Descubre la Costa Daurada de Cataluña

Un escapada repleta de alicientes que parte de la antigua Tarraco y recorre el litoral mediterráneo más auténtico

1 / 9

1 / 9

Els Muntanyans Torredembarra. Els Muntanyans

Els Muntanyans

Esta extensa playa de unos siete kilómetros de longitud es el hábitat de numerosas colonias de aves. Pertenece a los municipios de Torrembarra, Creixell y Roda de Berà. 

PTDT joancapdevilavallve.com

2 / 9

Imatge verema. Tierra de vinos

Tierra de vinos

Costa Daurada posee en su territorio varias denominaciones de origen: Conca de Barberà, Priorat, Montsant, Tarragona, Penedès y Cava.

Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona

3 / 9

Altafulla

Altafulla

Extensas playas de arena dorada configuran este tramo del litoral del sur de Cataluña y definen el paisaje de la Costa Daurada.

Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona

4 / 9

Tarraco Viva (Amfiteatre). Tarragona romana

Tarragona romana

La antigua Tarraco fue una importantísima capital de provincias del Imperio Romano. Sus equipamientos civiles como el Fòrum Provincial, el Circo y el Anfietatro (en la imagen) destacaban por su magnitud y riqueza.

Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona

5 / 9

Tarragona Tamarit. Tamarit

Tamarit

Muy cerca de la ciudad de Tarragona se erige esta población presidida por el castillo que lleva su nombre. 

Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona

6 / 9

Xato. El xató

El xató

La gastronomía de la Costa Daurada viene definida por los productos de proximidad que hacen posible una cocina muy variada y de altísima calidad. En la imagen, uno de los platos típicos de la zona, el xató, elaborado con escarola, bacalao y salsa romesco. 

Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona

7 / 9

Aqueducte. Acueducto romano

Acueducto romano

Es una obra de ingeniería admirable con la que se conseguía traer el agua a Tarraco desde más de cuarenta kilómetros de distancia. Llamado el Pont del Diable, su historia está llena de leyendas.

Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona

8 / 9

Arcde Bara. Arc de Berà

Arc de Ber

Junto a la población de Roda de Berà se erige este gran arco que se construyó en honor del emperador Augusto en el año 13 a.C. 

Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona

9 / 9

Vil.la Museu Pau Casals. Casa Museo Pau Casals

Casa Museo Pau Casals

Esta casa construida en 1910 en el barrio marítimo de El Vendrell, es hoy un museo que conserva objetos personales y recrea el ambiente en el que vivió y compuso este músico universal.

Fundació Pau Casals

Un escapada repleta de alicientes que parte de la antigua Tarraco y recorre el litoral mediterráneo más auténtico

Más información

Descubren una necrópolis romana en Barcelona

Descubierta una necrópolis romana en Barcelona

En el sur de Cataluña se extiende una franja litoral de arenas doradas, aguas tranquilas y bosques mediterráneos que ocupa casi cien kilómetros. Formada por trece municipios y seis comarcas, su oferta cultural, paisajística, gastronómica y de ocio es tan diversa que resulta difícil elegir un solo destino para realizar una escapada.

Una de las posibilidades es el itinerario que parte de la ciudad de Tarragona y recorre el norte de la Costa Daurada, hasta la población de El Vendrell, capital de la comarca del Baix Penedés. Es una propuesta que aúna un patrimonio histórico excepcional, playas familiares, una gastronomía típicamente mediterránea y vinos de alta calidad.

Punto de partida

Vamos a descubrir la antigua Tarraco fundada en el año 218 aC., el primer y más antiguo asentamiento romano en la Península Ibérica. La ciudad de Tarragona fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2000 por su valioso patrimonio romano. El primer vestigio lo encontramos en las afueras de la ciudad. Se trata del Pont del Diable o el Aqüeducte de Ferreres, una obra de ingeniería impresionante que abastecía de agua a los habitantes de Tarraco.

Imprescindible la visita al Museo de Historia, en la calle Cavallers, donde se exhibe una maqueta de la antigua urbe en sus tiempos de máximo esplendor, en el siglo II d.C. y en la que se aprecian sus magníficas dimensiones y los equipamientos de los que disponía. Ahora es el momento de conocerlos in situ, así que hay que desplazarse hasta el Fórum Provincial, donde se gobernaba la provincia, y desde allí seguir hacia el Circo (data de finales del siglo I d.C.), para luego recorrer el Anfiteatro y disfrutar de la excelente panorámica del paseo ubicado junto al mar. Para entender todavía mejor el pasado romano de Tarragona, es aconsejable visitar el Museo Arqueológico que alberga valiosísimos restos escultóricos y arquitectónicos, además de cerámicas, mosaicos e incluso un tramo de la antigua muralla.

Playas, música y buena gastronomía

Cuesta dejar esta ciudad luminosa, donde lo romano, lo medieval y lo contemporáneo se mezclan harmoniosamente, pero la ruta depara otros grandes atractivos. Por la misma Vía Augusta por la que transitaron los romanos nos dirigimos hacia el norte para detenernos en la amurallada población de Tamarit y su bello castillo y proseguir luego hacia Altafulla, donde se halla la villa romana de Els Munts. Un alto para disfrutar de las playas de esta población típicamente mediterránea y probar algunas de las exquisiteces gastronómicas de la zona como la «olla» –un guiso elaborado con garbanzos, romesco y carne– y también excelente pescado y marisco.

La siguiente parada la hacemos en Torredembarra, con su extensa playa, flanqueada de buenos restaurantes, y tras un refrigerio seguimos hacia Creixell situado a unos cinco kilómetros. Visitamos la pintoresca urbanización de Roc de Sant Gaietà, en Roda de Berà, construida en 1964 en un estilo ecléctico y que se ha convertido en una de las atracciones turísticas de la zona. Junto a Roda de Barà, en la carretera N-340 y antigua Vía Augusta, se levanta el Arc de Berà que data del siglo I a.C.

Uno de los personajes insignes de esta zona es el músico Pau Casals (1876-1973) que nació en Sant Salvador, el barrio marinero de El Vendrell, situado a unos diez kilómetros de Creixell. En Sant Salvador se puede visitar su casa-museo (1910), conservada tal y como era cuando el magistral compositor y violoncelista la habitó. Enfrente, el auditorio Pau Casals acoge cada verano el prestigioso Festival Internacional de Música Pau Casals.

El colofón a la escapada es un buena comida con especialidades de la zona como el xató, una ensalada a base de escarola, salsa romesco y bacalao, y un buen plato de pescado regado con vino blanco fresco y afrutado de la D.O. Penedés. Todo ello frente al mar Mediterráneo, cuyo azul intenso resalta en las doradas arenas de este tramo de la costa catalana.

Más información:

Patronato de Turismo de la Costa Daurada