Una ruta por 11 bellos cementerios de España

El turismo de cementerios que impulsa el mismo Consejo de Europa está en auge y cada vez más personas se acercan estos lugares fúnebres

1 / 11
Cementerio La Almudena. Cementerio La Almudena, Madrid

1 / 11

Cementerio La Almudena, Madrid

Fundado en 1884, este museo sagrado es el cementerio más grande de la capital española. En él se encuentran enterrados más de 140 artistas nacionales como Pio Baroja, Antonio Flores, Lola Flores, Santiago Ramón y Cajal, Arturo Soria o Lina Morgan. Su principal atractivo es que muchos de sus mausoleos son auténticas obras de arte. 

Cementerio Municipal de La Carriona. Cementerio Municipal de La Carriona, Asturias

2 / 11

Cementerio Municipal de La Carriona, Asturias

Situado en la ciudad asturiana de Avilés, este cementerio de finales del siglo XIX se caracteriza por ser un museo al aire libre de diferentes estilos artísticos. Fue diseñado por el arquitecto municipal  Ricardo Marcos Bausá, quien también se encargó de diseñar la Ciudad Lineal de Madrid. Su principal característica es la cantidad de esculturas simbólicas que decoran los panteones. También su capilla neorrománica, o las representaciones barrocas. El personaje más ilustre aquí enterrado es el escritor asturiano Armando Palacio Valdés, cuya tumba está custodiada por la escultura de uno de los personajes de su obra La aldea perdida. Un medallón con su imagen y las letras de “Viajero, si algún día escalas las montañas de Asturias y tropiezas con la tumba del poeta, deja sobre ella una rama de madreselva. Así Dios te bendiga y guíe tus pasos con felicidad por el Principado”, hacen que cualquier visitante se detenga en ella. 

Foto: Toxicityofrock

Cementerio de San Froilán, Lugo

3 / 11

Cementerio de San Froilán, Lugo

Construido en 1948, el cementerio de San Froilán destaca por la belleza de sus antiguas construcciones funerarias. La más monumental de ellas se encuentra justo a su entrada, es el mausoleo neogótico del siglo XIX diseñado por el arquitecto lucense Cobreros. Su mezcla de diferentes estilos, con pinceledas de la decoración corintia, le llevaron a ser nombrado en 2015 el mejor monumento funerario de España

Foto: Concello de Lugo

cementerio02 045. Cementerio de San Amaro, A Coruña

4 / 11

Cementerio de San Amaro, A Coruña

Es de los pocos cementerios marinos del mundo, y posiblemente uno de los que goza con mejores vistas al Atlántico. Este camposanto de gran valor cultural, histórico y artístico se ha situado como uno de principales puntos de interés turístico de la ciudad. Sus joyas neoclásicas, la simbología celta, los templos neorrománicos o jónicos y los panteones modernistas son auténticas obras de arte. En él hay sepultadas importantes figuras de la cultura gallega como el escritor Wenceslao Fernández Flores, cuyo personaje Fiz Cotovelo de El bosque animado cobra vida durante las visitas guiadas por el cementerio. Estas corren a cargo de la Oficina de Turismo de A Coruña, son gratuitas y se realizan todos los sábados desde el mes de abril a diciembre al anochecer. En ellas los visitantes tienen la oportunidad de conocer los secretos de este viejo cementerio de 1812 que ya forma parte del circuito turístico coruñés. 

Foto: Turismo Coruña

Cementerio de Ciriego, Cantabria

5 / 11

Cementerio de Ciriego, Cantabria

Situado en la ciudad de Santander, el cementerio de Ciriego ofrece unas impresionantes vistas al Cantábrico. La monumentalidad de sus esculturas, panteones y ornamentación le han hecho situarse como uno de los camposantos más bonitos de España, aunque su principal particularidad es que es el más tecnológico. Como complemento a sus rutas guiadas, el visitante puede hacer el recorrido por su cuenta con la ayuda de una aplicación que le irá informando sobre las partes más emblemáticas del lugar. Cuenta con un plano, explicaciones y galería fotográfica. Además, también disponen de lector de códigos QR y, desde la propia página web del cementerio de Ciriego, se pueden ver algunos de sus monumentos en 3D. 

Foto: Pedro Caramés (SEMARAC)

Cementerio General Reus

6 / 11

Cementerio General Reus

Construido en 1869 como última voluntad del político Josep Sardà i Cailà, el cementerio de Reus es un reflejo de la sociedad reusense del siglo XIX. Se caracteriza por a ausencia de elementos cristianos en su fachada y por no discriminar las distintas creencias religiosas. Algunas de las sepulturas son de estilo neoclásico, clásico o de inspiración egipcia. Entre los personajes conocidos que allí se encuentran enterrados está el general Prim, cuyos restos fueron trasladados a Reus, su lugar de origen, en 1971. Su mausoleo, obra de Plácido Zuloaga, es una mezcla del estilo clásico con el Renacimiento. En sus laterales hay dos bajorrelieves sobre la batalla de Castillejos y la entrada del general en Madrid. 

