Escapadas de Semana Santa (II)

Ruta de las Kasbas y Ruta de Palladio

Estas dos propuestas recorren territorios bellísimos y albergan un patrimonio arquitectónico excepcional.

1 / 2

1 / 2

HEMIS 0163887. Ruta de las Kasbas

Ruta de las Kasbas

En el Alto Atlas, este circuito atraviesa el valle del Dadès y descubre imponentes fortificaciones de adobe, como la de Aït Ben Haddou, y pueblos bereberes.

GTRES

2 / 2

HEMIS 0109838. Tras los pasos de Palladio

Tras los pasos de Palladio

Desde Venecia a Vicenza, la región del Véneto alberga las mejores obras del genial arquitecto renacentista Andrea Palladio. La villa de la Malcontenta es una de las más representativas.

GTRES

Estas dos propuestas recorren territorios bellísimos y albergan un patrimonio arquitectónico excepcional.

La Ruta de las Kasbas, en Marruecos, y la Ruta de Palladio, en Italia, son la segunda entrega de nuestras propuestas para Semana Santa. Son circuitos que se pueden realizar por cuenta propia y que no distan más de una hora en avión desde la mayoría de ciudades de España. Estas dos rutas también son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Ruta de las Kasbas. Marruecos

En el sur del Alto Atlas, desde Ouarzazate a Boumalne, se extiende el árido valle del Dadès, jalonado de kasbas y pueblos fortificados o ksar. La ruta realiza un recorrido por estas fortalezas construidas en adobe con torres almenadas y adornos de ladrillo crudo y es conocida como La Ruta de las Mil Kasbas. El paisaje es espectacular, en él se mezcla el desierto y la montaña cincelada por los ríos que han creado vertiginosos desfiladeros, fértiles valles y oasis con verdes palmerales. Si las antiguas kasbas seducen con su poder de evocación, el paisaje conmueve por la fuerza de sus contrastes, su luminosidad y silencio. Una de las paradas ineludibles de esta ruta es en palmeral de Skoura, rodeado de imponentes kasbas; luego, desde Boulmane, merece la pena adentrase en la Garganta del Dadès y contemplar sus formaciones geológicas; visitar la imponente kasba de Ait Larbi y terminar en Tinerhir, desde donde se accede a las magníficas gargantas del Todra, cuyas paredes alcanzan los 300 metros de altura. El espectáculo de la luz del sol sobre las rocas es estremecedor.

Tras los pasos de Andrea Palladio. Italia

Nuestra última propuesta transcurre por la región del Véneto donde el revolucionario arquitecto renacentista Andrea Palladio (1508-1580) construyó un total de diecinueve residencias. El calor y la humedad de la ciudad de Venecia en verano impulsó a muchas de las nobles familias a buscar mejores temperaturas y sosoiego fuera de la ciudad. Se empezaron a edificar suntuosas villas por la región, muchas de ellas conectadas con Venecia a través del llamado Canal del Brenta. La ruta Palladio que proponemos salva en barco los treinta kilómetros que separan Padua y Venecia y visita algunas de las villas más famosas de Palladio y sus discípulos como la villa Foscari –la Malcontenta– y la palaciega villa Pisani. Existen otras opciones para conocer la obra de Palladio por carretera y todas ellas culminan en la ciudad de Vicenza, tan llena de obras del genial arquitecto que es conocida como la «Città Palladio». En este itinerario es imprescindible perderse por carreteras secundarias para acceder a algunas de las mejores villas, como la villa Cornaro (1552), la villa Emo (1558), la villa Barbaro (1554) y la villa Rotonda (1556), considerada su oba cumbre.