Viajes

El desierto de Wadi Rum es Marte en la película The Martian

En la última película de Ridley Scott se eligió el maravilloso desierto jordano para recrear la superficie del planeta rojo.

1 / 7

1 / 7

The Martian y el Wadi Rum

The Martian y el Wadi Rum

En la película "The Martian", con Matt Damon, se eligió el desierto de Wadi Rum para recrear la fisonomía del planeta Marte. Aunque los escenarios naturales fueron modelados con tecnología, hay escenas en las que se reconoce perfectamente la orografía del gran desierto rojo.

Foto: TWENTIETH CENTURY FOX

2 / 7

Wadi Rum. El desierto Rojo

El desierto Rojo

Wadi Rum es conocido también como el Valle de la Luna o el Desierto Rojo por el color carmesí de su tierra fruto de la erosión de las montañas de arenisca que lo rodean. 

Foto: GTRES

3 / 7

Wadi Rum. Lawrence de Arabia

Lawrence de Arabia

Wadi Rum es el desierto de Lawrence de Arabia, quien lo cruzó muchas veces durante la Revolución Árabe de 1916-1918. Lawrence estaba enamorado de este lugar de piedra y arena del que escribió en su libro autobiográfico Los Siete Pilares de la Sabiduría, nombre que hoy en su honor lleva una de las montañas del desierto (en la imagen). 

Foto: GTRES

4 / 7

Wadi Rum. Petroglifos en el desierto

Petroglifos en el desierto

En una excursión por el Wadi Rum se pueden observar inscripciones en la roca que datan de la época nabatea y en las que se representan escenas de una caravana de camellos. Los más conocidos son los petroglifos de Anfashieh, Alameleh y de Jebel Khaz’ali.

Foto: GTRES

5 / 7

Wadi Rum. Un desierto de piedra

Un desierto de piedra

Arcos, montañas de formas increíbles, esculturas pétreas, el Wadi Rum presenta una orografía fantástica que atrapa a todo aquel que lo visita. Su proximidad con la ciudad nabatea de Petra, es otro de sus grandes atractivos. 

Foto: GTRES

6 / 7

Wadi Rum. La superficie de Marte

La superficie de Marte

Dos películas cuya historia transcurre en el planeta Marte –Planeta Rojo (2000) y The Martian (2015)– han sido rodadas en Wadi Rum a causa de las similitudes de su aspecto.  

Foto: GTRES

7 / 7

Wadi Rum. Un viaje soñado

Un viaje soñado

Como Lawrence de Arabia o Ridley Scott, quien visita el Wadi Rum queda atrapado al instante. Los recorridos a pie, a lomos de un dromedario o en vehículo todoterreno; las noches profundas y silenciosas; conocer las costumbres de los beduinos que habitan el desierto y contemplar los mejores atardeceres del plantea… hacen de este viaje una experiencia inolvidable.

Foto: GTRES

21 de noviembre de 2015

El desierto de Wadi Rumm es Marte en la última película de Ridley Scott, “The Martian”, basada en la novela de Andy Weir. La arena y las rocas rojizas de este árido lugar situado en el sur de Jordania tiene todas las características para hacer realidad el “planeta rojo”. Es conocido también como el Valle de la Luna –desde siempre se ha considerado un lugar de otro planeta– o como el "desierto rojo" por su color carmesí,  y está surcado por ríos de arena y rocas imponentes de formas redondeadas a causa de la erosión.

Habitado desde la prehistoria, en la actualidad viven allí tribus beduinas que han sabido actualizarse y se han convertido guías privilegiados que muestran este inexpugnable territorio a la vez que comparten su forma de vida nómada. La experiencia de cruzar este árido territorio a lomos de un dromedario, dormir envueltos en absoluto silencio en una jaima, contemplar los más extasiantes colores de la puesta de sol y asistir al maravilloso espectáculo del amanecer, es algo único. Como también lo es descubrir los petroglifos que los nabateos dejaron como testimonio de una vida que ya no existe, cuando las antiguas caravanas cruzaban el desierto para llevar sus mercancías de Oriente a Occidente.

Para recrear la fisonomía del planeta Marte se utilizaron escenarios naturales y tecnología digital, aunque hay escenas en las que se reconoce perfectamente la orografía del gran desierto rojo. El director de “The Martian”, Ridley Scott –suyas son también las películas Allien, el octavo pasajero y Blade Runner– se enamoró de Wadi Rum, como mucho años años antes le había sucedido al oficial del ejercito británico T. E. Lawrence, conocido como Lawrence de Arabia, para quien este desierto se convirtió en un sueño. 

Wadi o Uadi Rum –wadi signfica valle y de hecho, éste el valle más largo de Jordania– ha sido plató de cine en otras ocasiones y para películas tan populares como la misma Lawrence de Arabia, Indiana Jones y la Última Cruzada y también Planeta Rojo, de nuevo, tierra roja para Marte.