Viaje a la naturaleza: tres santuarios de vida animal

Nos escapamos a tres destinos donde experimentar la belleza del entorno natural

1 / 6

1 / 6

Captura de pantalla 2016-12-15 a la(s) 12.21.53. Tiburón Ballena

Tiburón Ballena

Nadando junto a un tiburón ballena nos sentimos muy pequeños, pero asombrosamente tranquilos, pues el pez más grande del mundo es muy pacífico, se alimenta filtrando el agua y se mueve despacio y con suavidad cuando se aproxima un ser humano. Las islas Maldivas son uno de los privilegiados destinos en que pueden observarse a lo largo de todo el año.

2 / 6

shutterstock 294175067. Atolón Ari, Maldivas

Atolón Ari, Maldivas

La pequeña extensión de tierra del atolón Ari pertenece al archipiélago de las Islas Maldivas, en el Océano Índico. Está considerado como uno de los mejores lugares del mundo para hacer buceo debido a la buena salud de la que gozan sus aguas y, en consecuencia, la cantidad de fauna que se reúne en ellas. En su fondo marino se pueden observar mantarrayas, tiburones grises y de puntas blancas, o tiburones ballena, una de las especies más codiciadas. 

3 / 6

AAM-AAES55646. Mariposas monarca

Mariposas monarca

Célebres por las espectaculares imágenes que deja su migración masiva, la mariposa monarca vive como máximo durante 6 semanas. Su característico patrón de colores y formas estampado en las alas forman parte de un mecanismo de defensa frente a los depredadores potenciales, quienes asocian los colores chillones con un contenido tóxico. Las grandes migraciones se producen desde agosto a octubre hacia el sur y en primavera hacia el norte. 

4 / 6

GettyImages-468737746. Michoacán, México

Michoacán, México

Hay que verlo para creerlo. En invierno, los bosques de la reserva de Michoacán están tapizados por millones de mariposas monarca. A cada paso, una nube de ellas se eleva en el aire. Llegaron desde las Montañas Rocosas tras volar 4.000 kilómetros y la mayoría no retornarán, pues viven solo unos meses. Pero sus descendientes sí e incluso se posarán en el mismo árbol.

5 / 6

T69-2621251. Grullas

Grullas

La grulla común es un animal de gran envergadura –más de 2 metros con las alas extendidas– caracterizada por la longitud del cuello y de las patas. Este tipo de aves tienen una dieta basada en una gran variedad de vegetales como raíces, semillas, tubérculos y frutos y en ocasiones también se alimentan de insectos o peces pequeños, lombrices o arañas. Son aves migratorias por lo cual su presencia en la laguna de Gallocanta dependerá del momento del año en que se visite. Las mejores épocas son de octubre-noviembre a febrero, cuando llegan para invernar, y desde febrero hasta marzo, cuando pasan por la laguna y continúan su viaje hacia el sur.  

6 / 6

shutterstock 178098161. Laguna de Gallocanta, Teruel

Laguna de Gallocanta, Teruel

Cuando la niebla matutina se levanta, las miles de grullas que duermen en la laguna de Gallocanta alzan el vuelo en bandadas bajo la atenta mirada de cientos de aficionados a la ornitología. Gallocanta es un lugar de paso e invernación para esta ave que llega del norte de Europa en octubre rumbo a África, y que regresa en febrero en su camino de vuelta. 

Nos escapamos a tres destinos donde experimentar la belleza del entorno natural

Más información

Diez travesías emocionantes alrededor del mundo

Diez travesías emocionantes alrededor del mundo

Viajar persiguiendo nuevas y excitantes experiencias es la razón principal por la que se escogen muchos destinos. Aún así, distintas preferencias o motivaciones determinan el punto final de nuestro periplo; ya sea por descubrir un destino histórico, un paisaje abrumador o quizás porque lo que buscamos es poner a prueba nuestros límites y superar algún reto personal.

Pero si los viajeros están dispuestos a desplazarse miles de kilómetros es para tener la oportunidad de presenciar algo único: ir en busca de un lugar especial donde poder ver algo que en nuestro entorno habitual resultaría imposible es lo que nos empuja a cruzar océanos o pasar largas jornadas de viaje hasta alcanzar el destino final.

Si alguna vez has planeado un viaje con el objetivo de observar un espectáculo natural, es muy posible que entre tus opciones hayas contemplado, por ejemplo, ir hasta el Parque Nacional del Serengeti para ver la gran migración de los ñus, viajar hacia al norte a presenciar la visión mágica de las auroras boreales, contemplar una de las mayores tortugas del mundo desovando en una playa del Pacífico en Centroamérica o ver despuntar los primeros rayos del sol por encima de las pirámides de Gizeh, en Egipto.

Más información

Perú, por el Camino del Inca

Perú, por el Camino del Inca

Estos son algunos de los grandes espectáculos que la naturaleza nos ofrece, pero hay muchos más. En esta galería de imágenes hemos seleccionado tres experiencias en las que una determinada conducta animal es el gran espectáculo a contemplar, grandes momentos que solo suceden en instantes concretos y en lugares precisos. Te sugerimos tres propuestas únicas que podrás incluir en la lista de los destinos a los que viajar para disfrutar de la presencia y el comportamiento de la naturaleza animal: México, Teruel y las Islas Maldivas.

Fotos: Age Fotostock; Getty Images; Getty Images