La Región de los Lagos

Un recorrido por este frondoso y cautivador destino del país escandinavo

1 / 9

1 / 9

77307433. Un mundo acuático

Un mundo acuático

Se calcula que unos 188.000 lagos ocupan esta región situada al norte de Helsinki. Los finlandeses llaman järvi a los lagos grandes y lampi a los pequeños.

DOUGLAS PEARSON / FOTOTECA 9 X 12

2 / 9

ESY-005117286. Helsinki

Helsinki

La capital se asienta sobre una península rodeada por decenas de islas. Una extensa red de puentes y transbordadores conectan la ciudad.

ALAN64 / AGE FOTOSTOCK

3 / 9

VIG-957824. La Catedral Luterana

La Catedral Luterana

Es uno de los cuatro edificios neoclásicos que enmarcan la céntrica plaza del Senado.

MCPHOTO / AGE PHOTOSTOCK

4 / 9

012. Savonlinna

Savonlinna

La visita de su castillo dura unos 45 minutos  y, durante el festival de ópera de verano, incluye los bastidores.

VITALIY POZNAKHOVSKIY

5 / 9

186856648. Porvoo

Porvoo

Los viejos almacenes son la cara más vistosa de esta ciudad. Se puede llegar en barco desde Helsinki.

STEVE STONE / GETTY IMAGES

6 / 9

AWL FN02107. Petäjävesi

Petäjävesi

Su iglesia de madera, de 1765, es un ejemplo de arquitectura finesa. Es Patrimonio de la Humanidad.

DOUG PEARSON / AWL IMAGES

7 / 9

fototeca9x12-215194. Lago Saimaa

Lago Saimaa

En el pueblo de Ristijna es habitual ver a la gente lavar (con jabón ecológico) alfombras en el lago.

MEHLIG MANFRED / FOTOTECA 9 X 12

8 / 9

AWL FN02079. Circuitos lacustres

Circuitos lacustres

Los recorridos por los lagos en barco o en canoa son imprescindibles para adentrarse en el paisaje de esta región.

DOUG PEARSON / AWL IMAGES

9 / 9

VNG 172 FINLANDIA remaq-3. Las seis etapas del recorrido

Las seis etapas del recorrido

1 Helsinki. La capital finlandesa tiene mil alicientes.
2 Porvoo. Imprescindible por su casco medieval y sus casas ribereñas.
3 Savonlinna. Su fortaleza medieval acoge un festival de ópera en verano.
4 Kuopio. Es la principal ciudad del norte de la Región de los Lagos.
5 P. N. Linnansaari. Un paraíso de fauna y flora con decenas de senderos.
6 Petäjävesi. Su iglesia de madera es un ejemplo de arquitectura rural.

Mapa: BLAUSET

Un recorrido por este frondoso y cautivador destino del país escandinavo

Más información

Helsinki en verano

Helsinki en verano

De todas las naciones que se fragmentan en islas y lagos, quizás sea Finlandia la que en un espacio más reducido muestra el exotismo del norte extremo y la tranquilidad de un bosque de cuento. Y de todas sus regiones, la denominada «de los Lagos» es la que concentra más atractivos. Helsinki, tan apreciada por su diseño, arquitectura y tecnología, es el mejor inicio de cualquier viaje por el país. Además de ofrecer infinidad de museos y galerías de arte, la ciudad inaugura en verano las terrazas de las playas y los parques.

Porvoo, 50 kilómetros al norte de la capital, es la primera parada de la ruta hacia el paraíso lacustre de la Región de los Lagos. Esta pequeña ciudad tiene un casco medieval precioso, surcado por calles repletas de tiendas de artesanía que conducen hasta la Catedral, de piedra y ladrillo, que sobrevivió a un incendio devastador hace menos de una década. El lugar más fotografiado de Porvoo son los edificios de madera que se erigen a la orilla del río y que fueron pintados de rojo por primera vez a finales del siglo XVIII con ocasión de la visita del rey Gustavo III de Suecia.

El primer contacto con el paisaje lacustre es el lago Saimaa, el mayor de Finlandia. Es navegable y lo recorren tanto barquitas de pesca, una de las atracciones principales, como barcos que llegan desde Rusia y que se deslizan sobre el agua tranquila como un espejo. Los lagos cuentan con las cabañas de madera típicas: sin lujos, pero equipadas, por supuesto, con una sauna.

