Escapadas

Menorca de cine en 'La isla bonita'

Los paisajes menorquines son un protagonista más de la última película de Fernando Colomo, rodada íntegramente en la bella isla balear.

Las calas rocosas de aguas turquesas, los amplios arenales, los caminos polvorientos flanqueados por muros de piedra seca y las atávicas casas blancas con sus porches de cañizo tienen en la película de Fernando Colomo “La isla bonita” un protagonismo indiscutible. Son los escenarios privilegiados por los que se mueven los personajes de una historia tragicómica y deliciosa: Fer, interpretado por el mismo Fernando Colomo, es un veterano realizador de publicidad que tras divorciarse, decide ir a Menorca a retirarse y tomar un respiro de su ajetreada vida.

El telón de fondo de la aventura es una Menorca plácida que esconde rincones mágicos, los mismos que descubrió el propio director hace veintiocho años cuando visitó la isla por primera vez. Ya entonces, totalmente rendido a sus encantos, tuvo claro que algún día filmaría una película en este lugar paradisiaco con sus bellezas y sus rudezas.

La cala de Sant Esteve, Ciutadella, Maó… son algunas de las localizaciones de la película cuyos fotogramas siguen el ritmo de la canción de Madonna “La isla bonita” que inspiró a Colomo el título de la película, ya que fue en aquellos lejanos años 80 cuando el director viajó a la isla y en el aire sonaban los compases de esta popular canción.