Austria

La Fiesta de los Narcisos en Ausseerland

La llegada de los narcisos silvestres transforma el paisaje alpino de la región e invita a sus habitantes a celebrarlo por todo lo alto.

1 / 3

1 / 3

Hirsch. Carrozas por el lago

Carrozas por el lago

Uno de los actos más esperados de la Fiesta de los Narcisos es la travesía de las grandes esculturas florales por las aguas del lago Grundlsee. 

narzissenfest.at

2 / 3

narcissus-radiiflorus. Narcisos silvestres

Narcisos silvestres

Desde mediados de mayo hasta mediados de junio el paisaje de Ausserland queda completamente tapizado de estas pequeñas flores blancas que con su llegada marcan el inicio del buen tiempo. 

narzissenfest.at

3 / 3

Froschkoenig. Fiesta de los Narcisos

Fiesta de los Narcisos

Ausserland vivió aislada del resto del país hasta finales del siglo XIX, lo que ha motivado que en esta región del centro de Austria las costumbres y tradiciones hayan perdurado hasta nuestros días.

narzissenfest.at

La llegada de los narcisos silvestres transforma el paisaje alpino de la región e invita a sus habitantes a celebrarlo por todo lo alto.

Desde mediados de mayo hasta mediados de junio el paisaje de Ausserland queda completamente tapizado de pequeñas flores blancas. La llegada de los narcisos silvestres a las montañas austriacas marca el inicio del buen tiempo. En esta zona de Austria, situada en el región de Salzskammergut, lo celebran con la Narzissenfest, una explosión de alegría que congrega a todos los habitantes del lugar durante los cuatro días que dura la fiesta.

Pueblos balnearios

Formada por los municipios de Bad Aussee, Altaussee, Grundlsee, Pichl/Kainisch, Bad Mitterndorf y Tauplitz, Ausseerland está enclavada en el corazón de los Alpes, con el pico Lose (1838 m) como atalaya y multitud de lagos de agua cristalina que definen el paisaje y la forma de vida de la región. Bad Aussee, la capital, fue una antigua ciudad minera y hoy es famosa por sus balnearios aunque ya durante el siglo XIX atrajo a numerosos artistas como Richard Strauss, Johannes Brahms y Gustav Mahler gracias a sus beneficiosas aguas.

Costumbres muy arraigadas

Ausseerland es también conocida por la belleza y autenticidad de sus trajes regionales. Es habitual ver a sus habitantes ataviados de forma cotidiana con pantalones cortos de cuero y a las mujeres con su corpiño y delantal. Aquí, como en ningún otro lugar de Austria, se conservan vivamente las costumbres y tradiciones. Esto se debe al aislamiento que vivió la zona hasta 1876, cuando se inauguró la primera línea ferroviaria que la unió con el resto del país.

Música y flores

La Narzissenfest o Fiesta de los Narcisos, con sus desfiles, danzas, conciertos… y el concurso de carrozas, es una de las costumbres que ha perdurado a través de los tiempos. Con las pequeñas flores, los habitantes de Auseerland levantan grandes esculturas que son exhibidas por las calles de la población y embarcadas para surcar las aguas del lago Grundlsee. La elección de las reinas de la fiesta, un completo programa musical, danzas regionales y degustaciones gastronómicas redondean la propuesta tradicional y festiva de esta bella región de los Alpes.