10 secretos de París que no querrás compartir

París siempre apetece, sobre todo si la visita va más allá de la Torre Eiffel y del Louvre

2 / 10

1 / 10

La Sainte Chapelle

La Sainte Chapelle

Aunque la visita a esta magnífica capilla gótica sale en todas las guías como imprescindible, a veces por la abrumadora cantidad de cosas por ver, acaba quedando en la recámara. ¡Pues no debería ser así! La Sainte Chapelle es una de las joyas de París, la visión de los más de 500 metros cuadrados de vitrales con la luz tamizada es conmovedora.

Foto: GTRES

2 / 10

Le Cafe des Deux Moulins

Le Cafe des Deux Moulins

Un café con terraza para cinéfilos. Este local de Montmartre se utilizó para rodar la película Amélie (Jean-Pierre Jeunet, 2001), con Audrey Taotou. En un paseo por las calles de este barrio de artistas merece la pena detenerse en el lugar donde trabajaba Amélie Poulain.

Foto: Gtres

3 / 10

El mural del amor

El mural del amor

El tópico dice que París es la ciudad de los enamorados. Para saber como decir “te quiero” en 300 lenguas y dialectos distintos hay que ir hasta el barrio de Montmartre, en la Place des Abbesses donde se halla un gran mural, el “Mur de "Je t'aime", dedicado a los artistas Frederic Baron y Claire Kito.

Foto: Gtres

4 / 10

Rue de Mouffetard

Rue de Mouffetard

La calle más viva de París, un auténtico zoco en el centro de la ciudad y una de sus vías más antiguas. Numerosos restaurantes y cafés bordean el mercado que a diario llena esta estrecha calle adoquinada de vendedores de frutas y verduras, pescaderías, queserías y panaderías. Una delicia para el paladar y para la vista.

Foto: GTRES

5 / 10

Canal de Saint Martin

Canal de Saint Martin

Aunque el paseo por las orillas del Sena es más que recomendable, existe otra opción menos manida que nos lleva a las afueras de París y que se convierte en una muy agradable sorpresa. Las aguas mansas del Canal de Saint Martin atraviesan zonas arboladas y están flanqueadas por un barrio joven y dinámico lleno de cafés con terracitas y pequeños restaurantes.

Foto: GTRES

6 / 10

Bois de Vincennes

Bois de Vincennes

Se puede dar un romántico paseo en su lago, deambular por sus senderos flanqueados por un tupido bosque, o dejar vagar la imaginación contemplando los jardines tropicales o el templo budista que hay en su interior. Una gran propuesta para pasar un día alejados del centro de París en este oasis verde.

Foto: Gtres

7 / 10

Barbés

Barbés

Es uno de los barrios más de moda de la capital francesa, paraíso de bicicletas, con su mercado bajo las vías, restaurantes "bio" y tiendas cool. No perderse la Brasserie Barbés, ni el recién reinaugurado Cine Luxor que recoge la más pura herencia de la nouvelle vague.

Foto: Gtres

8 / 10

Marché des Enfants Rouges

Marché des Enfants Rouges

Aunque el barrio de Marais, con la magnífica Place des Vosgues como epicentro, es una de las zonas más concurridas de París, existe otro Marais situado más al norte por donde pasear sin prisas entre edificios señoriales e históricos y pararse en uno de los mercados más recomendables de la ciudad, el colorista Marché des Enfants Rouges.

Foto: Gtres

9 / 10

HEMIS 0477612. Museo Cluny

Museo Cluny

Un solo museo en esta lista pero que merece ser visitado, por su interesantísima colección de objetos de la Edad Media  y por el bellísimo edificio en el que se encuentra, una mansión medieval situada junto a las ruinas de las termas galorromanas de Lutecia del siglo I.

Foto: Gtres

10 / 10

Cementerios de Montmartre y el de Pere Lachaise

Cementerios de Montmartre y el de Pere Lachaise

Una visita a París debe incluir un paseo por el maravilloso cementerio de Montmarte, poblado de arces, tilos y castaños, donde están enterrados Stendhal o el bailarín ruso Nijinsky, entre otras muchas célebres personalidades. O por el de Pere Lachaise, tan grande que es como un gran parque y en cuyos mausoleos descansan Chopin, Isadora Duncan, Delacroix, Molière, Modigliani, Pissarro, Edith Piaff, Jim Morrison…la lista es casi interminable

Foto: GTRES

27 de julio de 2016

La Torre Eiffel, curiosidades e historia del monumento más famoso de París

Más información

La Torre Eiffel, curiosidades e historia del monumento más famoso de París

A París hay que ir una y mil veces y cada vez sorprende, atrapa y maravilla. Pocas ciudades acumulan tanto por ver y disfrutar como la capital francesa. A sus visitas “obligadas”, como el Louvre, los Campos Elíseos, Notre-Dame o la Torre Eiffel, hay que sumarle un montón de rincones secretos, escenarios de películas, calles llenas de vida, cafés históricos, plazoletas para dejar pasar el tiempo, jardines románticos, canales venecianos... en fin, una ciudad para recorrer con otros ojos.