La ciudad del lago Michigan

Chicago, cuna de la arquitectura contemporánea y mito cinéfilo

1 / 11

1 / 11

AXI-US-ILL-CH-E6-7. Downtown

Downtown

Casi tres millones de personas viven en esta ciudad estadounidense, poblada por edificios que revolucionaron la arquitectura a finales del siglo XIX.

AGE FOTOSTOCK

2 / 11

HMS-HEM241567. Distrito Financiero

Distrito Financiero

La Cámara de Comercio, en LaSalle Street, tiene 45 plantas y es una muestra del estilo art déco de Chicago.

KIM KARPELES / AGE FOTOSTOCK

3 / 11

YR6-1417850. Michigan Avenue

Michigan Avenue

Esta larga avenida cruza de norte a sur la ciudad. Por encima del río Chicago recibe el apodo de Magnicient Mile.

RICHARD ELLIS / AGE FOTOSTOCK

4 / 11

HMS-HEM242703. Wacker Drive

Wacker Drive

El río Chicago fue primordial en el desarrollo de la ciudad a mediados del siglo XIX, cuando se construyeron los canales que hoy permiten el paso de barcos mercantes y veleros, y la mayoría de sus 38 puentes móviles. Paralela a la orilla sur, la avenida Wacker Drive ofrece las mejores vistas de los edificios que miran al río, además de galerías de arte y agradables terrazas donde disfrutar de una bebida o de un almuerzo. Esta calle de dos niveles –el inferior está reservado al tráfico rodado– fue diseñada por Charles Wacker e inaugurada en 1926.

ALAN COPSON / AWL IMAGES

5 / 11

109418546. Millenium Park

Millenium Park

En sus 93.000 metros cuadrados contiene jardines, auditorios, teatros y una pista de hielo. El Jay Pritzker Pavilion y la Cloud Gate –en la página siguiente– son sus mayores atractivos.

KIM KARPELES / AGE FOTOSTOCK

6 / 11

HEMIS 108153. El río Chicago

El río Chicago

Las rutas en barco por el río Chicago descubren las dimensiones de esta ciudad de rascacielos.

EMILIO SUETONE / GTRES

7 / 11

HEMIS 328181 1. Chicago Theater

Chicago Theater

El histórico teatro abrió sus puertas en 1921 y, por su estilo barroco francés, pretendía ser un palacio teatral. Casi de inmediato se convirtió en símbolo de la ciudad y acogió los espectáculos más prestigiosos que también se estrenaban en el neoyorquino Broadway. En 1986 estuvo a punto de ser demolido, pero el Ayuntamiento auspició su remodelación y meses más tarde fue reabierto con un concierto de Frank Sinatra, quien en su canción Chicago afirmaba que en State Street «se hacen cosas que no se hacen en Broadway». Web de Chicago Theatre.

PHILIPPE RENAULT / AGE FOTOSTOCK

8 / 11

US05073. Lago Michigan

Lago Michigan

Chicago, emplazada en el sur del lago Michigan, posee 47 km de riberas lacustres, la mayoría ajardinadas y con senderos para dar largos paseos.

PHILIPPE RENAULT / AGE FOTOSTOCK

9 / 11

J51-178771. The Oak

The Oak

El arquitecto Frank Lloyd Wright vivió en este suburbio entre 1889 y 1909. Su casa familiar y estudio forman parte del itinerario por los 25 edificios que diseñó en la ciudad.

JEAN - BAPTISTE RABOUAN / GTRES

10 / 11

VNG 149 Chicago-3. Ciudad Lacustre

Ciudad Lacustre

Chicago ocupa una zona pantanosa a orillas del lago Michigan que los indios potowatomi llamaban Chegagou.

KARINA WANG / GETTY IMAGES

11 / 11

ZON-2173846. Chicago en seis pasos

Chicago en seis pasos

1. Distrito Financiero. Se localiza en el sur de The Loop, corazón de Chicago y sede del característico tren elevado.

2. Michigan Avenue. Conecta The Loop con la orilla norte del río Chicago, donde pasar a llamarse Magnificient Mile por sus tiendas y hoteles de lujo.

3. Millenium Park. Un gran espacio para la cultura y el ocio al aire libre.

4. Distrito Teatral. El histórico Chicago Theatre, el Cadillac Palace y el nuevo Harris Theatre ofrecen una oferta variada y de calidad.

