La costa de Menorca

El Camí de Cavalls bordea la isla pasando por calas y acantilados de gran belleza

1 / 6

1 / 6

SIM-757737. Calas de Menorca

Calas de Menorca

Cala Mitjana, una de las más bellas de Menorca.

FOTOTECA 9 X 12

2 / 6

K98-1627927. Vuelta a la isla

Vuelta a la isla

El Camí de Cavalls sigue el GR 223, un sendero de 185 km que rodea Menorca. En la imagen, Es Macar Gran.

AGE FOTOSTOCK

3 / 6

shutterstock 215368333. Cala Pregonda

Cala Pregonda

En la costa norte, solo se accede en barco o a pie desde la playa de Binimel·là.

SHUTTERSTOCK

4 / 6

BVH-20427170. Ciutadella

Ciutadella

El puerto de Ciutadella.

FOTOTECA 9 X 12

5 / 6

DHW8JP. Prehistoria

Prehistoria

El poblado prehistórico de la Torre d’en Galmés.

ACI

6 / 6

VN-ESC Menorca REMAQ-3. Cuatro enclaves fundamentales

Cuatro enclaves fundamentales

1 Maó. El Portal del Mar da acceso a la plaza que preside el Ayuntamiento, corazón de la capital menorquina.   
2 S’Albufera. Este parque de marismas es uno de los tesoros naturales de la isla.
3 Ciutadella. Hay que visitar el casco antiguo, con sus palacios góticos y la catedral de Santa Maria.
4 Cala Macarella. Es uno de los rincones más fotografiados de la isla.

Mapa: BLAUSET

24 de septiembre de 2015

Las 31 mejores playas del mundo

Más información

Las 31 mejores playas del mundo

Menorca posee una de las historias más azarosas del Mediterráneo. Por su situación estratégica ha sido un enclave codiciado por imperios y piratas como Barbarroja, cuyo saqueo de Maó en 1535 aún se recuerda. Como protección, se abrieron caminos que recorrían la costa para vigilar la llegada de navíos. Hace unos años, el sendero que daba la vuelta a la isla fue recuperado y señalizado como GR 223. El itinerario, denominado Camí de Cavalls, puede realizarse íntegro o por tramos y permite descubrir los paisajes más bellos de esta isla Reserva de la Biosfera.

Menorca no tiene más de 45 kilómetros de punta a punta, pero el Camí de Cavalls cubre casi 185 kilómetros a lo largo de los cuales pasa por calas escondidas, acantilados, restos megalíticos, fortificaciones y algún tesoro secreto. La ruta completa está dividida en 20 tramos, de entre 8 y 12 kilómetros cada uno, que pueden seguirse a pie o en bicicleta, aunque hay que advertir que no todo el trayecto es fácil de practicar sobre dos ruedas.

La aventura puede comenzar en Maó, después de desayunar una coca con chocolate y recorrer el casco antiguo para ver su arquitectura, herencia de los más de 70 años del siglo XVIII en los que la isla estuvo en manos de los ingleses. Saliendo por la mañana desde el puerto, uno de los mejores del Mediterráneo, el Camí de Cavalls lleva primero hacia el norte. Se aconseja hacerlo así porque esta costa es más accidentada y conviene que, durante esta parte del trayecto, el sol quede a la espalda para no deslumbrar.

La primera parada es s’Albufera des Grau, un parque natural que reúne alrededor de una laguna gran variedad de especies de aves. Vale la pena desviarse hasta el mirador de s’Albufera que ofrece una visión de este paraje de marismas. Sorprende que una isla sin ríos tenga tanta vegetación: el secreto está en el subsuelo y sus capas freáticas que actúan como esponjas. Esta etapa concluye en otro gran escenario: el faro de Favàritx, sobre un promontorio de pizarra flanqueado por calas a las que solo se accede a pie.

A partir de Favàritx, el camino realiza incursiones entre pinares y evita algún enclave entregado al turismo como Arenal d’es Castell y el encantador pueblo pescador de Fornells. Estos desvíos por el interior son aconsejables en una costa pedregosa en la que suele soplar la tramontana, el viento del norte que con su fuerza obliga a la isla a mirar al sur.

Si el tiempo acompaña, hay que recuperar el litoral para alcanzar el cabo de Cavalleria, bañarse en su playa de arena roja y finalizar frente a la playa de Binimel·là, un enclave que conserva su nombre árabe. En las sucesivas jornadas, el sendero se adentra por el litoral más salvaje y de mayor valor ecológico del norte, que guarda rincones como la hermosa Cala Pregonda.

El Camí de Cavalls

Más información

Menorca por el Cami de Cavalls

Tras dejar atrás la verde y boscosa Vall de Algaiarens, el Camí pasa junto a la necrópolis talayótica de Cala Morell y cruza acantilados que culminan en la Punta Nati. Ciutadella, capital de la isla hasta la llegada de los ingleses, se halla a poca distancia. Es imprescindible contemplar su catedral, perderse por calles angostas en busca de palacios de piedra porosa y blanca, y dejarse sorprender por el coqueto mercado de pescado. Al caer la tarde, se puede acudir al puerto para saborear la típica caldereta de langosta o las sabrosas berenjenas y calabacines de la isla.

Llega la costa sur, más llana y apacible, y es el momento de ver playas mil veces fotografiadas. El tramo imprescindible abarca desde la cala Turqueta a la de Santo Tomás, pasando por las icónicas Macarella, Macarelleta y Mitjana, con pinos volcados al mar y aguas turquesas. En medio, el Camí penetra en el interior y permite acercarse a la cueva de Coloms, conocida por su tamaño como «la Catedral».

El camino avanza apacible a través de Son Bou, la playa más larga de Menorca, cerca de la que surge el desvío a la Torre d’en Galmés (siglo XV a.C.), uno de los conjuntos megalíticos más completos de las Baleares. Más allá está la cala Binisafúller donde se esconde otro secreto: S’Olla, una plataforma rocosa que forma piscinas naturales. Y a pocos metros, el pintoresco Pueblo de Pescadores, con casitas blancas que son alojamientos.

El Camí de Cavalls cierra el círculo regresando a Maó, pasando antes por la torre defensiva de Alcaufar que los españoles construyeron al recuperar la isla en 1782. Al llegar a la bocana del puerto, el fuerte Malborough, alzado por los ingleses y hoy un museo, y al otro lado el castillo de la Mola, recuerdan cuán deseada ha sido siempre la isla mediterránea.

MÁS INFORMACIÓN
Cómo llegar: el aeropuerto de Menorca se sitúa 5 km al sudoeste de Maó. Otra opción es llegar a la isla en barco desde Barcelona o desde Valencia; hay líneas que llevan a Maó y otras a Ciutadella.

Turismo de Menorca
Web del Camí de Cavalls