Oasis en medio del océano Índico

Isla Reunión

Como un oasis en medio de ese desierto líquido que es el océano Índico, así se nos aparece la Isla Reunión.

Isla reunión

Isla reunión

1 de septiembre de 2011

Verdes colinas, verdes planicies, verdes montañas. Y dominándolo todo, los tres mil metros volcánicos del Pitón des Neiges, el principal responsable de que las nubes se acumulen y rieguen este vergel tropical. Porque el secreto de tanta exuberancia está en la altura de ese volcán desde el cual se derraman cascadas de verdor, los árboles filao que cubren las laderas de los circos montañosos circundantes. Estos a su vez, desembocan en bosques tropicales y en esa costa que se vuelve especialmente salvaje en el sur, donde el verde cabalga sobre la roca para recortar, con imponentes acantilados, el mar. Pero la civilización tiene sus propios cauces. Siendo la capital Saint-Denis, en el norte, el punto de aterrizaje ineludible, la primera región que se suele explorar es la costa oeste. Accesible por la única autovía de la isla, encarna el litoral de las grandes playas, de arena suave y blanca, a la sombra de las hojas como agujas de los filaos antes que de las palmeras, frente a lagunas paradisíacas, protegidas por una barrera de coral y con la presencia, allende de la misma, de surfistas.

Este viaje descubre el contraste entre las playas coralinas del oeste, las montañas del interior y los acantilados del litoral este.

 

Principales visitas

SAINT-DENIS

La capital de la isla es también su puerta de entrada y su centro financiero y comercial. Alberga un buen patrimonio de arquitectura criolla y varios museos de interés.

SAINT-GILLES-LES-BAINS

Destino famoso por sus playas de arena y, entre los surfistas, por su oleaje. La playa Boucan Canot y L'Hermitage son las dos más conocidas.

SAINT-LEU

Pueblo tranquilo, de arquitectura criolla. Su agradable puerto es un buen lugar para probar la cocina de la isla. Es un enclave muy apreciado por los aficionados al surf.

CIRCOS DE CILAOS, MAFATE Y SALAZIE

Estos tres macizos montañosos son un paraíso para los aficionados al senderismo, la escalada y el descenso de barrancos. Las oficinas de información se hallan en las poblaciones de Cilaos y Hell-Bourg.

VALLE DE TAKAMAKA

El río Marsouins desciende por este frondoso valle, accesible desde St-Benoit. Entre los itinerarios a pie destaca el que conduce a la cascada Arc-en-Ciel.

PITON DE LA FOURNAISE

Es el único volcán activo de la isla. Hay varias rutas que lo visitan aprovechando sus momentos inactivos.

ANSE DES CASCADES

Bahía con un pequeño embarcadero situada a los pies de La Fournaise. Debe el nombre a las cascadas de su entorno.

 

Datos útiles

LLEGAR Y DESPLAZARSE

Desde París varias compañías ofrecen vuelos diarios y directos al aeropuerto Roland Garros, a 10 minutos en coche de Saint-Denis, la capital insular. Hay taxis y una línea de minibús hasta el centro. En Saint-Pierre (sur) está el aeródromo Pierrefonds, para vuelos internos. La mejor forma de recorrer la isla es en coche de alquiler; también hay líneas de autobús pero son muylentas.

A TENER EN CUENTA

Al ser un departamento francés, los europeos solo precisan el dni. La moneda es el euro y el idioma oficial, el francés, aunque la mayoría habla criollo de Reunión. La diferencia horaria con España es de dos horas más de marzo a octubre, y tres de noviembre a marzo. Se diferencian dos estaciones: la húmeda y cálida (diciembre-abril) y la seca (mayo-noviembre). El equipaje debe incluir ropa de abrigo para las noches y chubasquero; también protección solar y repelente de insectos. Aunque el agua es potable, se recomienda beberla siempre embotellada, así como lavar la fruta y los alimentos frescos antes de consumirlos.

ALOJAMIENTO

La costa oeste reúne la mayor oferta, con muchos hoteles y bungalós. En el interior hay pueblos de tradición termal como Hell-Bourg (circo de Salazie) con balnearios. En el resto de la isla se encuentran pensiones familiares, granjas y habitaciones de alquiler o chambre de hôtes. Otra opción son las fincas de antiguas plantaciones de café y vainilla.

ACTIVIDADES

Se organizan rutas de senderismo, rafting por los ríos, descenso de barrancos, submarinismo y paseos en helicóptero sobrevolando volcanes y desfiladeros. Los trekkings más famosos recorren la zona de circos del interior. La Ruta de los Volcanes, a pie o en todoterreno, bordea el cráter de La Fournaise y llega al cercano paisaje lunar de la Plaine des Sables. El valle de Takamaka se conoce como el «país de las cascadas» por sus saltos de agua. Las playas bravas del sur son el mejor destino para bucear entre corales y peces tropicales. Es aconsejable recorrer la carretera panorámica que desde Sainte-Rose bordea el volcán La Fournaise. Más actividades: www.runisland.com.

GASTRONOMÍA

El pescado es el rey de la cocina isleña, y las especias, la miel, el chocolate y la vainilla son condimentos muy utilizados. En Saint-André se localiza la Casa de la Vainilla, un museo dedicado a esta planta (www.islareunion.com). El arroz es una guarnición omnipresente y el rougail, una salsa picante muy habitual. También destacan los zumos de frutas y el ron, cuya elaboración se puede conocer en las destilerías de una ruta temática.

COMPRAR

Por toda la isla se celebran mercados donde se pueden comprar desde alimentos a especias y artesanías. El de Saint-Leu (sábados) y el de Saint-Paul (fines de semana) son los más coloristas.

MÁS INFORMACIÓN

www.la-reunion.fr

BIBLIOGRAFÍA

2011-Reunion.

Hachette, 2011. En francés.