Los 5 destinos más hospitalarios para viajar en 2016

En cualquiera de ellos nos recibirán con los brazos abiertos

1 / 5

1 / 5

Canadá

Canadá

El país que este año ha aparecido en los medios como el que más reputación tiene, siempre apetece. Para empezar porque, hasta que no lo pisamos, la percepción de las distancias no las entendemos con propiedad. Un lejos, nunca había estado tan lejos; y un cerca, tampoco había estado nunca tan lejos. Su inmensidad es perceptible sólo con echar un vistazo al mapa, quizá por ello es capaz de regalarnos lugares tan increíbles como Muskoka, en Ontario, donde sólo en esta provincia hay más de 250.000 lagos; las Montañas Rocosas de Alberta o el valle De Drumheller, entre muchos otros.

Otro de nuestros motivos es su gente. Esta vez, además de amables y educados (siempre con una disculpa en la boca), tienen otra característica que hará que nuestro viaje sea una carcajada: el humor. Los canadienses son de lo más divertidos, de hecho ellos inventaron muchos de los programas de bromas de la tele. Lo mejor de elegir Canadá es que puedes repetir tantas veces como quieras, abarcarlo entero es prácticamente imposible.  

Keepexploring Canadá

2 / 5

Filipinas

Filipinas

Aunque cada año que pasa está más de moda, Filipinas ha sabido conservar muy bien sus grandes maravillas naturales, como las Chocolate Hills, que cambian de color según la época seca o lluviosa. En la zona del norte, en Luzón, los campos de arroz invaden todo el paisaje, dejándonos como reagalo algunas cascadas o riachuelos donde descansar del trekking. Las playas semi vírgenes que inspiraron a Alex Garland en su novela La playa las encontramos en El Nido, al norte de Palawan. Estos atolones son una de las maravillas de la naturaleza que hará tener la sensación de estar en el paraíso.

Los filipinos son gente amable y bastante habladora que enseguida es capaz de hacer sentir al viajero como en casa. Conocerlos es uno de los mejores placeres de pisar su país. Para ello lo mejor es visitar las zonas rurales o la costa, donde llevan una vida más sosegada y donde mejor se puede percibir esa calidez que les caracteriza.

 

3 / 5

Galicia

Galicia

No hace falta viajar muy lejos para recibir un buenos días con una sonrisa, aunque en las grandes ciudades cueste encontrarlos. En España tenemos muchos lugares hospitalarios donde sentirnos como en casa. Decir el sur hubiera sido demasiado fácil. También es lo que se espera de ellos: gente alegre y, en general, maja. Y es tal cual nos la encontramos. Esta vez hemos preferido tirar para el norte, hacia el frío, para encontrarnos con gente de lo más cálida: los gallegos.

Sus ganas de hablar, el acento que les acompaña y su hospitalidad son sólo algunas de las cualidades que nos regalan. Aunque, quizá, lo mejor de todo es que nunca nos dejarán pasar hambre. En Galicia son bastante generosos con la comida. También tienen bastante humor, aunque esto último no nos extraña, siendo la cuna del marisco y con esos paisajes tan verdes, cómo no van a estar contentos. 

4 / 5

Irán

Irán

A pesar del miedo que muchos occidentales sienten hacia este país, Irán es un destino seguro para los viajeros.  Su dictadura islamista hace que su población busque en el turismo su pasaporte hacia la libertad. Por ello, cuando aterricemos en Teherán sólo recibiremos buenas palabras, una amabilidad desmesurada y unas ganas desmedidas de mostrarnos su cultura.

De esto último ellos mismos se encargarán. Es bastante frecuente, incluso, que acabes compartiendo algún té con ellos en alguna de sus casas. Aprovecharán para contarnos su historia, quitarnos el miedo y regalarnos algún poema. ¡Ay, la poesía! No tienen mejor arma que las letras. Es por ello que te la encontrarás en todo el viaje, sobre todo en la ciudad de Shiraz, donde están enterrados los poetas más ilustres del país.

La cultura persa aquí está más viva que nunca. Pasear por Persépolis, visitar los templos de fuego dedicados a los antiguos zoroastristas o recorrer sus mezquitas harán que acabemos enamorados del arte del país. 

5 / 5

Gambia

Gambia

El país de la sonrisa y en el que, tal y como dicen sus propios habitantes: “no pasa nada”, y te lo dicen en varios idiomas. Gambia es una antigua ex colonia británica que fue delimitada a cañonazos por los colonos, de ahí a que su país tenga forma alargada y esté a orillas del río. Es pequeño, por lo que con 15 días tendremos suficiente para conocer la increíble naturaleza y fauna del lugar, compuesta principalmente por cocodrilos, hipopótamos o monos.

Lo mejor del país, además de enseñarnos a vivir prácticamente sin nada, es su gente. Y es que, a pesar de su pobreza, los locales ven al turista como un invitado. Si te pierdes, te ayudarán; si necesitas cualquier cosa, moverán tierra y mar para conseguírtelo. Otro de los motivos: sus playas. Gracias a que el país no ha sido muy explotado por el turismo, éstas son vírgenes y, aunque dan para el Atlántico, lo sorprendente es que el agua está caliente.

En la costa, prepárate para comer pescado y marisco a muy buen precio. En el interior, casi toda su gastronomía se compone de arroz.  

9 de diciembre de 2015

Hay lugares donde uno llega a sentirse como en casa. Destinos donde lo importante no es tanto lo que se va a visitar, como el con quién te vas a encontrar. Porque viajar también son las personas. Ellas son las que nos muestran la cultura de un país, sus tradiciones y nos regalan un trozo de su vida. Al final, eso es lo que más prevalece en el recuerdo.

Estos 5 destinos que te enamorarán por su gente, además de por su paisaje, no conciben su día a día sin hablar con su vecino. Sin acercarse al viajero a preguntarle de dónde viene y qué es lo que le ha hecho llegar hasta allí. Para ellos no es nada extraño, sino una muestra de cortesía para darte la bienvenida a su país o región. Te recomendamos que les escuches con atención, no sólo nos abrirán las puertas de un mundo muy diferente: el de la hospitalidad; sino que hará que nos libremos de muchos prejuicios. Esta es sólo una pequeña selección, confiamos en que haya muchos más.