Seis grandes humedales para avistar aves

Cuando los días se acortan y las temperaturas empiezan a descender, las aves inician su periplo anual en busca de un lugar donde pasar el invierno. Toma nota de estos destinos.

1 / 6

1 / 6

Doñana. Parque Nacional de Doñana, España

Parque Nacional de Doñana, España

Las tierras andaluzas albergan la reserva más importantes de España y del sur de Europa en materia de marismas y humedales. El parque está formado por un extraordinario mosaico de ecosistemas que albergan una biodiversidad única. Doñana es un importantísimo lugar de paso, cría y residencia en la época invernal. Existen diversas excursiones y rutas a través del Parque para avistar aves que se inician en alguno de sus centros de visitantes como el del Acebuche o el de la Fábrica de Hielo.

Foto: Gtres

2 / 6

La Camarga. La Camarga, Francia

La Camarga, Francia

Las aguas del Ródano forman en la Provenza la gran marisma del sur de Francia, un paisaje de acequias, dunas y arrozales habitado por caballos blancos camargueses y el pequeño toro negro autóctono y cuyo símbolo es el flamenco. Se accede a la Camarga por la población de Aigues-Mortes y una de sus visitas fundamentales es el Parque Ornitológico de Pont du Gau, un espacio a orillas del Étang o laguna de Ginés, lleno de senderos, observatorios y paneles para la identificación de las aves.

Foto: Gtres

3 / 6

Delta del Ebro. Delta del Ebro, España

Delta del Ebro, España

Es la zona húmeda más grande de Cataluña y una de las más importantes de la región Mediterránea. La desembocadura del río que da nombre al conjunto de estas tierras constituye un parque natural de primer orden con una incomparable riqueza de flora y fauna que lo hacen único y excepcional. La Oficina del Parque Natural del Delta del Ebro, situada en la localidad de Deltebre, organiza salidas por los carriles-bici que hay en las principales zonas protegidas. El parque natural dispone de abundantes miradores situados en lugares estratégicos para el avistamiento de aves.

Foto: Toni Villalobos

4 / 6

Tablas de Daimiel . Tablas de Daimiel, España

Tablas de Daimiel, España

La Reserva de la Biosfera de La Mancha Húmeda (1981) es el humedal continental más amplio de Europa. Situada en el corazón de Castilla-La Mancha, abarca una extensión de 400.000 hectáreas. Forman parte de esta gran reserva espacios naturales tan significativos como el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, el Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera, los complejos lagunares de Alcázar de San Juan, Villafranca de los Caballeros o Pedro Muñoz, además de otras lagunas y zonas de ríos como el Azuer, Gigüela, Záncara, Riansares, Pinilla o Alto Guadiana. 

Foto: P. Nac. Tablas de Daimiel

5 / 6

Delta del Po. Delta del Po, Italia

Delta del Po, Italia

El mar Adriático recibe las aguas del río Po y crea otro de los paraísos avícolas del Mediterráneo. La reserva consta de tres parques regionales que se extienden por las regiones de Emilia-Romagna y el Véneto. En 1999 fue considerado Patrimonio de la Humanidad no solo por sus valores naturales sino también por el importante patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad más cercana, bajo el nombre «Ferrara, ciudad renacentista, y su delta del Po».

Foto: Gtres

6 / 6

Parque Natural Kopacki rit

Parque Natural Kopacki rit

Situado entre los ríos Drava y Danubio, se trata de uno de los humedales más importantes del país y cuenta con la colonia más grande de pigargo europeo (Haliaeetus albicilla) de esta parte de Europa, y con las colonias más numerosas de cormoranes y garzas de Croacia. Los grupos para observar aves están limitados a diez personas y hay que pedir cita con antelación.

Foto: Turismo de Croacia

10 de septiembre de 2015

Comienza una de las mejores épocas para avistar numerosas aves surcando el cielo o recalando en territorios propicios para hacer un descanso en ese viaje migratorio que puede durar semanas. El sur de Europa y España cuentan con varios territorios en los que el final del verano y el principio del otoño se convierten en parada y fonda de esos movimientos, son humedales que ofrecen refugio y alimento a las numerosas aves que sobrevuelan el continente europeo y que también son destino final de esa migración. Los aficionados a la ornitología y quienes gustan de la observación de las aves tienen pues en estos momentos una ocasión magnífica para disfrutar de la naturaleza y de un espectáculo único.