República Checa y su Semana Santa verde

Sorprendentes tradiciones convierten el país en un buen plan para disfrutar de una Pascua diferente.

1 / 6
LadislavRenner Cesky Krumlov web. La sorprendente Semana Santa de la República Checa

1 / 6

La sorprendente Semana Santa de la República Checa

Recorrer la República Checa en Semana Santa es un buen plan para los que buscan una escapada diferente. El ambiente no se parece en nada al de las procesiones de España. Al contrario, la Semana Santa checa es pagana.

Foto: Czech Tourism | Ladislav Renner

LadislavRenner Krivoklat web. Todo empieza con la llegada de la primavera

2 / 6

Todo empieza con la llegada de la primavera

La llegada de la primavera marca las festividades de la Pascua en República Checa. Entre el 31 de marzo y el 1 de abril se celebra su llegada en el magnífico castillo de Křivoklát que se ve ne la imagen. Para llegar hasta allí desde la ciudad más turística se ha habilitado un tren histórico que completa el trayecto Praga a Křivoklát.

Foto: Czech Tourism | Ladislav Renner

JanZáilis Pascua2 web. El verde pone color a la Semana Santa de Chequia

3 / 6

El verde pone color a la Semana Santa de Chequia

El verde es el color representativo de la Pascua en República Checa. Es un color con connotaciones primaverales y de renovación. Con la llegada de la primavera se celebra el triunfo de la vida, o lo que es lo mismo, la resurrección. Por eso mismo, las campanas checas se silencian en señal de duelo hasta el Domingo de Resurrección.

Foto: Czech Tourism | JanZáilis

Starobrno zelene web. Sí, también la cerveza es verde

4 / 6

Sí, también la cerveza es verde

Durante el Zelený čtvrtek, el Jueves Verde (Jueves Santo), en muchos de los bares de la República Checa, y en especial en los de la ciudad de Brno, de los grifos de la cerveza local Starobrno mana una cerveza verde, aderezada con ortigas y otras hierbas. Otra sorpresa gastronómica de la semana santa checa son, ya que no se puede comer carne, los dulces con forma de cordero.

Foto: Czech Tourism | Starobrno

JanVolejnícek Tradiciónprimaveral web. Tradiciones sorprendentes de Pascua en Chequia

5 / 6

Tradiciones sorprendentes de Pascua en Chequia

Uno de los días más importantes de la Semana Santa checa es el Lunes de Pascua, festivo y lúdico. Es el día del Pomlázka, que es el nombre con el que se conoce a la vara de sauce con la que los jóvenes, en la figuración de una danza, azotan o rocían de perfume las piernas de las chicas, mientras les cantan villancicos. Ellas se lo agradecen atándoles cintas en el palo y regalándoles huevos de Pascua, por supuesto verdes, y copas de slivovice, un licor casero.

Foto: Czech Tourism | Jan Volejnícek

tren de vapor fbk. Algunos planes especiales para disfrutar de la Semana Santa

6 / 6

Algunos planes especiales para disfrutar de la Semana Santa

La Semana Santa de la República Checa lleva mercadillos a las principales calles de las ciudades. Hay mercados en Praga y en la bellísima ciudad de Cesky Krumlov. El Festival Pascual de Música Sacra de Brno es un imprescindible para los viajeros más melómanos. Pero sin duda, el poder viajar en un antiguo tren de Jindřichův Hradec a Nová Bystřice será todo un acontecimiento para los viajeros más románticos.

Foto: Czech Tourism

República Checa y su Semana Santa verde

En ocasiones, las sorpresas nos esperan a la vuelta de la esquina. Así ocurre con la República Checa, que está aquí al lado, más o menos en el centro de Europa. Pero resulta que si andas buscando planes para una escapada alternativa en Semana Santa, la República Checa te va a sorprender gratamente.

No es que los checos tengan fama de poseer una Semana Santa llena de exaltaciones religiosas. En Praga no hay nazarenos como sí los hay en las principales procesiones de Semana Santa en España. Los checos son más de tradiciones paganas que celebran la primavera. Y por ello, el verde y no el morado es el color favorito de la Pascua en la República Checa. ¡Pero si hasta tienen una cerveza verde!

Así es la Semana Santa en República Checa

Entre las costumbres de Pascua que más te sorprenderán en la República Checa está la celebración del Pomlázka, que es el nombre de la vara de sauce con la que los jóvenes salpican con perfume las piernas de las chicas, mientras les cantan villancicos. Ellas se lo agradecen atando cintas de colores en la vara y regalándoles huevos pintados de Pascua. Es una forma de escenificar la renovación y ahuyentar a los malos espíritus.

