Lisboa

El Museo del Fado de Lisboa organiza visitas cantadas

Las grandes voces del fado acompañarán a los turistas por el barrio de la Mouraria

Guitarra de fado

Guitarra de fado

IDEALMEDIA

3 de septiembre de 2012

Visitas cantadas en la Mouraria es el nombre de la iniciativa que ha organizado el Museo del Fado de Lisboa para los fines de semana. Una ruta que recorre las distintas zonas del barrio lisboeta de la Mouraria en compañía de las grandes voces del fado. Artur Batalha, Ana Sofía Varela, Gisela João, Ana Maurício, Maria Amélia Proença, Teresa Tapadas o António Pinto Basto son algunos de los artistas que, guitarra portuguesa y guitarra de fado en mano, acompañan a los turistas a través de las diversas historias sobre esta profunda canción de Lisboa. Las visitas se organizan de viernes a domingo a las 18:30. Desde la iglesia de Nossa Senhora de Saúde, en Martin Moninz, parten dos recorridos por todo el barrio. El acceso es gratuito.

La máxima expresión musical portuguesa

El fado, nombrado desde noviembre de 2011 Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, nació de la nostalgia (saudade, en portugués) que dominaba a aquellos que partían y la angustia de quienes aguardaban la llegada de los navíos al puerto de Lisboa, que no siempre regresaban de América. Desde entonces, el fado está considerado la máxima expresión musical portuguesa. Cantado generalmente por una única persona, los temas que más se expresan a través de su música son la nostalgia, la melancolía y las pequeñas historias de la vida cotidiana de los barrios más humildes.