Austria

Escapada a Graz

Diez actividades imprescindibles para disfrutar de esta bella ciudad austriaca.

Graz es la capital de la provincia de Estiria y es un destino ideal para una escapada desde Viena, situada a solo 190 kilómetros y muy bien comunicada. También tiene aeropuerto internacional que recibe varios vuelos low cost desde diversas ciudades españolas. La ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1999; su casco antiguo, encantador, está delimitado por el río Mur. Pero, además, Graz destaca por ser un lugar con gran dinamismo cultural – el próximo mes de mayo se celebra aquí el Mes del Diseño– y un afamado destino gastronómico. Aquí tienes diez sugerencias para que organices tu estancia en esta ciudad llena de alicientes.

1- Dar un paseo por el casco histórico a través de sus callejuelas empedradas y magníficos edificios herencia de la época de los Habsburgo. Destaca la Catedral y el convento de los Franciscanos y es apasionante la mezcla de estilos que se pueden observar, incluso bellos ejemplos de arquitectura art nouveau.

2- Subir a pie o en el Schlossbahn a la colina Schlossberg (la Colina del Castillo), de 475 metros de altitud que se levanta a orillas del río Mur. Hasta la invasión napoleónica, la colina albergaba una potente fortaleza que fue destruida por las tropas francesas. Hoy es un lugar encantador para pasear, con jardines de rosas y rincones entrañables.

3- No perderse las vistas desde la Torre del Reloj. Esta se halla en la cima de la colina Schlossberg y data de 1576. Fue uno de los pocos edificios que se salvaron de la destrucción por parte del ejército de Napoleón. Con 28 metros de altura, es visible desde cualquier punto de la ciudad y su símbolo más representado.

4- Degustar los excelentes guisos de Estiria en una taberna típica del centro de la ciudad, regados con vino blanco de la zona o una pinta de cerveza austriaca. Hay que tener en cuenta que Graz está denominada oficialmente como la Capital Gastronómica de Austria.

5- Acudir al mercado de Kaiser-Josef-Markt, para comprar directamente a los agricultores manzanas y quesos de Estiria, dos de los más afamados productos autóctonos. El mercado se celebra todas las mañanas de lunes a sábado.

6- Hacer un alto para tomar un apfelstruddel acompañado de crema en un histórico café como el Opern Café, el Philipp y el Kafee Weitzer.

7- Disfrutar de la arquitectura contemporánea con la Kunsthauss (2004), un edificio recubierto por más de mil placas de vidrio acrílico –lo llaman el «amigo alienígena»–. Enclavado en el centro histórico de la ciudad, alberga el museo de arte contemporáneo. En frente está la Murinsel, una isla artificial construida en 2003 con motivo de la capitalidad europea de Graz, dispone de un anfiteatro al aire libre y un encantador café.

8- Subir y bajar por la doble escalera del Burg. Se separan y se encuentran según los tramos, por eso las llaman las «escaleras de la reconciliación». Datan de 1499 y se hallan en el interior del castillo que Federico, duque de Estiria, y su hijo Maximiliano I, mandaron construir en Graz. 

9- Visitar alguno de los curiosos museos de la ciudad como el de Criminología; el de Juguetes, el Arqueológico, el del Jardín Botánico o el de Vida Tradicional.

10- Hacer una escapada al Schloss Eggenberg, situado en las inmediaciones de Graz y considerado el castillo más bello de Estiria. Ha sido escenario de numerosas películas y series televisivas. Suntuoso y grandilocuente, data del siglo XVII y en sus cuatro fachadas se abren 365 ventanas, una por cada día del año, tiene 31 habitaciones por planta, además de salas de reuniones y numerosos comedores.

Para saber más:

Turismo de Graz