Holi, el festival indio de los colores

Todo lo que deberías saber sobre la sorprendente tradición que llena de color la India

5 de marzo de 2018

Esta es una de las imágenes más sorprendentes de la India. Tanto es así que los primeros comerciantes europeos y los colonizadores británicos ya dejaron testimonios escritos en el S. XVII. Ocurre en todo el país: una nube de color se levanta sobre una muchedumbre que baila y se agita feliz. Se arrojan polvos de colores con total libertad, los cuerpos y las ropas quedan cubiertos totalmente por los pigmentos. Sonríen. Es el Holi, el festival de los colores.

En la India, cada año se recibe a la primavera de esta divertida forma. No sólo se celebra el cambio de estación; también, según el hinduismo, la victoria del bien sobre el mal. Y, a pesar de que el festival se originó en la India y se celebra ampliamente allí, se ha adoptado en distintos lugares de Europa y América porque, en definitiva, a todos nos encanta llenar el mundo de colores. Os explicamos aquí todas las claves para entender qué es el festival Holi.

Las celebraciones por el festival Holi comienzan en la noche de luna llena que viene con el “Phalguna”, el undécimo mes del calendario hindú (entre finales de febrero y mediados de marzo), y continúa hasta el día siguiente. La primera noche, se conoce como “Holika Dahan”, o Chhoti Holi, y se celebra alrededor de una hoguera para simbolizar la victoria del bien sobre el mal. El siguiente día, es el famoso Holi, o Rangwali Holi. Sí; cuando se lanzan el polvo de colores, conocido como el gulal. Los cuatro colores de principales representan diferentes conceptos: el rojo refleja el amor y la fertilidad, el azul es el color de Krishna, el amarillo es el color de la cúrcuma y el verde simboliza la primavera y los nuevos comienzos.

Históricamente, el gulal estaba hecho de cúrcuma, pasta y extractos de flores; pero los últimos años se vinieron usando versiones sintéticas perjudiciales para la salud, por lo que ahora, distintas asociaciones están potenciando el uso del gulal natural producido a partir de los pétalos abandonados en los templos y santuarios.

El origen mítico del festival Holi

Las diferentes celebraciones de Holi provienen de varias leyendas hindúes. Hay dos que son las más conocidas.

El uso del polvo de colores y agua acaba por unos días con el estricto orden social y nos deja imágenes de un colorido espectáculo.

La primera hace referencia a Holika, la malvada hermana del rey Hiranyakashipu y tía del príncipe Prahlada. Todo comenzó cuando a Hiranyakashipu le fueron otorgados unos poderes extraordinarios que le llevaron a creerse todo un dios, el único al que el pueblo debía adorar. Pero, el príncipe Prahlada decidió seguir adorando a Vishnu como se hacía tradicionalmente. Esto enfureció a su padre hasta tal punto que el rey decidió castigarlo. Holika tramó la idea de invitar a su sobrino a sentarse con ella en el centro de una hoguera. Por supuesto, se trataba de una trampa mortal. Ella estaría protegida por una capa mágica que la protegería de las llamas y así su sobrino moriría. Afortunadamente la cosa salió mal para la cruel Holika. El dios Vishnu, aquel al que adoraba el príncipe, apareció en ese momento y mató al rey arrogante. La moraleja de la historia es que el bien siempre triunfa sobre el mal. Y es, por ello, que el festival Holi comienza la mañana después de la hoguera.

Otra de las leyendas del festival Holi hace referencia a la historia de amor de Radha y Krishna. Krishna preguntó a su madre, Yashoda, a qué era debido que Radha tuviera la piel blanca y la suya, en cambio, fuera tan oscura. Y Yashoda le contestó que para no sentir celos del color de Radha que una solución podía ser la de pintarle el rosto con colores oscuros. Así, los dos enamorados serían iguales. Como Krishna le hizo caso, desde entonces todos los enamorados se pintan la cara con los colores del Holi.

Outbrain