Inglaterra

Por Stratford-upon-Avon en busca de Shakespeare

Museos, librerías y teatros celebran el 450 aniversario del nacimiento del gran dramaturgo inglés

1 / 9

1 / 9

450981993. Holy Trinity

Holy Trinity

La iglesia donde William Shakespeare fue enterrado en 1616 se erige a orillas del río Avon.

GETTY IMAGES

2 / 9

album alb1739387. Shakespeare, en un retrato anónimo de su época

Shakespeare, en un retrato anónimo de su época

ALBUM

3 / 9

rh251-1335. Nash’House

Nash’House

La visita a la casa de la nieta de Shakespeare incluye los restos de New Place, la mansión que adquirió Shakespeare en 1597, cuando ya era un escritor famoso.

GETTY IMAGES

4 / 9

IPH-292634. Casa natal de Shakespeare, en la céntrica calle Henley

Casa natal de Shakespeare, en la céntrica calle Henley

AGE FOTOSTOCK

5 / 9

B99-577355. Teatro Royal Shakespeare, a orillas del río Avon

Teatro Royal Shakespeare, a orillas del río Avon

AGE FOTOSTOCK

6 / 9

RHA-698-2428. Anne Hathaway’s cottage

Anne Hathaway’s cottage

En la cercana aldea de Shottery se halla la bucólica granja con techumbre de caña en la que creció la esposa de William Shakespeare.

AGE FOTOSTOCK

7 / 9

AEFG14. The Globe

The Globe

El teatro donde el escritor inglés estrenó sus mayores éxitos fue construido en 1599 en lo que entonces eran las afueras de Londres.

ACI

8 / 9

APC7E2. Aspecto exterior de The Globe, en el Southwark londinense

Aspecto exterior de The Globe, en el Southwark londinense

ACI

9 / 9

VN ESC Shakespeare-2. Las etapas básicas de la visita

Las etapas básicas de la visita

1 Casa natal. Hoy acoge el Centro Shakespeare, dedicado a la obra del escritor inglés.
2 Nash’ House. La mansión en la que vivió su nieta conserva el mobiliario de la época Tudor.
3 Santa Trinidad. El templo más antiguo de Stratford-upon-Avon fue construido en el siglo XIII sobre un monasterio sajón.
4 Royal Shakespeare. Este teatro situado junto al río Avon tiene un aforo para mil personas.

Mapa: BLAUSET

7 de mayo de 2014

Aunque William Shakespeare (1564-1616) se dio a conocer y triunfó como dramaturgo en Londres, la mejor forma de descubrir al personaje es trasladarse a su preciosa localidad natal, Stratford-upon-Avon. En ella se puede seguir su huella tanto a través de calles que mantienen intactos edificios de su época, como en los alrededores donde se visitan varias granjas vinculadas a su familia. Estas últimas, convertidas en museos, nos acercan al escritor inglés más universal.

No se sabe exactamente el día en que nació el autor de Hamlet, pero no hay duda de que fue bautizado el 26 de abril, así que es más que probable que viniera al mundo tres o cuatro días antes de esa fecha. Lo que sí se conoce es el lugar: la casa paterna, situada en pleno centro y de la que se conserva el edificio original y también el taller donde su padre fabricaba guantes.
La casa natal de Shakespeare, en la calle Henley, es el lugar perfecto desde el que iniciar un recorrido por la vida del autor, ya que en esta ciudad pasó su infancia y también los primeros años de su matrimonio. El interior recrea el ambiente de su época y sirve de introducción al estilo que imperaba en los últimos años de la dinastía Tudor, cuando la mayoría de edificios se construían con muros de adobe y los característicos entramados de madera. El hogar del escritor también sirve de prólogo a la obra, ya que aloja el Centro Shakespeare, dedicado a su legado literario. Esta primavera, coincidiendo con el 450 aniversario de su nacimiento, el centro organizará numerosos homenajes y una gran exposición.

