Los cementerios más bonitos del mundo y de España

El turismo de cementerios que impulsa el mismo Consejo de Europa está en auge y cada vez más personas se acercan estos fúnebres lugares

1 de noviembre de 2013

Desde hace años los cementerios se han convertido en una visita más a tener en cuenta en cualquier viaje. El auge de este tipo de recorridos ha impulsado la creación de rutas, guías e itinerarios por muchos de los camposantos europeos y españoles. Algunos de éstos albergan un patrimonio artístico impresionante, otros forman parte de la Historia de la Humanidad y algunos son tan bellos que pasear por ellos resulta una auténtica delicia.

Con el fin de preservarlos y darlos a conocer existe una asociación que reúne los cementerios más significativos y valiosos de Europa. La Significant Cementeries promueve el turismo por 179 cementerios de 22 países europeos que destacan por su trascendencia histórica así como por el valor del patrimonio artístico que albergan. Otra iniciativa es la Ruta Europea de Cementerios calificada de interés cultural por el Consejo de Europa y que reúne un total de 63 camposantos ubicados en 50 ciudades.

De París a Viena

Una visita a París debe incluir un paseo por el maravilloso cementerio de Montmarte, poblado de arces, tilos y castaños, donde están enterrados Stendhal o el bailarín ruso Nijinsky, entre otras muchas célebres personalidades. O por el de Pere Lachaise, tan grande que es como un gran parque y en cuyos mausoleos descansan Chopin, Isadora Duncan, Delacroix, Molière, Modigliani, Pissarro, Edith Piaff, Jim Morrison…la lista es casi interminable.

Cada capital europea tiene como mínimo un camposanto memorable, como los cementerios judíos de Kasimierz en Cracovia, o el de Praga, en el barrio de Josejov, ambos testimonios de los horrores de la Historia. También el de Greyfriars en Edimburgo, repleto de leyendas que quitan el sueño y el de Nunhead en el sur de Londres, conocido como uno de los siete grandes cementerios victorianos. En Lisboa no hay que perderse el Prezeres, una gran ciudad de difuntos donde descansan grandes personalidades lusas. El Zentalfriedhoff, en Viena, es otro de los camposantos que atrae a miles de turistas y en el que están sepultados algunos de los músicos más insignes como Schubert, Brahms, Beethoven o la familia Strauss. En Roma hay que visitar el cementerio Acatólico o de los Poetas, una romántica necrópolis con bellos jardines y majestuosas estatuas donde descansan los poetas John Keats y Percy Shelley. Florencia, Estocolmo, Oporto, Atenas, entre otras muchas albergan delicados y bellos rincones donde sentir el silencio en el corazón de la ciudad.

Veinte cementerios españoles

En la Ruta Europea de Cementerios se destacan una veintena de camposantos españoles. El Cementerio Municipal de Granada, el de Ciriego o el de Comillas en Santander o el cementerio de Polloe de San Sebastián son algunos de los más visitados. Valencia ha puesto en marcha la ruta del Museo del Silencio que todos los sábados muestra su cementerio General; también en el de La Almudena de Madrid se organizan visitas guiadas.

Existen otras pequeñas joyas repletas de arte como los cementerios de Arenys de Mar o Vilanova i la Geltrú en Cataluña, o el del Inglés, en Màlaga, donde se realizan visitas nocturnas. El cementerio de Monturque en Córdoba es el único de España que contiene en su interior una zona arqueológica. En Galicia destaca el cementerio de San Amaro en A Coruña y el del Fin del Mundo, situado en Finisterre y formado por 14 cubos de granito que miran al mar desde el acantilado, obra del arquitecto César Portela.

Necrópolis Turismo
Outbrain