Razones por las que visitar Guanajuato, México

Es la ciudad más colorida del país y Patrimonio de la Humanidad

Está considerada como una de las ciudades más bonitas de México, y nosotros lo reafirmamos: Guanajuato es de los pocos lugares del mundo que es capaz de darle color a los días más grises. Sólo hace falta observarla desde monumento al Pípila, el mirador de la ciudad, para quedarse maravillado de cómo llena de alegría toda la falda de la sierra. La misma que le ha dado el nombre a la ciudad, que viene a ser "lugar de ranas" por las formas de sus montañas. En el centro lo que nos encontramos son casas de colores chillones, laberintos de callejuelas, numerosos puestos de comida, cantinas, plazas llenas de gente y terrazas donde, al caer la noche, van llenándose de jóvenes; además de leyendas y mucha historia.

Guanajuato es una antigua ciudad colonial, algo que todavía podemos ver en algunas de las casas de la ciudad. No en todas, ya que la mayoría de esa época quedaron sepultadas bajo el suelo de la actual Guanajuato debido a las numerosas inundaciones. Las que quedan en pie son fácilmente identificables: son las que tienen balcones. Las razones de la colonización las encontramos en las minas de sus afueras, en Don Ramón o en La Valenciana, una de las paradas obligadas para conocer la historia del lugar. 

Tras la Independencia de México, en 1821, Guanajuato no sólo recuperó su identidad, sino que se ha convertido en una de las ciudades mexicanas de referencia. Sus vivos colores, la Universidad de Guanajuato, su museo de las momias o sus numerosas fiestas y festivales, han hecho que cada año atraiga a miles de visitantes que buscan mimetizarse con la auténtica cultura del país. Por no hablar de su gastronomía, pues este año ha sido nombrada Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica. ¿Aún te faltan motivos para hacer la maleta? Pues no te pierdas nuestras razones de la galería. Te advertimos que si vas, quizá nunca querrás volver de allí.