5. Lago Michigan. Sus orillas están bordeadas de senderos y jardines.

6. Oak Park. Esta zona residencial tiene 25 edificios de F. L. Wright.

Mapa: BLAUSET

Emma Reverter

12 de septiembre de 2012

Gran Cañón del Colorado

Más información

Gran Cañón del Colorado

Un paseo por el centro de Chicago es también un recorrido por la historia de Estados Unidos y los movimientos arquitectónicos y artísticos de los dos últimos siglos. Sus estrechas calles han aparecido en decenas de películas, con la venta clandestina de alcohol, la mafia y el teatro musical como telón de fondo. En la actualidad, el moderno barrio financiero y el distrito teatral ocupan el corazón de la ciudad, conocido como The Loop, el bucle, un nombre surgido en gran parte por la vía elevada de tren que lo atraviesa. Emprender un corto viaje a bordo de sus vagones es la mejor introducción a esta metrópolis y a sus edificios más icónicos.

El Loop debe su esplendor actual al incendio de 1871, que acabó con la mayoría de edificios de madera y con la vida de cientos de personas. Tras la tragedia, los estudios de arquitectura más prestigiosos participaron en la reconstrucción. De ahí que las vías elevadas, los rascacielos y el estilo art déco constituyan hoy los elementos más característicos de Chicago.

LaSalle Street, una avenida de aires neogóticos, es el epicentro del distrito financiero. Aquí se encuentran el Banco de la Reserva Federal y la Cámara de Comercio de Chicago, que ocupa un edificio art déco de 45 plantas. Si uno se sitúa en una esquina podrá entender por qué a Chicago la apodan «la ciudad del viento». Las corrientes de aire procedentes del Ártico se cuelan por el lago Michigan y, al topar con el laberinto urbano de torres de cemento, metal y vidrio, refrescan el ambiente en verano y sacuden gélidas bofetadas en invierno.

El tren elevado, los rascacielos y el viento contribuyen a crear esa sensación de ciudad salida de un cómic o de una película de gángsters

El tren elevado, los rascacielos y el viento contribuyen a crear esa sensación de ciudad salida de un cómic o de una película de gángsters. No resulta extraño que Chicago sirviera de inspiración para Gotham, la ciudad de Batman, ni tampoco que acunara a personajes como el agente Eliot Ness, que combatió la venta ilegal de alcohol en la época de la Ley Seca, experiencia que relató en el libro Los Intocables (1957).

El Rookery, erigido en 1888 y rediseñado por Frank Lloyd Wright en 1907, fue la central de policía en la versión cinematográfica que Brian de Palma hizo del libro de Ness en 1987. Su fachada de ladrillo rojo contrasta, a pocos metros, con el Federal Center, un complejo de tres edificios diseñado por Mies van der Rohe (Alemania, 1886-Chicago, 1969) con una plaza central en la que se alza la escultura The Flamingo, de Alexander Calder, roja y de 16 metros de alto.

La nube plateada

Grant Park y su extensión hacia el norte, Millennium Park, aportan la nota verde a Chicago y al mismo tiempo son una continuación de la pasión artística que impregna todos sus rincones. La Cloud Gate, del escultor indio Anish Kapoor, se ha convertido en uno de los símbolos del Millenium y de la ciudad. Esta nube plateada, apodada el frijol, crea un reflejo distorsionado de los edificios de la avenida North Michigan.

La joya del Millenium es el Pabellón de Conciertos Jay Pritzker, diseñado por el canadiense Frank Gehry y que lleva el nombre del creador de los premios Pritzker, considerados los Oscar de la arquitectura. A pocos metros de distancia se sitúan las vídeo esculturas del catalán Jaume Plensa, dos torres con cámaras que van proyectando durante el día las caras de mil personas de la ciudad y que, de mayo a octubre, se transforman en refrescantes fuentes.

J51-178771

Art Institute of Chicago

Grant Park, el hermano mayor del Millenium, se extiende a lo largo de 37 kilómetros junto al lago Michigan. Es un espacio perfecto para descansar, practicar deporte y comer al aire libre un bocadillo, una bandeja de sushi o un dulce de los que venden los puestos de la avenida Michigan. Además, alberga el museo más importante de la ciudad, el Art Institute of Chicago, cuya colección de tejidos, pinturas, esculturas, fotografías y objetos de todo el mundo traza un recorrido de cinco mil años a través de la historia del arte.

