Europa

Cruceros por San Valentín

Un paseo por cubierta al atardecer, una cena romántica, ver salir el sol frente a la costa del Adriático o despertarse con la visión del Campanile veneciano...

1 / 4

1 / 4

HEMIS 0632992. Puerto de Barcelona

Puerto de Barcelona

La capital catalana se ha convertido en los últimos años en una de las principales ciudades en recepción de cruceros. 

GTRES

2 / 4

HEMIS 0167185. Dubrovnik

Dubrovnik

La visión de la esta ciudad medieval, enclavada en la costa Dálmata de Croacia, es uno de los hitos de los cruceros por el Mediterráneo.

GTRES

3 / 4

crucero. Cruceros por San Valentín

Cruceros por San Valentín

La mayoría de las compañías organizan eventos especiales para esta fecha tan especial que se unen al romanticismo de un crucero.

GTRES

4 / 4

HEMIS 0371918. Venecia

Venecia

Junto con Roma, la Ciudad de los Canales ha sido desde siempre uno de los escalas más apreciadas para los viajeros que llegan por vía marítima. 

GTRES

12 de febrero de 2013

Se acerca el día 14 de febrero, San Valentín, y una de las mejores maneras de disfrutarlo en pareja es realizar un viaje a bordo de un barco de ensueño. En febrero, la mejor opción es un crucero por el Mediterráneo, aunque hay otras posibilidades como la ruta por los fiordos noruegos o decidirse por las cálidas costas del Caribe.

Todo previsto

Las compañías de cruceros preparan para estos días muchas sorpresas que harán que los enamorados disfruten más si cabe de su viaje por mar. Detalles de bienvenida en los camarotes con champán y bombones en forma de corazón, actividades inspiradas en el día de los enamorados y una decoración apropiada son algunos de los alicientes. Estos se complementan con paseos románticos por cubierta al atardecer, tratamientos de spa y cenas íntimas en alguno de los numerosos restaurantes de a bordo con un menú especialmente preparado para la ocasión. En muchos barcos es posible terminar la velada probando suerte en el casino o al son de una orquesta en la sala de baile. En las ofertas de cruceros para estas fechas hay compañías que incluso realizan bodas ficticias a bordo.

Varios días y mucho por ver

La duración de estos viajes por mar oscila entre un mínimo de cuatro días y un máximo de doce. Si se opta por el Mediterráneo, las ciudades de partida son Barcelona, Valencia o Málaga, aunque existe la posibilidad de viajar en avión hasta el punto de inicio del crucero, a Roma, Livorno, Marsella, Génova o Atenas según la ruta que se haya elegido.

Niza, Nápoles, Venecia, Dubrovnik, las Islas Griegas, Chipre y la costa norteafricana son los lugares más emblemáticos a los que arriban los cruceros que surcan el Mediterráneo, muchos de los cuales se detienen en las Islas Baleares, Cerdeña y Sicilia. También existen rutas que, desde las costas del sur de España, visitan las Islas Canarias y Madeira.

Algunas compañías también ofertan cruceros por Sudáfrica, la costa de Brasil, Antillas francesas y la costa de Florida. Quienes dispongan de tiempo y disfruten de la vida en el mar también pueden contratar un crucero a través del Atlántico que lleva hasta las costas americanas.