Escapadas naturales

Siete parques nacionales que no te puedes perder

Desde los paisajes volcánicos de las Canarias, a los humedales de las Tablas de Daimiel y los paisajes de alta montaña de Sierra Nevada, España atesora un impresionante patrimonio natural.

1 / 7

1 / 7

Guadarrama

Guadarrama

El pico Peñalara, con sus 2.428 metros, es la cima de mayor altitud y el emblema del parque. En la imagen, el mirador Robledos. 

parquenacionalsierraguadarrama.es

2 / 7

Garajonay

Garajonay

Ubicado en las cumbres centrales de la isla de la Gomera, el Parque Nacional de Garajonay representa el diez por ciento de su superficie y está formado por densos bosques de laurisilva.

Gtres

3 / 7

Timanfaya

Timanfaya

El gran parque de Lanzarote reúne más de 25 conos volcánicos tan emblemáticos como la Montaña de Fuego, la Rajada y la Caldera del Corazoncillo. 

Gtres

4 / 7

Caldera de Taburiente

Caldera de Taburiente

El Roque de Los Muchachos, donde se halla el famoso observatorio, depara vistas sensacionales de los paisajes lunares que forman las zonas de mayor altitud del parque.

parquesnacionalesdecanarias.com

5 / 7

Sierra Nevada

Sierra Nevada

El mayor de los parques nacionales españoles atesora la cima más alta de la Península, el Mulhacén (3.479 m). También ha sido declarado Reserva de la Biosfera.

juntadeandalucia.es

6 / 7

Cabañeros

Cabañeros

Otoño es uno de los mejores momentos para visitar este parque pues tiene lugar la berrea, el ritual de apareamiento de los ciervos que se expresan con sonoros berridos y luchas de cornamentas. 

Gtres

7 / 7

Tablas de Daimiel

Tablas de Daimiel

El parque protege un humedal prácticamente único en Europa y último representante del ecosistema denominado tablas fluviales. 

lastablasdedaimiel.com

Desde los paisajes volcánicos de las Canarias, a los humedales de las Tablas de Daimiel y los paisajes de alta montaña de Sierra Nevada, España atesora un impresionante patrimonio natural.

De los quince parques nacionales que hay en España, publicamos recientemente ocho de ellos en esta web y hoy destacamos los siete restantes. Entre todos atesoran una increíble diversidad paisajística que abarca volcanes activos, humedales rebosantes de vida, altas montañas, bosques ancestrales e islas con fondos marinos puros y bien preservados. Toma nota de su singularidad y valor natural y anímate a recorrerlos, cada uno de ellos cuenta con varias oficinas de visitantes donde obtener información sobre rutas y actividades.

Timanfaya. Lanzarote (Canarias). Considerado uno de los mejores ejemplos de vulcanismo de España, está rodeado por el Parque Natural de los Volcanes y ambos se sitúan en el oeste de la isla, entre los municipios de Tinajo y Yaiza. Timanfaya ocupa 50 kilómetros cuadrados y reúne más de 25 conos volcánicos tan emblemáticos como la Montaña de Fuego, la Rajada y la Caldera del Corazoncillo. La escasa presencia humana en la zona ha preservado una de las mayores diversidades biológicas del archipiélago. Asimismo su franja costera esconde los dramáticos acantilados de lava de Los Hervideros.

Garajonay. La Gomera (Canarias). Ubicado en las cumbres centrales de la isla, el Parque Nacional de Garajonay representa el diez por ciento de su superficie y se considera una auténtica reliquia del pasado porque conserva parte de la flora que hace millones de años poblaba el área mediterránea. Debe su nombre a la leyenda de los amantes Gara, princesa gomera y Jonay de Tenerife quienes, ante la desaprobación de su amor por sus familias, decidieron clavarse una lanza de madera y tirarse desde el pico más alto de la isla.

Sierra Nevada. Andalucía. El Parque Nacional de Sierra Nevada es el mayor de España con 86.208 hectáreas. Se extiende unos 30 kilómetros al este de Granada y traspasa a la vecina provincia de Almería. En 1986 fue declarado Reserva de la Biosfera por su valor ecológico –sorprenden los 66 endemismos botánicos– y por la belleza de sus paisajes, sin olvidar que acoge cerca de 20 picos de más de 3.000 metros de altitud, entre ellos el Mulhacén, el más alto de la Península. Sierra Nevada, además, debe su fama internacional a la estación de esquí de igual nombre. 

Tablas de Daimiel. Castilla-La Mancha. Su futuro era más que incierto unos años atrás, la escasez de agua y el uso excesivo de los acuíferos parecía que iban a acabar con este bellísimo paisaje manchego ubicado entre las provincias de Ciudad Real, Cuenca y Albacete. El agua ha vuelto a brotar y la visita a través de las pasarelas que recorren el parque es una auténtica gozada. En invierno la grulla es la protagonista del Parque y se organizan visitas para avistarlas. turismocastillalamancha.es

Caldera de Taburiente. La Palma (Canarias). En el centro de la isla emerge el inmenso cráter extinto de la Caldera de Taburiente, protegido por uno de los parques nacionales más veteranos de España, creado en 1954. En sus laderas hay llanos como el de Los Jables, cuajado de arboledas y plantaciones de plátanos que se escalonan hacia el océano, mientras en las zonas altas los roques volcánicos forman un paisaje lunar. Varios senderos enlazan los cráteres de la reserva, como el que desciende por el barranco de Las Angustias (oeste), el que se enfila al mirador de La Cumbrecita (este) y el que culmina en el Observatorio del Roque de los Muchachos (norte), techo de la isla (2.426 m). 

Cabañeros. Castilla-La Mancha. Cualquier época del año es buena para visitar el Parque Nacional de Cabañeros con una extensión de casi 45.000 hectáreas, poblado por águilas imperiales y buitres negros y con una gran diversidad de ecosistemas. Sin embargo, otoño presenta un gran aliciente, es el momento del apareamiento de los ciervos, berrea, y estos se expresan con sonoros berridos y luchas de cornamentas. Se organizan visitas guiadas para asistir al espectáculo que ofrecen los ciervos macho en celo y excursiones en vehículos todoterreno que recorren algunos de los lugares más emblemáticos del parque y que parten de los cinco centros de visitantes que hay en él.

Guadarrama, Madrid –Castilla-León. El más reciente de los parques españoles se encuentra en la zona oriental del Sistema Central y se extiende por las cumbres de la Sierra de Guadarrama. Ocupa una superficie de 33.960 hectáreas que se reparten entre la Comunidad Autónoma de Madrid y Segovia, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León. El pico Peñalara, con sus 2.428 metros, es la cima de mayor altitud y, junto con otras cuatro cumbres aledañas, de más de 2.271 metros, conforma la cresta del llamativo Macizo de Peñalara. Hay un servicio de autobús gratuito que traza una ruta circular por el parque y une los ocho municipios que se hallan en el interior de sus límites.