Viaje por 3 carreteras míticas de América

El término road movie ("película de carretera") viene de América. Por ese continente discurren rutas que constituyen un destino en sí mismas

1 / 6

1 / 6

A Gospic Patagonia. Ruta 40, Argentina

Ruta 40, Argentina

La cordillera de los Andes sigue en paralelo el recorrido de la carretera más larga y emblemática de Argentina, inaugurada en 1935. A lo largo de 5.195 kilómetros, desde el Cabo Vírgenes (Patagonia) hasta La Quiaca (en el límite con Bolivia).

Foto: Aleksandar Gospić

2 / 6

AP 03051702234. Ruta 40, Argentina

Ruta 40, Argentina

La Ruta Nacional 40 cruza 11 provincias, pasa por 21 parques naturales y asciende hasta los 5.000 metros. Lanzarse a recorrerla permite descubrir los paisajes más asombrosos del país. En su descenso desde el extremo norte de Argentina hacia el sur, esta larguísima carretera se escora hacia el oeste donde, cerca de la frontera con Chile, sus carriles pasan muy cerca del glaciar Perito Moreno, tanto que es obligatorio detenerse para visitarlo.

Foto: AP Images

3 / 6

AP 254299342964. Transcanadiense

Transcanadiense

Casi 8.000 kilómetros (la distancia de Madrid a Kabul) separan las islas de Terranova y Vancouver y esta ruta los cubre sin abandonar Canadá. Avanzar rumbo al Pacífico permite evocar la época en que los pioneros del oeste dejaban atrás las ciudades de los Grandes Lagos para aventurarse por la llanura sin fin.

Foto: AP Images

4 / 6

AP 742019101476. Transcanadiense

Transcanadiense

La apoteosis de la ruta son sus últimos 1.000 kilómetros, cuando atraviesa las Montañas Rocosas, con extraordinarios parques nacionales. En la imagen aparece el lago Moraine —en el Valle de los Diez Picos—, ubicado dentro del Parque Nacional Banff, en Alberta. 

Foto: AP Images

5 / 6

DL a01005262. Ruta 66, EE.UU.

Ruta 66, EE.UU.

 Cuando se acerca a la costa oeste es muy común encontrar paisajes áridos y desérticos como el de la imagen.

Foto: AP Images

6 / 6

DL a00742513 061. Ruta 66, EE.UU.

Ruta 66, EE.UU.

La literatura, la música y el cine han inmortalizado esta carretera interestatal que nació para unir las dos costas norteamericanas. Conocida como la "carretera madre", su apertura en 1926 fue un hito para el país. Para el viajero, resultan muy familiares establecimientos como este, que son lugar de paso de muchos protagonistas de películas míticas del cine estadounidense. 

Foto: AP Images

28 de noviembre de 2017

Un atento copiloto, una buena banda sonora en la radio del coche y muchas horas de conversación por delante son los mejores aliados cuando nos disponemos a recorrer largas distancias en coche. En el exterior, paisajes impresionantes que discurren tras los cristales como si de una película muda se tratara y que son el más fiel acompañante de los viajeros a lo largo de cualquier ruta por carretera. Una manera de conocer el mundo que ofrece tanta autonomía como cercanía respecto a los destinos escogidos. Los trayectos sobre ruedas constituyen una forma de alcanzar el objetivo en la que este pasa a un segundo plano para dejar como protagonista al propio viaje, cuyo escenario revela el aspecto y el carácter de un territorio.

10 aplicaciones para viajar por carretera

Más información

10 aplicaciones para viajar por carretera

Cuando hablamos del continente americano, muy prolífico en cuanto a representaciones artísticas de viajes por carretera —ya sea en los libros o en la gran pantalla—, los desplazamientos a través del basto territorio que abarca han formado parte indisociable de su historia: desde las largas travesías a lomos de un caballo o las primeras vías férreas hacia el Pacífico que abrió la conquista del oeste hasta las road movies de los años 60.

Ya sea en el norte o en el sur, recorrer miles de kilómetros en coche por cualquier rincón de América descubre un mosaico de paisajes de lo más rico y diverso. Las tres carreteras de nuestra galería de imágenes son un buen ejemplo de ello.