Grant y Millenium no son los únicos espacios verdes de Chicago gracias a un proyecto impulsado en los últimos años para convertir los tejados de la ciudad en jardines. Uno de los más bonitos se encuentra en la novena planta de la biblioteca Harold Washington Library Center, un jardín de invierno cubierto con una cúpula de vidrio. Otra altura de visita imprescindible es la Willis Tower –más conocida por su nombre anterior, Sears Tower–, cuyo mirador de la planta 103 ofrece una vista de 360 grados sobre Chicago, con Grant Park y el inmenso lago Michigan hacia el este, y el curso del río Chicago adentrándose en la ciudad.

Ahora es «la ciudad con la mejor arquitectura del país», según el Instituto de Arquitectura de Estados Unidos, y un punto de encuentro para diseñadores, cocineros y economistas

El tren es el medio más rápido de llegar a esa arteria fluvial por donde ahora circulan barcos de recreo y de mercancías. Antes de alcanzar la orilla aparece otro de los iconos de la ciudad, el Chicago Theater. El musical que le dio fama surgió de la labor periodística de Maurine Dallas Watkins para el Chicago Tribune, quien en 1924 siguió el caso de dos cabaretistas acusadas de asesinato. El musical se estrenó en Broadway en 1926 y la versión para el cine, en 2002. En la actualidad Chicago dista mucho de ser la ciudad gris y peligrosa que describían las crónicas de sucesos de la periodista. Ahora es «la ciudad con la mejor arquitectura del país», según el Instituto de Arquitectura de Estados Unidos, y un punto de encuentro para diseñadores, cocineros y economistas.

Las torres gemelas de Marina City se erigen como ejemplo de ese vanguardismo arquitectónico en la orilla norte del río. Este complejo con apartamentos, tiendas, puerto deportivo, teatro e incluso pista de hielo, se halla junto al edificio IBM, diseñado por Mies Van der Rohe, de 52 pisos y estructura de acero a la vista. En este punto del paseo por Chicago, la arquitectura acapara todo el protagonismo. Y como para demostrarlo la avenida Michigan pasa a denominarse Magnificient Mile, la Milla Magnífica. Su concentración de tiendas, hoteles y rascacielos lujosos transformaron la zona en el distrito comercial por excelencia en la década de 1940.

El John Hancock Center, la Water Tower, la Tribune Tower y el Wrigley contrastan por sus alturas y líneas rectas con las propuestas de Frank Lloyd Wright, el arquitecto más universal que dio Chicago. La zona residencial de Oak Park, a veinte minutos de The Loop, reúne 25 edificios en los que desarrolló su estilo de La Pradera, y también la casa del escritor Ernest Hemingway (1899-1961), hoy un museo sobre su vida.

Las últimas horas del día deberían reservarse a pasear junto al lago Michigan. Tiene 30 kilómetros de senderos, playas, un acuario y dos puertos muy animados las noches de verano, con algunos barcos amarrados que alojan bares y restaurantes de moda.

Para sabér más.

Documentos: pasaporte electrónico y formulario Electronic System Travel Authoritation.

Idioma: inglés.

Moneda: dólar.

Diferencia horaria: 7 horas menos.

Clima: Las temperaturas en verano pueden superar los 35o C.

Cómo llegar: Chicago cuenta con dos aeropuertos, Midway y O’Hare, ambos conectados con el centro urbano por la línea de tren elevado “L”; también hay servicio de autobús.

Cómo moverse: Las oficinas de turismo venden la City Pass Chicago, válida para 1, 3 y 7 días, con ventajas en transporte, visitas y museos. Para transporte urbano únicamente existen pases desde 1 día a 1 mes, que incluyen los barrios periféricos. Web de Transporte de Chicago. Otra opción es alquilar una bicicleta para paseos turísticos Web Chicago Bike.

Alojamiento: Junto a una oferta estándar, se puede dormir en bed&breakfast y hoteles del sello Green, comprometidos con el medio ambiente.

Web de Turismo de Chicago.

Libro recomendado: Chicago. Guías Visuales. País Aguilar, 2012.