Antes de acercarse a la iglesia de Holy Trinity, donde fue bautizado y también enterrado, vale la pena acercarse al King Edward VI Grammar School, el colegio donde estudió de los siete a los catorce años. El edificio en sí es una maravilla de la arquitectura Tudor y traslada a la perfección a las aulas de la Inglaterra del siglo XVI. Aunque no estuviese relacionada con el autor de Romeo y Julieta, habría que conocer la iglesia de Holy Trinity. Es el edificio más antiguo e importante de Straford-upon-Avon, cuyos orígenes se pierden en tiempos anglosajones, aunque su aspecto es de los siglos XIV y XV. Allí, a orillas de un río Avon bucólico y romántico, se venera a la Santísima Trinidad con la misma devoción que a Shakespeare, que fue sepultado en 1616, convirtiéndola desde entonces en la iglesia más visitada de Inglaterra. A su lado yacen Anne Hathaway, su mujer, y su hija Susan.

Cerca de la iglesia se encuentra la pintoresca casa Hall’s Croft, donde precisamente vivió Susan con su marido, el doctor John Hall. La visita muestra cómo era la vida de un médico del siglo XVII y el jardín donde cultivaba las plantas para sus fórmulas magistrales.
El paseo sigue en la llamada Nash’s House, la casa de la calle Chapel en la que vivió una de las nietas de Shakespeare, Elisabeth, con su marido Thomas Nash. La mansión es preciosa, pero lo que la hace especial es que incluye el mobiliario original y un jardín con restos de la New Place, la última residencia del autor en su ciudad.

La céntrica zona donde se halla está llena de librerías, pubs y restaurantes alojados en edificios de aquella época. Como Marlowe’s, abierto en 1595 en Hight Street, donde se pueden comer platos que reconocería nuestro bardo. También vale la pena ir hasta Welford-on-Avon (a 5 km) para visitar The Bell Inn, del siglo xvii, del que fue cliente.

La ruta de Shakespeare que organiza la oficina de turismo incluye varios cottages vinculados a familiares en las afueras. Destacan dos: la mansión de los Hathaway, donde creció su esposa, que aparece en medio del campo como salida de un cuento de hadas, en la aldea de Shottery (2 km); y el hogar de Mary Arden, su madre (a 5 km), hoy un museo que muestra el día a día en una granja del siglo XVI.

Ningún viaje a Stratford-upon-Avon estaría completo sin asistir a una representación de la Royal Shakespeare Company, una de las compañías teatrales más carismáticas del mundo. Cuenta con dos sedes en la ciudad, el teatro Swan y el Royal Shakespeare, éste a orillas del Avon y con una torre de 36 metros que constituye un excelente mirador. Y por cierto, alquilar una barca es una de las mejores formas de concluir la visita a la localidad natal del escritor y comprobar que su entorno apenas ha cambiado.

Quien quiera conocer dónde se hizo famoso tiene que seguir camino hasta Londres, distante 163 kilómetros. Se conservan pocos restos de la veintena de teatros que había en los siglos XVI y XVII, exceptuando las significativas ruinas del The Rose (1587), en el que se representan algunas de sus obras menos conocidas. Hace pocos años fue reconstruido el emblemático The Globe, a orillas del Támesis, que siempre inaugura la temporada teatral el día del cumpleaños de Shakespeare. Allí estrenó sus mayores éxitos, a los que cada año se les vuelve a sacar brillo. Al haberse reproducido un teatro corrala al aire libre hasta ahora se estaba a merced de las inclemencias del tiempo, pero desde hace unos meses se pueden ver funciones en una nueva sala anexa que recrea los teatros cerrados que también existían en la época del gran dramaturgo. 

MÁS INFORMACIÓN

En avión a Londres y luego en tren o coche hasta Stratford-upon-Avon, a 164 km. Un billete conjunto permite visitar las casas de la Ruta de Shakespeare.

Turismo de Stratford-upon-Avon

Ruta de Shakespeare

Turismo de Gran Bretaña