El Valle del Ambroz

Descubre los bosques y el pasado romano de esta comarca cacereña

1 / 7

1 / 7

Premio1º2009.JuanPedroRodriguezDuran.r2009p6-001. El Cáceres más rural

El Cáceres más rural

Vista desde el castañar de la aldea de La Garganta. Al fondo, el embalse de Baños.

JUAN PEDRO RODRIGUEZ DURÁN / DIVA

2 / 7

Angel Elices 1998-2002. La Chorrera

La Chorrera

Cascada La Chorrera, cerca de la fuente del río Ambroz

ANGEL ELICES DÍAZ / DIVA

3 / 7

755412. Montemayor

Montemayor

Termas romanas en Baños de Montemayor

FOTOTECA 9 X 12

4 / 7

M07-1715754. Hervás

Hervás

En la zona más alta del pueblo se erige la iglesia-castillo que los caballeros de la orden del Temple construyeron en el siglo XIII.

AGE FOTOSTOCK

5 / 7

V57-1788313. El Barrio Judío de Hervás

El Barrio Judío de Hervás

Además de ser un buen ejemplo de la arquitectura de montaña cacereña, Hervás posee uno de las juderías mejor preservadas del país. Pasear hoy por sus calles sinuosas y estrechas, entre casas encaladas con balcones voladizos y recias puertas de castaño, permite imaginar cómo era vivir allí en el siglo XV.

AGE FOTOSTOCK

6 / 7

F52-1782107. Abadía

Abadía

Un paisaje de dehesas rodea el pueblo de Abadía, en el sur de la comarca del Ambroz.

AGE FOTOSTOCK

7 / 7

Ambroz-4. Cuatro visitas imprescindibles

Cuatro visitas imprescindibles

1 Hervás. Sobresale por su antigua judería, el entorno natural y la oferta gastronómica y artesana que ofrece.
2 Aldeanueva del Camino. Se sitúa en plena Vía de la Plata. Conserva varios puentes romanos sobre el río Ambroz.
3 Abadía. Su nombre evoca un convento del siglo XIII que dio origen al pueblo. Destaca el palacio de Sotofermoso.
4 Baños de Montemayor. En el norte de la comarca, está considerada una villa termal desde tiempos de los romanos.

Mapa: BLAUSET

17 de diciembre de 2014

El atractivo paisajístico, los pueblos con historia, la gastronomía y la bella artesanía caracterizan esta región extremeña

En el norte de la provincia de Cáceres se extiende el Valle del Ambroz, un rincón de Extremadura de atractivo paisajístico y pueblos con historia, buena mesa y bella artesanía. Con 235 kilómetros cuadrados y alrededor de 13.000 habitantes, esta comarca natural está atravesada por el río que le da nombre y la cubren frondosos bosques surcados por arroyos y senderos que pueden recorrerse a pie, en bicicleta, a caballo e incluso en carro.

Otoño es, tal vez, la mejor época para visitarlo, cuando los castaños, hayas y abedules se tiñen de tonos ocres y las setas recién brotadas enriquecen su gastronomía. Además en esta época tiene lugar el festival «Otoño Mágico de Ambroz», que incluye conciertos, muestras gastronómicas y rutas senderistas, entre otras muchas actividades.

La ruta A-66

El eje de esta ruta es la autovía A-66, que corre paralela a la antigua Vía de la Plata, el camino que en tiempos romanos unía Sevilla con Gijón. Hervás es la principal localidad de la comarca y un buen punto de partida. El centro del pueblo lo ocupa la plaza porticada de La Corredera, en cuyos mesones se pueden degustar platos típicos como el zorongollo (pimientos con tomate y ajo) y la caldereta extremeña de cabrito, catar los tintos de pitarra (vinos que envejecen en estas tinajas de barro) y saborear las perrunillas, el dulce por excelencia de la zona. También merecen una visita la iglesia renacentista de Santa María, la barroca de San Juan y el palacio de los Dávila (siglo XVIII). Aunque si por algo es famoso Hervás es por poseer una de las juderías (XV) mejor preservadas de España, declarada Conjunto Histórico Artístico en 1969.

Hervás es el punto de inicio de muchas excursiones. Es muy popular la que conduce a La Chorrera (7 km), una cascada situada cerca del nacimiento del río Ambroz. Otra atractiva ruta desde Hervás lleva al pueblo de Gargantilla por un camino de unos cinco kilómetros que, entre castaños, abedules y encinas, pasa junto a la Haya del Cristo de la Salud, uno de los numerosos árboles catalogados como «Singulares» que abundan en el valle. A Gargantilla se va para paladear las ciruelas claudias y las cerezas locales, y también las confituras y los licores que se elaboran con ellas. El otro aliciente del pueblo son sus casas con balcones de madera y una antigua fragua.

Nuestro itinerario retoma la autovía hasta Aldeanueva del Camino, al sudoeste, por cuya calle principal discurría la Vía de la Plata, de la que todavía quedan restos bien conservados. Vale la pena entrar en la iglesia de Nuestra Señora del Olmo (siglo XV) y detenerse después en la plaza del Mercado, sombreada por castaños, para probar las tapas típicas del valle: callos con pimentón, escabeche de patatas, morcilla de calabaza...

Escritores del Siglo de Oro como Lope de Vega y Garcilaso de la Vega se refugiaron entre sus muros y allí escribieron algunas de sus obras más insignes

Un desvío de cuatro kilómetros conduce a Abadía. Su edificio más notable es el palacio de Sotofermoso, construido en el siglo XV y declarado Conjunto Histórico Artístico. Escritores del Siglo de Oro como Lope de Vega y Garcilaso de la Vega se refugiaron entre sus muros y allí escribieron algunas de sus obras más insignes. Los jardines son idóneos para un descanso.

Toca desplazarse al norte de la comarca para conocer Baños de Montemayor, famoso por unas aguas termales que ya conocían los romanos y que hoy pueden disfrutarse en sus balnearios. Sobre los tejados del pueblo despunta el campanario de la iglesia de la Asunción, otro Monumento Histórico Artístico, que combina portada plateresca, torre gótica y retablo renacentista. Y diez minutos en coche y llegamos al núcleo rural de La Garganta, donde aún se dedican a críar ganado trashumante, cosa que permitirá concluir este recorrido degustando sus sabrosas carnes y quesos.

MÁS INFORMACIÓN

La autovía A-66 de Extremadura discurre por el Valle del Ambroz. Hervás se sitúa 10 km al norte de Cáceres por la N-630; Salamanca dista 90 km y Madrid, 275 km. Abunda la oferta de alojamiento rural.

Turismo de Ambroz
Turismo de Cáceres