Los niños cantores en la Escuela de Equitación

Dos de las grandes instituciones de Viena ofrecen actuaciones conjuntas cada viernes en el Palacio Imperial.

1 / 5

1 / 5

HEMIS 0613500. Coro de los Niños Cantores de Viena

Coro de los Niños Cantores de Viena

Desde hace medio siglo, las delicadas voces infantiles de este coro llenan la capilla Imperial del Palacio Hofburg. 

Gtres

2 / 5

Riders Stallions Spanish Riding School Stefan Seelig. Tributo a Viena

Tributo a Viena

Desde este mes de septiembre, cada viernes en la sala barroca de la Escuela Española de Equitación se podrá asistir al espectáculo que combina el magistral baile de los caballos y las delicadas voces de los niños cantores.

©Spanish Riding School. Stefan Seelig

3 / 5

Spanish Riding School. Caballos Lipizzanos

Caballos Lipizzanos

La Escuela Española de Equitación nació en 1571, desde entonces practica y cultiva la doma clásica sin ningúna modificación.

©Spanish Riding School. René van Bakel

4 / 5

School Quadrille. Escuela Española de Equitación

Escuela Española de Equitación

Institución històrica y símbolo de la Viena Imperial, la Escuela Española de Equitación tiene su sede en un anexo del palacio Hofburg. 

©Spanish Riding School. Rene van Bakel

5 / 5

SpanishRscholl. Doma clásica

Doma clásica

Desde hace siglos se trabaja con los caballos lipizzanos para mantener la esencia de la equitación clásica. Hoy se pueden contemplar los ejercicios y bailes de estos hermosos ejemplares en sus entrenamientos diarios abiertos al público y en las funciones semanales.

©Spanish Riding School. Michael Rzepa

10 de septiembre de 2014

Dos de las más famosas instituciones culturales austríacas presentan su colaboración excepcional en el espacio barroco de la Escuela de Equitación, situada en el Palacio Imperial Hofburg. El gran espectáculo de los magníficos sementales lipizzanos cuenta con las voces de los Niños Cantores de Viena para redondear la exhibición que se ofrece cada viernes a las 19 horas en la sede de la Escuela Española de Equitación. Los elegantes pasos y coreografías de los caballos y las voces del veterano coro infantil se unen en este espectáculo conjunto llamado «Un tributo a Viena» en el que actúan por turnos los caballos lipizzanos y los niños cantores con lo mejor de su programa.

Siglos de tradición

Ambas instituciones cuentan con una historia que se remonta siglos atrás. El Coro de Niños de Viena fue creado por Maximiliano I de Habsburgo hace más de 500 años. Actualmente estas voces infantiles se pueden escuchar en la capilla del Palacio Imperial los domingos en la misa de las 9’15, donde interpretan música de Haydn, Mozart y Shubert. La expectación es tal que siempre hay que reservar las entradas con antelación.

Doma clásica

Por su parte la Escuela Española de Equitación de Viena lleva practicando y cultivando la doma clásica desde hace más de cuatro siglos y es uno de los símbolos de la antigua ciudad imperial. La escuela fue fundada en 1571 y se halla en un edificio anexo del Hofburg, situado en el centro de la ciudad. La gran sala barroca que acoge la exhibición de los caballos lipizzanos fue construida entre los años 1721 y 1735. La Escuela Española de Equitación en Viena es la única institución del mundo que mantiene sin cambios y cuida desde el Renacimiento hasta hoy el arte ecuestre clásico. También es posible contemplar los entrenamientos que tienen lugar cada mañana.

Más información

Turismo de Austria

Turismo de Viena