Selva Negra

Selva Negra

Selva Negra

Este recorrido desde la monumental Friburgo discurre por pueblos que preservan costumbres medievales y descubre el placer de caminar por algunos de los bosques más antiguos de Europa

Más información

Los 5 castillos más sorprendentes de Alemania

Los 5 castillos más sorprendentes de Alemania

Lugar de encuentro entre la Europa occidental y la central, la Selva Negra permite encontrarse con la historia del viejo continente. Sus montañas cubiertas de bosques -origen del topónimo- forman la divisoria entre las cuencas del Rin y del Danubio, que nace en sus laderas y cuya fuente buscaba Claudio Magris al inicio de su obra El Danubio (1986). La Selva Negra ocupa una franja montañosa de 150 kilómetros de norte a sur que invita a ser recorrida por partes. El sur alberga los paisajes más cálidos de Alemania, además de una naturaleza casi intacta de colinas y bosques que dan paso a prados y cultivos en torno a monasterios, granjas y pueblos; en las tierras bajas aparecen las ciudades de comerciantes, emplazadas a orillas de los grandes ríos navegables. Una de las poblaciones más prósperas es Friburgo. Universitaria, vitalista y animada, es el punto de partida para cualquier ruta a través de la Selva Negra.

Friburgo es el inicio de este recorrido por la zona más meridional de la Selva Negra, una región de bosques y pueblos tradicionales.

Principales visitas

FRIBURGO

Emplazada en la llanura del Rin, a poca distancia de las fronteras francesa y suiza, es una ciudad perfecta para explorar el sur de la Selva Negra. La Catedral y el barrio antiguo que se agrupa a su alrededor son imprescindibles.

KAISERSTUHL

Literalmente «asiento del emperador», es una colina de origen volcánico y 560 m de altitud que se avista desde Friburgo. Sus fértiles laderas están cubiertas de viñas que dan vino spätburgunder y grauburgunder.

ST. TRUDPERT

Esta abadía benedictina del siglo IX se localiza al sur de Friburgo. Una parte del recinto está abierta al público. En ella vive una comunidad de religiosas.

HÖLLENTAL

Este valle ofrece un recorrido encajado entre altas paredes de roca que ha sido escenario de numerosas leyendas. Es una de las rutas panorámicas (carretera B31, de Friburgo a Titisee-Neustadt) más bonitas de la Selva Negra. El Hirschsprung o Salto del Ciervo es el punto más estrecho y profundo.

LAGO TITISEE

La población de Titisee-Neus-tadt se asienta a orillas del lago y concentra la mayoría de infraestructuras turísticas. Es una zona ideal para practicar senderismo y bicicleta.

VALLE DE JOS

Es un enclave de prados y granjas dispersas a medio camino entre Titisee-Neustadt y Triberg.

TRIBERG

Es la capital de los relojes de cuco y también la base para realizar caminatas hasta cascadas –el salto del río Gutach es espectacular–. Resulta interesante la visita al Schwarzwald Museum, dedicado a la cultura tradicional.

Datos útiles

A TENER EN CUENTA

Los españoles solo precisan el D.N.I. para viajar a Alemania. La tarjeta SchwarzwaldCard ofrece descuentos en lugares turísticos, museos y transportes, incluidos teleféricos y cruceros. Vale para tres días y se vende en oficinas de turismo. El Museumticket de Friburgo ofrece la entrada conjunta a cinco museos.

LLEGAR Y DESPLAZARSE

Desde varias ciudades salen vuelos de bajo coste al aeropuerto Euroairport, el más cercano a Friburgo (a 70 km) y conectado por tren y autobús. Lo más cómodo para moverse es alquilar un coche y así recorrer carreteras panorámicas como la B31, entre Friburgo y Titisee. La Selva Negra cuenta además con una amplia red de autobuses y trenes. Hay líneas de vía estrecha con vagones antiguos que cruzan valles, bosques de abetos y viaductos; entre Gutach y Offenburg, por ejemplo, funciona uno con un atractivo recorrido de 150 km. Hay muchas rutas para bicicleta, como las que desde Friburgo recorren ambas riberas del río Dreisam.

ALOJAMIENTO

Destacan hoteles con encanto, granjas de montaña y balnearios en el área del lago Titisee. Hay muchas zonas de acampada y albergues. www.schwarzwaldserver.de.

ACTIVIDADES

Friburgo es el inicio de la Ruta del Vino, un itinerario ciclista de 55 km que lleva a la zona de viñas de Kaiserstuhl. En Triberg, famoso por el Museo del Reloj de Cuco, empieza la Ruta de los Relojes, con etapas en Villingen-Schwenningen, con una treintena de talleres artesanales; Schonach, que presume del cuco más grande del mundo; o Furtwanden, con un museo de la relojes. Cerca de Triberg está el Museo de la Selva Negra que reúne granjas de la región.

Se realizan caminatas por el valle de Höllental y su angosto cañón de 9 km de largo. El pueblo de Hinterzarten es punto de partida de la subida a pie oen teleférico al pico Feldberg (1.493 m), el más alto de la Selva Negra. Titisee- Neustadt es un centro vacacional en el que se organizan paseos en barca y a pie bordeando el lago. A 20 km está el pueblo de Bonndorf donde nace el sendero hacia el cañón del Wutach. Las cascadas de Gutach se admiran desde un camino con pasarelas; en verano hay que pagar entrada para visitarlas. www.schwarzwald-tourismus.info.

GASTRONOMÍA

En los weinstub (mesones tradicionales) sirven el estofado de carne de buey con salsa de rábano, el ahumado de cerdo y la trucha de Selva Negra, acompañados del vino blanco de la región. La schwarzwälderkirschtorte o tarta Selva Negra, rellena de cerezas, es uno de los postres más famosos.

BIBLIOGRAFÍA

Lo mejor de Alemania-Lonely Planet. GeoPlaneta, 2010.