Descubrir una cerveza prehistórica en Begues, Barcelona

Los hallazgos en la Cova de Sant Sadurní revelan una receta milenaria de una cerveza primigenia que bebían los antiguos pobladores de esta zona

Cerveza prehistórica

20 de septiembre de 2017

Las primeras evidencias de la producción de cerveza databan del IV milenio a.C. y fueron encontradas en Godin Tepe (Irán). Pero en 1999, tres arqueólogos de la Universidad de Barcelona descubrieron en la Cova de Sant Sadurní (Begues, Barcelona) restos pertenecientes al período 5500-4000 a.C.

Los habitantes de aquel enclave del Neolítico cultivaban cereales y habían aprendido a germinarlos en barro, lo que transformaba el almidón en maltosa (un azúcar simple), y a secarlos con fuego para detener el crecimiento del grano. El cereal malteado se molía entre piedras y se ponía en una vasija con agua, junto a miel y bayas silvestres que potenciaban el sabor y la fermentación alcohólica. Aquella cerveza era más densa que las actuales y cumplía una función más alimenticia que hidratante. Manuel Edo, director de las investigaciones del yacimiento, señala que también se ponía en una jarra junto a los difuntos.

En la localidad de Begues es posible probar y adquirir L'Encantada, una cerveza que se prepara inspirándose en aquella y cuyos beneficios se destinan a la investigación. Para visitar la cueva prehistórica se precisa contactar previamente con la asociación CIPAG.

Visita a la Cova de Sant Sadurní (Begues)

A 30 km de Barcelona (Cataluña), en el entorno de Begues, se localiza la Cova de Sant Sadurní, singular por albergar los restos de elaboración de malta y fermentación de cerveza más antiguos de Europa. A lo largo del Neolítico fue habitada y también usada como una auténtica necrópolis. Junto a los enterramientos había un hogar de vigilia donde se celebraba un banquete ritual, algunos de cuyos alimentos se colocaban con el inhumado como ajuar funerario. Entre los objetos hay una vasija con residuos de fermentación de cerveza y piedras para moler o con restos de malteado de cebada que se cultivaba en los alrededores.

Más información sobre turismo sostenible en Cataluña.