Ballenas

1 / 31
"Mother and Calf". "Mother and Calf" (Madre e hijo)

1 / 31

"Mother and Calf" (Madre e hijo)

Fotografía ganadora de una mención de honor en la categoría: WildLife

Una ballena jorobada empuja a su cría mientras aprende a nadar y jugar en la superficie.

Foto: Anders Carlson / Drone Awards 2018

03 ballena diablo Conrad Gessner. La ballena del diablo

2 / 31

La ballena del diablo

Los bestiarios medievales hablaban de criaturas colosales, tan grandes que eran confudidas con islotes por los marineros. Este grabado del siglo XVI, incluído en la Historia de los animales, de Conrad Gessner, muestra a unos incautos marineros haciendo un fuego sobre uno de estos animales míticos llamado ballena del diablo. 

FOTO: Alamy / ACI

Mermaid

3 / 31

Mermaid

Fotografía ganadora del Certamen y del primer premio en la categoría: Naturaleza

Tuve la suerte de encontrarme con una ballena jorobada y su cría en mi primer día de esnórquel cerca de la isla Kumejima de Japón. La mayoría de las veces esta se queda cerca de su madre. En un momento dado, el ballenato comenzó a saltar y golpear con la cola el agua cerca de nosotros, fue muy amable y curioso. Finalmente, la madre, que estaba mirando cerca, vino a recoger al pequeño y se alejaron nadando. Me enamoré completamente su cola, muy enérgica, grande y hermosa.

Foto: Reiko Takahashi / National Geographic Travel Photographer of the Year 2018

Barbas en lugar de dientes

4 / 31

Barbas en lugar de dientes

Fotografía del 9 de julio de 2014 de unas ballenas jorobadas alimentándose en el Santuario Marino Nacional de Stellwagen Bank, cerca de Provincetown, en el estado de Massachusetts. Las ballenas barbadas, un grupo que incluye a las ballenas jorobadas, crecieron de forma repentina en tiempos geológicos recientes: de criaturas pequeñas pasaron a ser los gigantes oceánicos que hoy conocemos. Los misticetos o ballenas barbadas se caracterizan por tener barbas en lugar de dientes.

Foto: J. Scott Applewhite / AP Photo / Gtres

ballenaprehistorica1. Hallazgo de los fósiles

5 / 31

Hallazgo de los fósiles

Los fósiles de Toipahautea waitaki, una especie extinta de ballena barbada, tienen unos 27,5 millones de años de antigüedad y fueron hallados en 1988 en el valle de Hakataramea, en la región de Canterbury, en la isla Sur de Nueva Zelanda.

Fotos: Cheng-Hsiu Tsai / R. Ewan Fordyce

ballenaprehistorica2. Cráneo y mandíbula

6 / 31

Cráneo y mandíbula

Restos conservados del cráneo y materiales de la mandíbula de la especie extinta Toipahautea waitaki.

Imagen: Cheng-Hsiu Tsai / R. Ewan Fordyce

ballenaprehistorica3. Mandíbula derecha

7 / 31

Mandíbula derecha

Mandíbula derecha de Toipahautea waitaki.

Imagen: Cheng-Hsiu Tsai / R. Ewan Fordyce

ballenaprehistorica4. Bula timpánica

8 / 31

Bula timpánica

Detalles e interpretaciones de la bula timpánica izquierda de Toipahautea waitaki.

Imagen: Cheng-Hsiu Tsai / R. Ewan Fordyce

‘Humpback whale spy hopping’

9 / 31

‘Humpback whale spy hopping’

Vavau’, Tonga.

Fotografía ganadora en la categoría: Wide Angle

“Cada año voy a Tonga para dirigir a un pequeño grupo de entusiastas de la naturaleza para fotografiar ballenas jorobadas. Tonga ofrece, probablemente, la mejor oportunidad para interactuar con las ballenas en aguas azules. Este año fue muy especial, con mis amigos, experimenté uno de mis mejores momentos en la vida como fotógrafo submarino: ballenas muy curiosas y juguetonas vinieron a investigarnos y adoptaron la determinación de espiarnos frente a nuestras máscaras. Aunque pesaba varias decenas de toneladas, este mamífero mostró una increíble agilidad y poder para sostenerse verticalmente en el agua. Fue muy impresionante y pudimos sentir el poder de su naturaleza pero también fuimos invadidos al mismo tiempo por una gran sensación de gentileza."

