Viajes saludables

Las cuatro grandes rutas ciclistas de Europa

La bicicleta es el medio de transporte ideal para descubrir los más bellos paisajes y ciudades. Toma nota de estas rutas y empieza a pedalear.

1 / 4

1 / 4

La Ruta Margarita

La Ruta Margarita

Con más de 12.000 km de carriles bici, apenas desnivel, una naturaleza encantadora y distancias cortas entre los diferentes sitios de interés, Dinamarca es un paraíso para el turismo en bicicleta. Para conocer bien este país escandinavo lo ideal es emprender esta ruta que recorre 3000 kilómetros y visita 200 lugares ineludibles. El recorrido está señalado con carteles cuadrados con una margarita blanca dibujada sobre un fondo marrón. Se puede iniciar en Copenhague, seguir hacia Aalborg y alcanzar el norte de la península de Jutlandia hasta Skagen, con sus extensas playas de arena blanca. El regreso se puede realizar por la costa oeste y el sur del país y cruzar desde Odense a la isla de Selandia. 

2 / 4

Las perlas de Holanda

Las perlas de Holanda

Las posibilidades de recorrer Holanda en bicicleta son inabarcables, cualquier camino y ciudad está preparado para estos vehículos de dos ruedas. Una de ellas es la que parte de Ámsterdam y en siete días recorre 200 kilómetros en los que engarza algunas de las ciudades más emblemáticas del país como Haarlem, con el imprescindible museo Franz Hals y un centro histórico bellísimos; Delft, con su cerámica y una de las plazas más bellas de Holanda; la animada Leiden y Gouda, famosa por su queso. Entre ciudad y ciudad se extienden preciosos parajes naturales, campos de bulbos, el jardín de Keukenhof, humedales, pólders, viejos ríos... Así que, además de lo mejor de la cultura holandesa, esta ruta permite también disfrutar de los paisajes más hermosos.

3 / 4

Ruta Del Danubio

Ruta Del Danubio

Una de las más famosas rutas de bicicleta es la parte de Passau y termina en Viena bordeando el gran río centroeuropeo a lo largo de 325 kilómetros. Con una media de 50 kilómetros diarios, el recorrido se culmina en siete días. El sendero totalmente adaptado está marcado con señales en color verde y con el símbolo de la bicicleta. Sin apenas desnivel, recorre abadías, monasterios, castillos en ruinas, los bellos paisajes austriacos, pueblos pintorescos y ciudades repletas de arte. A lo largo del camino el ciclista encuentra todo tipo de facilidades, ferris para cruzar el río, alojamientos preparados para los ciclistas, posibilidad de desplazarse en tren con la bicicleta… Algunas de las paradas más representativas de la ruta son la abadía de Melk, las ciudades de Enns, Linz y Stein, el pueblo de San Florián y el castillo Starhemberg.

4 / 4

Ruta del Loira. Los castillos del Loira

Los castillos del Loira

Con más de 2000 kilómetros adaptados para la circulación de bicicletas y una propuesta que abarca más de doscientas rutas, el valle del Loira es uno de los destinos cicloturistas más concurridos. Muchos de los alojamientos, 221 en total, están preparados para recibir ciclistas y se destacan con distinción Accueil Vélo. Con tantas facilidades es difícil no dejarse tentar por este lugar que además de impresionantes castillos, atesora pequeños y encantadores pueblos con una gastronomía excelente, paisajes de ensueño y remansos tranquilos. Las etapas suelen tener una extensión de 20 kilómetros y existe la posibilidad de alquilar y devolver la bicicleta en cualquier punto del recorrido. Una buena propuesta es la ruta que va desde Orleans a Beaugency, siguiendo los pasos de Juana de Arco. 

La bicicleta es el medio de transporte ideal para descubrir los más bellos paisajes y ciudades. Toma nota de estas rutas y empieza a pedalear.

Buen tiempo, varios días por delante, ganas de desconectar y de pasar momentos inolvidables. Un circuito en bicicleta permite tener un contacto directo con el entorno, apreciar las distancias reales entre los lugares que se recorren y disfrutar de un final de etapa en un entorno ideal. Hay países que tienen una gran tradición ciclista, como DinamarcaHolanda, Austria y Francia, y ofrecen senderos y servicios muy bien preparados para sacar el máximo partido a esta experiencia que siempre gana adeptos. Quien lo prueba, repite.