Argentina

Los caminos de Saint Exupéry a su paso por Argentina

Un itinerario temático revela algunas de sus más extremas aventuras, los lugares que recorrió desde el aire y su antiguo avión totalmente restaurado

Fitz Roy

Fitz Roy

TUR NOTICIAS

8 de septiembre de 2012

"Me encontraba en Argentina como en mi propio país, me sentía un poco vuestro hermano y pensaba vivir largo tiempo en medio de vuestra juventud tan generosa", escribió Saint Exupéry en una carta, después de abandonar el país. Autor de novelas tan célebres como El principito (1943) o Vuelo nocturno (1931), Antoine de Saint Exupéry -llamado Saintex por sus amigos- nació en Lyon (Francia) en 1900, realizó su primer vuelo a los 11 años de edad y el 31 de julio de 1944 desapareció misteriosamente en un vuelo sobre el mar Mediterráneo, cerca de la costa de Marsella.

El escritor francés viajó por primera vez a Argentina a finales de los años 20, donde fue fundador y primer piloto de la Aeroposta Argentina, la primera compañía de aviación del país, que hace poco menos de un siglo se dedicaba fundamentalmente al transporte de correspondencia y en menor medida al de pasajeros. Saint Exupéry descubrió inhóspitos lugares del territorio que cautivaron su atención. La Cordillera de los Andes, los bosques, la estepa, los valles y las costas patagónicas fueron su gran pasión. En Buenos Aires escribió una de sus novelas, conoció a su gran amor y terminó con el aislamiento que padecían numerosos pueblos sureños. Llegó hasta el Fin del Mundo en la provincia de Tierra de Fuego y unió las localidades de Bahía Blanca, Viedma, Trelew, Puerto San Julián, Comodoro Rivadavia, Puerto Deseado y Río Gallegos. Fueron más de 15 meses de aventuras y viajes a lo largo del territorio argentino.

Desde el pasado 14 de agosto, un itinerario temático revela algunas de sus más extremas aventuras, los lugares que recorrió desde el aire y su antiguo avión, totalmente restaurado, se exhibe en los hangares que la Fuerza Nacional posee en la ciudad de Quilmes, en la provincia de Buenos Aires.