Lausanne, una joya suiza a orillas del lago Lemán

Tradición y modernidad se dan cita en esta ciudad a orillas del lago Lemán

1 / 5

1 / 5

shutterstock 186021848. Vista del casco viejo desde la catedral

Vista del casco viejo desde la catedral

La ciudad alta de Lausana está coronada por la catedral gótica de Notre Dame, símbolo puntiagudo de la Cité y notable monumento de la historia medieval helvética. 160 escalones bajo una marquesina de madera la unen con la Place de la Palud. El edificio del Ayuntamiento (del siglo XVII) y el robusto Castillo de St-Maire, que ofrece una panorámica incomparable de la ciudad y el lago, también resaltan en el tranquilo burgo histórico que rodea a la catedral. Un lugar que no por antiguo cierra sus puertas a la modernidad, como demuestra el Mudac, Museo del Diseño y las Artes aplicadas Contemporáneas, situado en la plaza de la Catedral.

Foto: Shutterstock

2 / 5

IBR-1730650. La llama de los Juegos en el Museo Olímpico

La llama de los Juegos en el Museo Olímpico

Vecina al lago, Vidy se ha convertido en una extensa zona de recreo. Desde el Museo Olímpico de Ouchy, inspirado en los templos de la Grecia clásica, hasta el cuartel general del COI, las instalaciones deportivas que se distribuyen por el barrio verde dan cuenta del carácter saludable de la ciudad. El Musée Romain, que ofrece una visita a la ruinas romanas de Lausana y talleres sobre el pasado de la ciudad. La explanada de Cantons y sus extrañas pirámides remiten a la Expo del 64. Los espectáculos del Teatro de Vidy prometen experiencias artísticas inolvidables para el espectador. Y las exposiciones del Espace des Inventions se encargan de entrenar la imaginación por medio de la observación y la manipulación. Un lugar de alma dinámica que no dejará de sorprender al visitante.

Foto: Age Fotostock

3 / 5

shutterstock 12512209. Château de Ouchy, en el Barrio de Ouchy

Château de Ouchy, en el Barrio de Ouchy

La avenida d’Ouchy desciende hasta el mismo lago igual que el moderno metro eléctrico. Su pequeño puerto atrajo a pescadores y buscavidas de toda índole que formaron la comuna libre de Ouchy, que se mantuvo al margen de la ciudad hasta el siglo XIX. Aquella aldea alberga hoy edificios aristocráticos, hoteles decimonónicos y propuestas curiosas, como el singular cementerio canino emplazado en el jardín del Hotel Beau-Rivage, la torre del Château d’Ouchy –del siglo XII– o el Musée de l’Elysée, un edificio de 1783 que ahora alberga un museo sobre fotografía.

Foto: Shutterstock

4 / 5

shutterstock 207607141. Les Pepinières, en el original distrito de Flon-Viertel

Les Pepinières, en el original distrito de Flon-Viertel

En pleno centro se ubica uno de los barrios más estéticos y frescos de toda Suiza, Flon-Viertel. Donde hace años había almacenes y naves industriales semiabandonadas, hoy se levantan edificios punteros del siglo XXI, como los Pépinières, tres estructuras que dan cobijo a galerías comerciales, talleres creativos, oficinas o locales de ocio y restauración. El edificio A alberga la Escuela Superior de Música (HEMU) y la Escuela de Jazz. El bloque B está inspirado en los antiguos edificios industriales del barrio. El C, envuelto en armadura de ganchillo, es el más fotografiado. Gente de todas las edades acude al barrio día y noche, el renovado corazón de Lausana vuelve a latir sin descanso. 

Foto: Shutterstock

5 / 5

Captura de pantalla 2016-12-20 a la(s) 12.34.32. Mapa de la ciudad de Lausana

Mapa de la ciudad de Lausana

Mapa: Blauset

3 de enero de 2017

Lo mejor de Zúrich

Más información

Lo mejor de Zúrich

Quizá fueran sus calles empinadas o sus interminables escaleras lo que convenció en 1915 al Comité Olímpico Internacional de instalar su sede en Lausana (Lausanne en francés). Realmente, pasear por esta ciudad requiere una buena forma física.

Calles en cuesta, escalinatas y puentes unen la zona medieval, la elevada Cité, con el lago y los barrios bajos, donde la aristocracia europea encontró una seductora panorámica de los Alpes para instalar sus hoteles y anhelos románticos.

Lausana resulta tradicional a simple vista, pero su Universidad atrae juventud y modernidad desde hace siglos. Esta ciudad de la Riviera Suiza repleta de mansiones y museos ha logrado triunfos sociales, culturales y urbanísticos. Toda una joya a orillas del lago Lemán que atrae con su personalidad y que enamora con su belleza.