Foto: Greg Lecoeur / Underwater Photographer of the Year 2018

Megaptera novaeangliae

10 / 31

Megaptera novaeangliae

Foto: Scott Portelli / MontPhoto 2017

QPX-99157293. Big Island

11 / 31

Big Island

Las ballenas yubartas se reproducen cada invierno en el canal que separa Maui de Kahoolawe, pero también es fácil verlas al norte de Big Island.

Foto: Catalin Mitrache / Age Fotostock

ballenagris. Eschrichtius robustus

12 / 31

Eschrichtius robustus

"Whale calf posing"

13 / 31

"Whale calf posing"

"Viajé a la Polinesia Francesa con el propósito de vivir un momento que se da una vez en la vida: jugar con una de ballena. Decidí dedicar una semana entera a ello y una mañana la magia sucedió: una ballena y su pequeño dormían tranquilamente a unos 15 metros de profundidad. Cuando se sienten seguros y sin miedo es cuando realmente puedes acercarte a ellos. La pequeña ballena de seis toneladas y seis metros era increíblemente juguetona.  No se permitían los flashes pero no los necesitaba. Lo difícil fue estar en el lugar correcto según la luz del sol. 

Foto: Christophe Lapeze / Underwater Photographer of the Year 2017

KARIM ILIYA F8B0880. Una yubarta, o ballena jorobada, en aguas de Tonga, en el Pacífico Sur

14 / 31

Una yubarta, o ballena jorobada, en aguas de Tonga, en el Pacífico Sur

Foto: Karim Iliya

Asesinos ancestrales

15 / 31

Asesinos ancestrales

Las orcas, también conocidas como ballenas asesinas, han sido temidas y reverenciadas a lo largo de la historia del mundo.

Foto: AP / Elaine Thompson, File

Madre e hijo

16 / 31

Madre e hijo

Esta foto tomada desde un dron muestra una orca hembra adulta que está a punto de aventurarse con su cría en mar abierto.

Foto: AP / NOAA Fisheries / Vancouver Aquarium

Seguimiento

17 / 31

Seguimiento

Un transmisor de seguimiento vía satélite es visible en la aleta dorsal de este grupo de orcas residentes del la isla de San Juan.

Foto: AP

La obsesión de las orcas. En formación

18 / 31

En formación

Un trío de orcas nadan paralelamente en las aguas de la isla de San Juan, en la costa noroccidental de Estados Unidos

Foto: AP / Elaine Thompson

Ballenas en Canarias

19 / 31

Ballenas en Canarias

En España son varios los lugares donde es fácil avistar cetáceos y en especial ballenas. Las Islas Canarias es uno de los destinos privilegiados por la riqueza y la profundidad de sus aguas. Desde cualquiera de las islas se organizan excursiones que se adentran el océano en busca de grandes mamíferos marinos como cachalotes, zifios, rorcuales o ballenas jorobadas. El estrecho de Gibraltar es otro enclave privilegiado pues aquí las corrientes entre el Atlántico y el Mediterráneo favorecen un hábitat ideal lleno de materia orgánica. En verano no es extraño ver grupos de orcas que se acercan a esta zona a la busca y captura del preciado atún rojo. Por último, Galicia y también el Cantábrico son otros lugares donde es posible avistar las majestuosas e imponentes ballenas.

Monterey Bay, California (Estados Unidos)

20 / 31

Monterey Bay, California (Estados Unidos)

Monterey Bay, California (Estados Unidos). En esta bahía cercana a San Francisco se pueden avistar orcas, ballenas jorobadas, azules, francas, minke... De mediados de diciembre a abril se puede disfrutar de la migración de la ballena gris; verano y otoño es el momento de avistar al mayor cetáceo del mundo, la gran ballena azul, en estas costas.

Bahía Ballena, Costa Rica

21 / 31

Bahía Ballena, Costa Rica

Bahía Ballena, Costa Rica. Uno de los hábitats más importantes de ballenas jorabadas se halla frente al litoral del Pacífico costarricense. Estas criaturas migran dos veces al año (desde finales de diciembre hasta finales de abril y de julio a septiembre) a las cálidas aguas de la bahía para aparearse y parir. Para proteger este valioso sitio, el gobierno de Costa Rica creó el Parque Marino Ballena, un santuario para estas y otras especies marinas como los delfines comunes y nariz de botella, manta rayas y el tiburón martillo.

