El Gran Paradiso, el Parque Nacional más antiguo de Italia

El precioso Parque Nacional del Gran Paradiso alberga un de los picos más altos del país, de más de 4.000 metros de altura

Más información

Alpes italianos, una ruta por el Valle de Aosta

Alpes italianos, una ruta por el Valle de Aosta

Situado entre el norteño Valle de Aosta y el Piemonte, el Gran Paradiso ocupa 70.000 hectáreas de territorio de alta montaña. Actualmente y gracias a su historia, este parque nacional se ha convertido en un reducto para la conservación natural, la investigación científica y la preservación cultural. Entre sus paisajes nevados, se pueden encontrar también numerosas huellas humanas, antiguas y modernas: petroglifos del neolítico, ruinas romanas, castillos medievales y también paneles solares y presas hidroeléctricas más recientes.

La cumbre del Gran Paradiso (4.061 metros), a diferencia del Cervino y el Mont Blanc, es enteramente italiana, aunque por muy poco, como revela la toponimia francesa de los pueblos y valles que lo rodean. Víctor Manuel II, que cazaba en sus bosques y roquedos, declaró la zona Reserva Real de Caza en 1856; 60 años después, su hijo Víctor Manuel III cedió el territorio al Estado; y, finalmente, el 3 de diciembre de 1922, el pico y su entorno fueron declarados primer parque nacional de Italia.

El atractivo que más distingue esta reserva de otros parques alpinos son los pueblos situados dentro de sus límites. Tradiciones como la trashumancia de altura, el uso de la lengua provenzal y las romerías hasta santuarios conviven de forma armoniosa con los deportes de alta montaña y la protección del íbice alpino, el emblema del parque. De los cinco valles que lo integran, presentamos los cuatro que ocupan más territorio protegido: Cogne, Soana, Orco y Valsavarenche.

Fotos: Fototeca 9x12, Age Fotostock