Austria

Un lago de aguas cristalinas

En Tragoess, el agua del deshielo forma el impresionante Gruner See, un paraíso para los submarinistas.

1 / 3

1 / 3

wpo 00634. Escapada al Grüner See

Escapada al Grüner See

El Grüner See se forma cada año con las aguas procedentes del deshielo de las montañas cercanas. Su transparencia se debe a la pureza de su composición. 

tragoess-gruenersee.at

2 / 3

wpo 06887. Paraíso de submarinistas

Paraíso de submarinistas

Tragoess es un popular destino senderista durante los meses de otoño e invierno pero la llegada de la primavera lo convierte en un enorme lago que alcanza los diez metros de profundidad. 

tragoess-gruenersee.at

3 / 3

wpo 04849. Una experiencia inigualable

Una experiencia inigualable

Durante la primavera y el verano es posible nadar entre árboles y seguir el trazado de los senderos sumergidos por las aguas del deshielo. 

tragoess-gruenersee.at

26 de marzo de 2014

El Grüner See, o Lago Verde, es uno de los fenómenos naturales más bellos y curiosos del mundo. Tragoess, situado en la provincia austriaca de Estiria, a los pies de las montañas de Hochschwab, es un popular destino senderista durante el otoño y, en invierno, un concurrido centro de esquí. Pero al llegar la primavera su aspecto cambia radicalmente, el agua del deshielo de las altas cumbres que lo rodean empieza a inundar el valle creando uno de los lagos más espectaculares que jamás se haya visto. Durante los meses estivales, el senderismo y el esquí se cambian por el submarinismo en unas aguas purísimas. Sumergirse en este cristal líquido es una experiencia inigualable: nadar entre árboles, sortear los bancos y las mesas de madera, seguir el trazado de un sendero que puede estar a diez metros de profundidad pero, sobre todo, lo más impresionante es la absoluta transparencia del agua.