Praia do Rosa, Brasil

22 / 31

Praia do Rosa, Brasil

Praia do Rosa, Brasil. En el sur del país, esta hermosa playa bañada por las aguas del Atlántico recibe cada año, durante los meses de junio a noviembre, a las ballenas francas australes. Estos animales deleitan a los turistas con saltos impresionantes que dejan ver hasta el 75% de su cuerpo

Islas Azores, Portugal

23 / 31

Islas Azores, Portugal

Islas Azores, Portugal. Las Azores son actualmente uno de los mayores santuarios de ballenas del mundo. Se avistan aquí 24 tipos diferentes de cetáceos entre especies residentes y migratorias. Los visitantes pueden observar ballenas y delfines desde torres en la costa llamadas vigías desde mayo a octubre y adentrase en el mar en busca de ejemplares de rorcuales norteños y ballenas barbadas durante todo el verano.. Las Azores son actualmente uno de los mayores santuarios de ballenas del mundo. Se avistan aquí 24 tipos diferentes de cetáceos entre especies residentes y migratorias. Los visitantes pueden observar ballenas y delfines desde torres en la costa llamadas vigías desde mayo a octubre y adentrase en el mar en busca de ejemplares de rorcuales norteños y ballenas barbadas durante todo el verano.

Hervey Bay. Australia.

24 / 31

Hervey Bay. Australia.

Hervey Bay. Australia. En las costas de Queensland entre julio y hasta bien entrado el mes de octubre se puede disfrutar de los saltos de ballenas de más de cincuenta toneladas en las tranquilas aguas de la bahía australiana de Hervey. Desde la costa parten las embarcaciones que se acercan tanto a los cetáceos que incluso es posible tocarlos

Hermanus,  Sudáfrica

25 / 31

Hermanus, Sudáfrica

Hermanus. Sudáfrica. Este pequeño pueblo situado a tan solo una hora y media de Ciudad del Cabo está considerado el mejor lugar del mundo para el avistamiento de ballenas. Éstas se acercan tanto a la costa que no es necesario ni embarcarse para ver su enorme silueta, aunque la experiencia de contemplarlas de cerca en alta mar es incomparable. Entre los meses de julio y noviembre es cuando centenares de ballenas francas llegan hasta la bahía para el apareamiento.

Ross Huggett / Flickr

Sudáfrica

26 / 31

Sudáfrica

Las ballenas pueden realizar altos de hasta veinte metros de altura. Este ejemplar fue avistado cerca de Hermanus, junto a Ciudad del Cabo.

Gtres

Estrecho de Gibraltar

27 / 31

Estrecho de Gibraltar

Las corrientes entre el Atlántico y el Mediterráneo favorecen un hábitat ideal lleno de materia orgánica en este punto más austral de Europa.

Gtres

Ballenas Francas en Bahia

28 / 31

Ballenas Francas en Bahia

De julio a noviembre, cerca de 15 mil de estos mamíferos marinos, provenientes de la Antártida, visitarán la costa brasileña a fin de aparear y reproducirse.

ICMBio

HEMIS 0522644. Baja California, México

29 / 31

Baja California, México

Mar de Cortez, Baja California, México. Estas aguas son el mejor sitio para avistar a las famosas ballenas grises. En la península de Baja California hay lagunas de agua salada rodeadas por el desierto donde las ballenas grises arriban para aparearse y criar. La mejor temporada para avistar ballenas en este lugar de México es de enero a abril pero durante el resto del año también se pueden ver ejemplares de ballena azul de más de 100 toneladas. 

Gtres

Avistamiento en Alaska

30 / 31

Avistamiento en Alaska

Glacier Bay. Alaska (Estados Unidos). Ésta otra de las zonas más aconsejables para avistar cetáceos. Esta reserva natural estadounidense que se extiende por Alaska a lo largo de 105 kilómetros, bañada por aguas del océano Pacífico, es lugar de paso de las famosas ballenas grises que en primavera inician su migración. De junio a comienzos de septiembre es posible observar un importante número de ejemplares de ballena jorobada y también orcas.

Gtres

Ballena con ballenatos en Península Valdés

31 / 31

Ballena con ballenatos en Península Valdés

Península Valdés, Argentina. Cientos de ballenas francas australes llegan cada año, entre junio y diciembre, a este recóndito lugar del litoral de Argentina, en Patagonia, para cumplir con su ciclo reproductivo. Este territorio declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad acoge una de las mayores poblaciones de cetáceos del mundo, formada por unos 2.500 ejemplares, entre los que destaca la ballena franca austral, que puede llegar a medir 15 metros de largo y a pesar entre 40 y 45 toneladas. Puerto Pirámides es el único poblado y centro de servicios de la Península y el perfecto punto de partida para ir a observar ballenas.

©Gentileza Subsecretaria de Turismo de Chubut

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?