A finales del mes de agosto, Savonlinna acoge un evento de lo más curioso: el Campeonato Mundial de Lanzamiento de Móvil

La cercana ciudad de Savonlinna aporta la nota cultural e histórica al paisaje gracias a su castillo, Olavinlinna. Esta monumental fortaleza de 1475, retratada por Hergé en Tintín y el cetro de Ottokar, celebra cada año desde hace más de un siglo un famoso festival de ópera. Sus tres torres se alzan en mitad de un lago, pero lo que la hace especial es que sus canales no se congelan nunca: una ventaja bélica, pues los ejércitos enemigos jamás pudieron asediarla a través del hielo.

A la hora del almuerzo o la cena hay que probar los pescados de agua dulce –la trucha es estupenda–, la carne de reno, la mantequilla y las bayas. Y también el kalakukko, una especie de empanadilla o bollo de centeno relleno de pescado y carne de cerdo; una variante es el karjalan piirakat, en este caso relleno de arroz o patatas, que se come con mantequilla. Más conocidos son el vodka finés y los licores elaborados con bayas, como el lakka, tan tentadores como peligrosos... A finales del mes de agosto, Savonlinna acoge un evento de lo más curioso: el Campeonato Mundial de Lanzamiento de Móvil, que nació aquí en el año 2000 y que se ha extendido a otras ciudades del mundo.

La naturaleza aguarda de nuevo en el Parque Nacional de Linnansaari –a una hora de ruta–, también inmerso entre lagos, en este caso el de Haukivesi, y de bosques de coníferas que parecen viejos como el mundo. Una excursión acuática que recorra algunas de las islitas interiores y, si es posible, una acampada, nos descubrirán la inmensa variedad de pájaros y pequeños animales que despiertan con el calor del verano. Remando en canoa quizás podamos avistar una foca anillada de Saimaa, de las que apenas quedan 300 ejemplares. Estos animalitos grises, de cabeza pequeña y figura compacta, son junto al águila pescadora, el mayor tesoro del Parque Nacional de Linnansaari.

ESY-005117286

La ciudad de Kuopio, 134 kilómetros al norte, es el centro cultural y de actividades del norte de la Región de los Lagos. Construida sobre las islitas del lago Kallavesi, colmará las expectativas de quienes gusten de caminar o de pasear en bicicleta, aunque el viento, cortante incluso en verano, suele desanimar a estos últimos. Kuopio es un lugar excepcionalmente silencioso y agradable gracias a su trazado, que alterna calles peatonales con otras por las que circulan los vehículos. Quienes crean que esta distribución de calles obedece a la preocupación nórdica por la ecología se sorprenderán al saber que, en realidad, es un sistema de urbanismo muy anterior: como las casas de madera se incendiaban con facilidad, los ciudadanos insertaban un muro a modo de cortafuegos cada pocas calles.

Kuopio es también célebre por sus museos de arte e historia, su intensa agenda cultural y por la gigantesca sauna de humo de Jätkänkämppä, calentada con leña y situada junto al lago para darse uno o varios chapuzones después de haber sudado un rato.

Cuando ya se acerca el final del viaje, la ciudad de Petäjävesi –a 180 kilómetros de Kuopio– ofrece nuevas sorpresas. La primera es una preciosa iglesia de madera del siglo XVIII, con el campanario separado y pinturas murales. La segunda curiosidad, de signo más misterioso, se manifiesta en el lago Karikkoselkä, que ocupa el cráter surgido tras el impacto de un meteorito. Redondo como una moneda, nos recuerda que todo puede cambiar en un instante, por un capricho del cielo. En el camino de regreso a Helsinki aparecerán muchos más lagos envueltos en bosques que son una tentación a alargar el viaje hasta el invierno.

MÁS INFORMACIÓN

Documentos: DNI o pasaporte.
Idioma: finlandés.
Moneda: euro.
Horario: 1 hora más.

Cómo llegar y moverse: Helsinki tiene vuelos directos con varias ciudades españolas. A la Región de los Lagos se llega en tren, autobús –la red de transportes es excelente– o coche de alquiler. En todas las poblaciones hay alquiler de bicicletas. Los cruceros por los lagos duran desde un par de horas hasta varios días en camarote.

Alojamiento: En la zona hay hoteles, bed & breakfast, cámpings, albergues y cabañas junto a lagos. Esta última es la opción más original e integrada en el paisaje.