Semana Santa (III)

Procesiones con mucha pasión

A finales de marzo las ciudades españolas se llenan de incienso y silencios rotos por cánticos y redobles de tambor. Te mostramos las celebraciones más destacadas

1 / 4

1 / 4

la-esperanza-de-triana-sevilla. La virgen de Triana en Sevilla

La virgen de Triana en Sevilla

En la ciudad andaluza la Semana Santa se vive con muchísima intensidad. Los pasos con la virgen de Triana y la Macarena causan auténtica conmoción.

semana-santa.org

2 / 4

3472298 640px. El Cristo de los Gitanos

El Cristo de los Gitanos

Cada barrio de Granada alberga distintas procesiones. La del Cristo de los Gitanos, en el Sacromonte, es una de las más esperadas.

granadatur.com

3 / 4

el-romper-la-hora08. Tambores en Calanda

Tambores en Calanda

Esta ciudad aragonesa se llena en Semana Santa de rebobles de bombo y tambor, sonido que envuelve de gran dramatismo a las procesiones.

semanasantaencalanda.com

4 / 4

CristoSocorro-7545. Cartagena

Cartagena

La procesión del Cristo del Socorro abre la Semana Santa de la ciudad murciana, una celebración que se caracteriza por su sobriedad y introspección.

 

semanasanta.cartagena.es

A finales de marzo las ciudades españolas se llenan de incienso y silencios rotos por cánticos y redobles de tambor. Te mostramos las celebraciones más destacadas

La Semana Santa mueve pasiones en España. Pasos, cofradías, procesiones, muestras de dolor y fervor, el sonido dramático de las saetas, escenificaciones históricas, danzas y música son algunos de los componentes de estos días.  La celebración de la Semana Santa –este año del 24 al 31 de marzo– atrae multitud de visitantes y ejerce un potente poder de seducción. A continuación desgranamos algunas de las más famosas, pero seguro que nos olvidamos muchas otras. Es por ello que os invitamos a contarnos la Semana Santa de vuestra ciudad o aquella que más os haya impactado.

Cantos a la Virgen

A lo largo de estos siete días, las poblaciones andaluzas se transforman y el incienso, el color de las túnicas de los nazarenos, la luz de los cirios y el sonido sordo de los pasos llenan sus calles.

Sevilla vive intensamente esta celebración. Entre el Domingo de Ramos y el de Resurrección salen a la calle cerca de sesenta cofradías que dan vida a la Pasión y muerte de Cristo. Viernes Santo, junto al Sábado de Gloria, son los mejores días para disfrutar de la ciudad. No hay que perderse la multitudinaria madrugá.

En Granada, uno de los pasos más esperados es del Cristo de los Gitanos, que baja por las colinas del Sacromonte a través de un camino delimitado por grandes fogatas.

También resulta emocionante el silencio de la multitud que sigue los pasos a través de las laberínticas callejuelas de la Judería de Córdoba. Silencio que solo rompe el canto sentido y profundo de la saeta.

No hay que olvidarse de la emocionante Semana Santa de Málaga, declarada de Interés Turístico Internacional en 1980.

Silencio y tambores

Solemnidad y recogimiento rigen las procesiones de Cartagena que se inician con el viacrucis del Socorro. Desde la madrugada del Viernes de Dolores, patrona de la ciudad, hasta el Domingo de Resurrección se pueden contemplar numerosos y sentidos pasos.

San Cristóbal de la Laguna es la capital religiosa de Tenerife. El momento culminante para los habitantes y visitantes de esta población canaria es la procesión de la Madrugada, el Jueves Santo, así como los llamados Monumentos, que presiden los altares mayores de las distintas Iglesias y muestran los tesoros de las mismas.

En Zamora, la celebración de Semana Santa es la culminación de muchos esfuerzos y entrega. Las diecisiete cofradías de la ciudad preparan muchos actos paralelos a las procesiones y la ciudad vive todo ello con gran intensidad. Por su parte, Mérida destaca por su Vía Crucis en el anfiteatro romano.

El redoble de los tambores marca la Semana Santa en Calanda, ciudad aragonesa famosa por esta celebración y por ser la villa natal del director de cine Luis Buñuel. No hay silencios en Calanda. Los redobles son un espectáculo estremecedor. Cientos de tambores y bombos suenan durante el Viernes y Sábado Santo, poniendo una nota trágica en la celebración de Semana Santa.

La Semana Santa de Tarragona, que se celebra desde el siglo XVI, es una de las más concurridas de Cataluña. La procesión del santo Entierro junto con el desfile dels Armats (romanos) son los momentos más vistosos. Se organizan visitas guiadas de hora y media de duración para contemplar los pasos y los elementos que forman la procesión del santo Entierro. Cerca, en Reus, se celebra la peculiar procesión del Silencio que recorre la noche del Jueves Santo las calles de la ciudad en la más absoluta oscuridad, sólo iluminados por las antorchas que llevan los cofrades.