Tradicionalmente, los huevos de Pascua con los que las mujeres premian a los hombres se pintan el Sábado Blanco (Bílá sobota); antes, el Gran Viernes (Velký pátek), es el día en el que no se puede comer carne. Para quitarnos el antojo, podremos probar los típicos dulces con forma de oveja. Esto curiosos dulces no son el único elemento pintoresco de la gastronomía de Semana Santa en República Checa; tal vez, la estrella sea la cerveza verde. En muchos de los bares, pero más en los de la ciudad de Brno, los grifos de las barras manan cerveza verde aderezada con ortigas y otras hierbas durante el Zelený čtvrtek, el Jueves Verde (Jueves Santo).

Por supuesto, la Semana Santa checa se vive especialmente en las ciudades checas, sobre todo con los vistosos y animados mercadillos de Pascua al aire libre que ocupan las calles. Los palacios, castillos, plazas y monumentos más destacados se llenan de artistas callejeros, actores y músicos, que amenizan los días de fiesta. Si te parece sorprendente, aquí te dejamos algunos planes para una Semana Santa diferente en República Checa.

Mercado de Pascua de Praga

Se celebra del 17 de marzo al 2 de abril y lo forman más de cien puestos en las plazas de Wenceslao y de la Ciudad Antigua. Desde comerse unas salchichas a la barbacoa con una cerveza Pilsner bien fría a comprar uno de los tradicionales huevos de Pascua pintados a mano, o todo tipo de alimentos y bebidas tradicionales y artesanías como juguetes de madera, objetos de cristal de Chequia y ropa deliciosamente bordada.

Bienvenida a la primavera en el castillo de Křivoklát

Aprovechando que estamos en Praga, hagamos un viaje al pasado. Nada más y nada menos que 150 años atrás. Del 31 de marzo al 1 de abril, se da la bienvenida de la ansiada primavera en el hermoso castillo de Křivoklát, uno de los más bellos representantes de los castillos de la Bohemia. La residencia real que fue edificada en el siglo XIII se levanta como en un cuento de hadas por encima de un frondoso bosque. Para llegar hasta allí se ha habilitado un tren histórico que completa el trayecto Praga- Křivoklát.

Mercadillo de Pascua de Cesky Krumlov

Cesky Krumlov es un tesoro. Con perdón de Praga, son muchos los que la consideran como la ciudad más bella de la República Checa. Sólo hay que apostarse en alguno de los miradores sobre la ciudad para darse cuenta que el calificativo no es en absoluto exagerado. Su centro histórico y el castillo están declarados como Patrimonio de la Humanidad. Durante los días del 29 de marzo al 2 de abril también se celebra un mercadillo especial para Pascua, donde encontraremos artesanías de herreros, talladores y sopladores de vidrio de la zona.

Festival Pascual de Música Sacra de Brno

Uno de los planes más importantes de la Semana Senta de República Checa es el Festival de Brno. La segunda ciudad más grande del país concentra un importantísimo número de monumentos urbanos. Destaca, por ejemplo, la hermosa Catedral de San Pedro y San Pablo que se levanta sobre la colina de Petrov. También podemos visitar la Villa Tugendhat, representante de la arquitectura funcionalista y, por ello, declarada Patrimonio de la Humanidad. Distintos templos de la ciudad, como la iglesia barroca de Santos Juanes o la Basílica de la Asunción de la Virgen María de Staré Brno, y jardines se convierten en escenarios del Festival Pascual de Música Sacra de Brno, del 25 de marzo al 8 de abril.

Un tren de vapor lleno de tradiciones

La Semana Santa de la República Checa celebra la llegada de la primavera. Es la metáfora de la vida y del viaje, y, ¿qué mejor forma de celebra que viajando en un romántico tren de vapor? Del 31 de marzo al 1 de abril, el ferrocarril de vapor de Jindřichův Hradec parte Nová Bystřice (al Sur de Bohemia). Durante la ruta disfrutaremos del correr pausado del paisaje por la ventanilla y conoceremos algunas de las tradiciones más especiales de la Pascua de la República de Chequia, como el Lunes de Pascua celebrado con los trajes típicos de Vlčnov

Lunes de Pascua en los trajes típicos de Vlčnov

Si la primavera es color, en Vlčnov ponen el color en sus bellos trajes tradicionales. La fiesta más popular y antigua (más de 200 años) de este pueblo se celebra el Domingo de Pentecostés. La tradicional Cabalgata de los Reyes, que se celebra todos los años en mayo, está inscrita en el Patrimonio Inmaterial de la UNESCO. Del 2 de abril de 2018 es una buena época para conocer parte del curioso folclore de la Semana Santa de la República Checa.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?