Ruta de Verdi, por los escenarios del compositor

De Parma a Milán entre castillos, villas y ciudades de tradición musical

1 / 8

1 / 8

IBR-1013604. Teatro Verdi de Busseto

Teatro Verdi de Busseto

Fue inaugurado en 1868 con las óperas Rigoletto y Un baile de máscaras.

AGE FOTOSTOCK

2 / 8

ATL-002021. Roncole

Roncole

En esta casa aldeana nació Verdi. Hoy acoge un museo.

AGE FOTOSTOCK

3 / 8

MAR-W469850. Plaza de Verdi de Busseto

Plaza de Verdi de Busseto

En Busseto, la preside un monumento dedicado al compositor.

AGE FOTOSTOCK

4 / 8

RDC-ad-238393. Rocca de Busseto

Rocca de Busseto

De la antigua fortaleza medieval prevalece en pie la torre central. Hoy aloja el Ayuntamiento y el Teatro de Verdi.

AGE FOTOSTOCK

5 / 8

MAR-W214376. Estudio de Verdi, en el Palacio Orlandi

Estudio de Verdi, en el Palacio Orlandi

FOTOTECA 9 X 12

6 / 8

X8J-975640. Villa Verdi

Villa Verdi

En Sant’Agata Villanova sull’Ardas se puede visitar la casa de campo en la que un Verdi ya maduro pasó largas temporadas y donde tuvo su época más prolífica.

AGE FOTOSTOCK

7 / 8

X8X-1601045. La plaza del Duomo de Milán, con la imponente fachada de mármol de la catedral

La plaza del Duomo de Milán, con la imponente fachada de mármol de la catedral

AGE FOTOSTOCK

8 / 8

VN ESC VERDI-2. Cuatro etapas básicas de la Ruta de Verdi

Cuatro etapas básicas de la Ruta de Verdi

1 Roncole. Su notoriedad como ciudad natal del compositor hizo que cambiase su nombre por el de Roncole Verdi.

2 Busseto. La adolescencia y juventud de Verdi discurrieron en este pueblo, hoy lleno de rincones dedicados a su memoria.

3 Sant’Agata di Villanova sull’Ardas. Esta localidad situada 5 kilómetros al noroeste de Busseto aloja la Villa Verdi, principal refugio del compositor.

4 Milán. La ruta verdiana se detiene en el Duomo, el teatro de La Scala, la Galleria Vittorio Emanuele II y el Grand Hotel.

Mapa: BLAUSET

Francesco Luti

27 de septiembre de 2013

Giuseppe Verdi, el ídolo  del Risorgimento italiano

Más información

Giuseppe Verdi, el ídolo del Risorgimento italiano

En pleno corazón de Italia, en la provincia de Parma, comienza la ruta dedicada a Giuseppe Verdi, el genial músico italiano. El itinerario se inicia en Roncole, una aldea del municipio de Busseto situada a 35 kilómetros de Parma. Verdi nació el 10 de octubre de 1813 en la humilde casa de campo que sus padres regentaban como hostería y que ahora es un pequeño museo. Dentro del pueblo, la iglesia de San Michele Arcangelo (siglo XVI) conserva el órgano en el que el pequeño Giuseppe tomó sus primeras lecciones de música.

El camino de Roncole a Busseto, a escasos minutos en coche, puede también recorrerse en bicicleta por un terreno llano y de paisaje agradable. Busseto vivió cierto esplendor entre los siglos XVII y XVIII. Su centro está en la plaza Giuseppe Verdi, enmarcada por la antigua Rocca (castillo), con la que antiguamente estaba comunicada por un puente levadizo. Aquí se erigen el Ayuntamiento y el Teatro Verdi (1868), el primer escenario que pisó el músico y donde siguen representándose las óperas verdianas.

El joven Giuseppe se trasladó a Busseto con apenas doce años a trabajar para Antonio Barezzi, un comerciante amigo de su padre que también sufragó los inicios de su carrera musical. Vivían en el céntrico palacio familiar, que hoy es otro museo lleno de recuerdos del compositor. Años más tarde, Verdi se casó con la hija de Barezzi, Margarita, que fallecería joven.

El palacio Orlandi

Antes de abandonar Busseto conviene recorrer los alrededores y visitar el palacio Orlandi, un edificio neoclásico adquirido por Verdi en 1845 para vivir con su segunda esposa, y el más reciente homenaje al músico: el Museo Nazionale Giuseppe Verdi, instalado en la Villa Pallavicino (siglo XVI); consta de 21 salas que repasan su vida y sus 27 óperas con gran detalle ambiental.

El viaje sigue por la carretera SP11 diez kilómetros hacia el sudeste hasta el pueblo de Soragna, donde vale la pena desplazarse para visitar la Rocca Meli Lupi, antes una fortaleza y ahora un palacio residencial. Aprovechando la parada es recomendable recorrer los jardines y brindar en alguno de los cafés que rodean la Rocca con una copa de fortana, un vino blanco espumoso de pocos grados, o de nocino, un licor de nueces típico como aperitivo.

Otro desvío aconsejable es Fontanellato, distante solo seis kilómetros. Su espléndida Rocca se sitúa en medio del pueblo, rodeada por un foso de agua que obliga a acceder a través de un puente levadizo. Durante el día y los fines de semana es agradable curiosear por los mercadillos de antigüedades que se instalan a su alrededor.

MAR-W214376

Dejamos Fontanellato para continuar hasta Sant’Agata di Villanova sull’Arda, a media hora en coche. En esta zona famosa por la producción de cerezas se halla Villa Verdi, la casa de campo donde el maestro compuso entre 1848 y 1901 sus óperas más célebres. Aunque por su éxito viajaba gran parte del año, el músico se refugiaba a menudo en esta villa. Recorrer sus estancias permite descubrir que aquel genio de la música era un hombre sencillo en la intimidad.

Milán fue la ciudad que consagró a Verdi y el último escenario de su vida. El compositor estrenó muchas de sus obras en el teatro de La Scala, meca para melómanos, inaugurado en 1778 y renovado en 2004. Se sitúa cerca de la plaza del Duomo, que preside la magnífica catedral gótica, con su fachada de mármol y sus múltiples pináculos.

Entre el Duomo y La Scala se impone un paseo por la Galleria Vittorio Emanuele II, un pasaje abovedado lleno de joyerías, bombonerías, librerías y cafés donde tomar un refrescante Campari. Epicentro de la actual moda italiana, en tiempos de Verdi era un lugar de encuentro al que acudían los artistas en busca de encargos.

Hacia el final de su vida, Verdi vivió en el Grand Hotel. La habitación donde murió está intacta y una placa recuerda «Esta casa guarda la memoria de Giuseppe Verdi, prestigioso huésped, que falleció aquí el 27 de enero de 1901». Su tumba se halla en la Casa del Retiro para Músicos que él mismo impulsó.

PARA SABER MÁS

Las ciudades de Parma y Milán, inicio y final de este recorrido y distantes entre sí 124 km, reciben vuelos desde España.

Turismo de Parma

Turismo de Busseto

Turismo de Milán

Ruta de Verdi