Cementerio de Igualada

7 / 11

Cementerio de Igualada

Posiblemente una de las necrópolis más modernas y nuevas de España. Diseñado por Enric Miralles y Carme Pinós, el nuevo cementerio de Igualada fue inaugurado en 1994, después de diez años en construcción. La idea de sus diseñadores era crear un espacio donde el pasado, presente y futuro quedase unido en la "ciudad de los muertos", dando como resultado un conjunto de construcciones minimalistas que se mezclan con las montañas del lugar. Este camposacro cuenta con varios niveles situados a lo largo de un camino que simboliza la vida. En el primer y segundo nivel se encuentran los nichos, mientras que la parte superior está reservada para la capilla. Sus elementos modernistas con formas solemnes están presentes en todo el recinto. 

slide-1-1024x682 málaga. Cementerio inglés, Málaga

8 / 11

Cementerio inglés, Málaga

Desde inicios del siglo XIX, las costas del sur de España han sido un lugar de acogida de extranjeros provenientes del norte de Europa. A pesar de que su adaptación a una nueva sociedad era casi completa, aquellos que profesaban una fe protestante se encontraron con un problema grave: no podían ser enterrados en el mismo lugar que los católicos. Por ello, y tras años de enterrar a los difuntos en la playa, en 1838 el cónsul británico consiguió el permiso para construir un cementerio inglés. A tan solo 15 minutos de la playa de la Malagueta, el ya célebre cementerio fue concebido a modo de jardín y destaca por su belleza. 

Foto: Cementerio Inglés de Málaga

ALM-FXBY5J. La sima de los Huesos, Atapuerca

9 / 11

La sima de los Huesos, Atapuerca

Desde luego, éste no es un cementerio al uso como los anteriores. Sin embargo, tiene un lugar en nuestra lista porque se cree que podría ser el cementerio más viejo de la historia. Este lugar, donde los arqueólogos llevan años trabajando y han confirmado el hallazgo de los huesos de al menos 28 individuos, parece explicar que estos antepasados nuestros de hace 430.000 años aproximadamente ya llevaban a cabo ritos de entierro

Foto: Age fotostock

Martin W. Cementerio de la soledad, Huelva

10 / 11

Cementerio de la soledad, Huelva

Una de las historias más inquietantes de los cementerios españoles se esconde entre las lápidas del cementerio de la Soledad de Huelva. Durante la Segunda Guerra Mundial y mientras en España ya se había impuesto la dictadura de Franco, los aliados luchaban contra el avance del nazismo. Más allá de las terribles batallas en el frente, constantemente se llevaban a cabo acciones secretas por toda Europa que contribuían a mermar las defensas del enemigo. Las costas españolas fueron testimonio privilegiado de una de ellas. Las tropas aliadas se preparaban para la invasión de Italia desde el sur, y el servicio secreto británico urdió un plan para confundir a Hitler y hacerle creer que el desembarco se produciría en las costas griegas, en lugar de en Sicilia. Con este objetivo, y con el cadáver de un sintecho llamado Glyndwr Michael que acababa de morir, inventaron un personaje ficticio: William Martin. En su chaqueta de capitán incluyeron una identificación falsa, y fue lanzado al mar con un maletín. Los militares españoles encontraron el cadáver y enviaron a Alemania la información del maletín, cuyos documentos contribuyeron a facilitar el desembarco del general aliado George Patton en Sicilia en julio de 1943. Dos personajes, uno real y otro ficticio, comparten la misma tumba en el Cementerio de la Soledad.

Foto: Commonwealth War Graves Commission

Montijuïc Cemetery2. Cementerio de Montjuïc

11 / 11

Cementerio de Montjuïc

Como una catarata de nichos, el cementerio de Montjuïc se desparrama por la ladera de una de las montañas con más historia de Barcelona. Durante la segunda mitad del siglo XIX la cementerios de la ciudad ya estaban prácticamente al límite de su capacidad, así que la creación del camposanto de Montjuïc en 1883 apareció como la solución necesaria. Entre sus empinadas callejuelas se hallan algunas tumbas de las personalidades más célebres de Barcelona, como por ejemplo Francesc Cambó (político), Ildefons Cerdà (ingeniero del Plan Cerdà de Barcelona), Francesc Macià (presidente de la Generalitat de Cataluña) o Jacint Verdaguer (poeta). 

Foto: CC

Una ruta por 11 bellos cementerios de España

Desde hace años los cementerios se han convertido en una visita más a tener en cuenta en cualquier viaje. El auge de este tipo de recorridos ha impulsado la creación de rutas, guías e itinerarios por muchos de los camposantos europeos y españoles. Algunos de éstos albergan un patrimonio artístico impresionante, otros forman parte de la Historia de la Humanidad y algunos son tan bellos que pasear por ellos resulta una auténtica delicia.

Ruta por los cementerios españoles

En la Ruta Europea de Cementerios –una iniciativa calificada de interés cultural– se destacan una veintena de camposantos españoles. El Cementerio Municipal de Granada, el de Ciriego o el de Comillas en Santander o el cementerio de Polloe de San Sebastián son algunos de los más visitados. Valencia ha puesto en marcha la ruta del Museo del Silencio que todos los sábados muestra su cementerio General; también en el de La Almudena de Madrid se organizan visitas guiadas.

Más información

Viaje a las catacumbas de París

18

Fotografías


Existen otras pequeñas joyas repletas de arte como los cementerios de Arenys de Mar o Vilanova i la Geltrú en Cataluña, o el del Inglés, en Málaga, donde se realizan visitas nocturnas. El cementerio de Monturque en Córdoba es el único de España que contiene en su interior una zona arqueológica. En Galicia destaca el cementerio de San Amaro en A Coruña y el del Fin del Mundo, situado en Finisterre y formado por 14 cubos de granito que miran al mar desde el acantilado, obra del arquitecto César Portela.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?