10 Curiosidades de la Catedral de Mallorca

Descubre la historia del patrimonio artístico más emblemático de las Islas Baleares, "La Seu", como se conoce popularmente.

Ver todas las fotos

José Alejandro Adamuz

10 de agosto de 2017

Declarada Monumento Histórico-Artístico, la Catedral de Mallorca es el patrimonio artístico más emblemático de las Islas Baleares, a las que, por otro lado, no les faltan monumentos naturales de los que disfrutar. “La Seu”, como se la conoce popularmente, es uno de los templos góticos más admirados en el mundo y, sin duda, es una visita imprescindible en cualquier viaje a Mallorca.

"No creo que se pueda admirar un templo que con mayor simplicidad de medios llegue a más alta belleza" (Santiago Rusiñol)

La Catedral de Mallorca ha tenido numerosos admiradores. Entre ellos, el pintor Santiago Rusiñol, que viajó a menudo a Mallorca, de la que se declaraba un auténtico enamorado. Acabó conociendo bien la isla, a la que, en 1912, le dedicó el libro La isla de la calma. En él hay un capítulo dedicado a la Catedral de Mallorca. De ella dijo que no había ningún otro templo que con mayor simplicidad de medios hubiera alcanzado tanta belleza. El artista recomendaba entrar para admirarla en todo su esplendor: “¡Por fuera verás la armadura, pero entra y verás el alma!”. Así que, no nos quedemos fuera, entremos.

Conoce mejor la Catedral de Mallorca

Llegar en avión a Mallorca nos ha robado una imagen bellísima: la Catedral de Mallorca desde la bahía de Palma. Construida junto al Mediterráneo, “La Seu” protagoniza la fachada de la zona marítima y su silueta es el emblema de la ciudad.

Visita a Palma de Mallorca

Está ubicada en la que fue la antigua ciudad romana. Siguiendo las costumbres de la época, la catedral comenzó a construirse donde estaba la gran mezquita arábiga de Madîna Mayûrqa, que se fue derribando a medida que avanzaban las obras. Fue Jaime I, rey de Aragón y conde de Barcelona, quien ordenó la construcción de un gran templo dedicado a Santa María tras salvarse de un naufragio durante su travesía para conquistar Mallorca.

La Catedral tiene una planta basilical de tres naves cerrada por una cabecera formada, a su vez, por tres ábsides. La nave central mide 43,30 metros de altura (una de las de mayor altura entre las catedrales de estilo gótico europeas). Su interior ofrece una sensación de amplitud y de ligereza estructural difícil de imaginar desde el exterior. El conjunto de siete rosetones y sus ventanales provocan un efecto de ingravidez que hace que la catedral también es conocida como “La Catedral de la Luz”.

Ya en el siglo XX, el famoso arquitecto Antoni Gaudí se encargó de una profunda reforma que le llevó diez años acabar y que fue algo polémica en la época. Si tenemos en cuenta que en la actualidad, el pintor Miquel Barceló se encargó de intervenir la Capilla del Santísimo, podemos decir que, entre las singularidades que presenta la Catedral de Mallorca, está la de ser uno de los templos más artísticos del catolicismo.

No solo de playas vive el hombre... Y si viajas a Islas Baleares, además de poder visitar algunos de los mejores arenales de toda España, ¿por qué no visitar una de las mayores joyas arquitectónicas de nuestro país?

Outbrain