El Gran Paradiso, el Parque Nacional más antiguo de Italia

El precioso Parque Nacional del Gran Paradiso alberga un de los picos más altos del país, de más de 4.000 metros de altura

1 / 5

1 / 5

SIM-781491. Un 4.000 mítico

Un 4.000 mítico

El macizo del Gran Paradiso, emblema del parque nacional, es uno de los grandes retos alpinísticos de Italia.

2 / 5

BWI-BLWS022319. Valle Orco

Valle Orco

Reúne enclaves de interés alpinístico, naturalista, histórico y religioso.

Centro Visitantes de Noasca. Dispone de un servicio de guías y de material explicativo sobre el parque.

Casotto del Gran Piano. El pabellón de caza real es un edificio alargado de una planta que ahora sirve para tareas de vigilancia y observación.

Cesorolo Reale. El centro Homo et Ibex repasa la relación entre el hombre y el animal emblema del parque.

Santuario de Prascondú. La muestra arquitectónica más bella del parque se halla en el valle de Ribordone. 

3 / 5

ALM-F030HB. Valle Soana

Valle Soana

Estrecho, húmedo y poblado por una abundante vegetación formada por castaños, hayas y pinos laricio. 

Ecomuseo del Rame (cobre). En Ronco Canavese. Cuenta con una forja (fucina) de 1675 y una muestra dedicada al antiguo oficio de magnin, que reparaba objetos de cobre. 

Santuario de San Besso. Se sitúa a 2.019 metros, se alcanza a pie tras dos horas de camino. El 10 de agosto tiene lugar una gran procesión.

Vallone de Lavina. Este valle de pinos laricio y cabañas de pastor es un famoso destino senderista.

4 / 5

SIM-758062. Valle de Cogne

Valle de Cogne

El sector más conocido del parque regala hermosas vistas de los glaciares de su mítica cumbre, el Gran Paradiso.

Estación de esquí. Sede de la Marcha Gran Paradiso, una de las carreras de esquí nórdico más famosas de Europa.

Jardín Botánico Paradisia. Situado en el municipio de Valnontey, abarca 10.000 m2 y reúne 1.000 especies. Fue fundado en 1955. 

Refugio Vittorio Sella. Lleva el nombre del gran fotógrafo de montaña del siglo XIX. Subir hasta él es una de las excursiones más bellas del parque y permite observar íbices alpinos.  

5 / 5

DAE-11224504. Valsavarenche

Valsavarenche

Considerado el valle más salvaje del parque, al pie del Gran Paradiso. 

Refugios Vittorio Emanuele y Chabod. Son la base para emprender el ascenso a la cumbre del Gran Paradiso (4.061 metros). Ofrecen vistas fantásticas de los glaciares.

Orvieille. El camino de caza real conduce hasta la cabaña que el rey Víctor Manuel II tenía en esta parte del parque, cerca del lago Djouan.

Eaux Rousses. Esta aldea debe su nombre (aguas rojizas) a la composición ferruginosa de los manantiales que afloran en los alrededores.  

17 de marzo de 2017

Alpes italianos, una ruta por el Valle de Aosta

Más información

Alpes italianos, una ruta por el Valle de Aosta

Situado entre el norteño Valle de Aosta y el Piemonte, el Gran Paradiso ocupa 70.000 hectáreas de territorio de alta montaña. Actualmente y gracias a su historia, este parque nacional se ha convertido en un reducto para la conservación natural, la investigación científica y la preservación cultural. Entre sus paisajes nevados, se pueden encontrar también numerosas huellas humanas, antiguas y modernas: petroglifos del neolítico, ruinas romanas, castillos medievales y también paneles solares y presas hidroeléctricas más recientes.

La cumbre del Gran Paradiso (4.061 metros), a diferencia del Cervino y el Mont Blanc, es enteramente italiana, aunque por muy poco, como revela la toponimia francesa de los pueblos y valles que lo rodean. Víctor Manuel II, que cazaba en sus bosques y roquedos, declaró la zona Reserva Real de Caza en 1856; 60 años después, su hijo Víctor Manuel III cedió el territorio al Estado; y, finalmente, el 3 de diciembre de 1922, el pico y su entorno fueron declarados primer parque nacional de Italia.

El atractivo que más distingue esta reserva de otros parques alpinos son los pueblos situados dentro de sus límites. Tradiciones como la trashumancia de altura, el uso de la lengua provenzal y las romerías hasta santuarios conviven de forma armoniosa con los deportes de alta montaña y la protección del íbice alpino, el emblema del parque. De los cinco valles que lo integran, presentamos los cuatro que ocupan más territorio protegido: Cogne, Soana, Orco y Valsavarenche.

Fotos: Fototeca 9x12, Age Fotostock