tras ser arrancadas de cuajo. Para limitar las actividades en la zona es esencial incrementar la protección en el Bajo de las Gerardias.

Jordi Chías y Rogelio Herrera

67 / 70

chinijo05

En este singular enclave submarino, las gerardias, que en los puntos de máxima profundidad de este bajo pueden llegar a medir hasta dos metros de envergadura, muestran todo su esplendor mediante distintas formas y coloraciones. Los corales conforman ricos ecosistemas que albergan y sustentan a una gran variedad de especies.

Jordi Chías y Rogelio Herrera

68 / 70

chinijo04

A poco menos de 70 metros de profundidad, un abade (Mycteroperca fusca) nada por encima de una espectacular gorgonia roja (Paramuricea grayi), que a su vez sirve de soporte a una ofiura cesta (Astropartus mediterraneus) en la que constituye una de las pocas citas de este equinodermo a cotas tan someras en las islas Canarias.

Jordi Chías y Rogelio Herrera

69 / 70

chinijo03

A cotas cercanas a los 30 metros de profundidad, las gerardias comparten el ecosistema con abundantes especies, como estos peces verdes (Thalassoma pavo) o la estrella de mar (Echinaster sepositus).

Jordi Chías y Rogelio Herrera

70 / 70

chinijo01

A 58 metros de profundidad, dos buceadores observan este monte submarino alfombrado por extraordinarias colonias de enormes gerardias. El bajo alcanza los 70 metros en su punto más profundo, una cota excepcionalmente somera para este tipo de animales.

Jordi Chías y Rogelio Herrera