5 viajes cortos para el Puente de Diciembre

Marsella, Pisa, Tánger, La Valeta y Oporto, cinco ciudades con mucho que ofrecer

1 / 5

1 / 5

HEMIS 1719189. Marsella

Marsella

La que ha sido durante todo 2013 capital de la cultura europea merece una detenida visita tanto por sus recientes aportaciones culturales como por su patrimonio histórico y artístico y, cómo no, por su gastronomía. Hay que deambular por el Vieux-Port, con sus deliciosos restaurantes –y no dejar de probar la clásica bullabesa–, pasear por La Canebière para admirar sus elegantes edificios del siglo XIX, y acercarse hasta el fuerte de Saint Jean con espléndidas vistas sobre la ciudad. Otros hitos importantes en la ciudad son la catedral de Santa María y la iglesia de Notre Dame de la Garde. Entre las novedades que ha conllevado la capitalidad cultural destaca el Mucem (Museo de las Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo) y la renovación de emblemáticos edificios como El Silo, La Friche y los antiguos almacenes portuarios.

Gtres

2 / 5

N10011. Oporto

Oporto

La tercera escapada es Atlántica. Oporto, la ciudad a orillas del Duero, con sus fachadas de azulejos desconchados, sus muelles fluviales, sus barrios de callejuelas y sus casas señoriales es una apuesta segura en cualquier época del año. Un detenido paseo descubre la bella catedral, comercios centenarios y mercados, como el de Bolhao en los que dejar pasar las horas o la magnífica librería Lello e Irmao, construida en 1906. También es una ciudad de arte como verifica una visita a la Fundación Serralves, donde se halla el Museo de Arte Contemporáneo de Oporto y unos espléndidos jardines. Pero, sin duda, uno de los atractivos más populares de esta ciudad son sus bodegas centenarias donde se elabora el famoso vino de Oporto y que están situadas al otro lado del río, en Vilanova de Gaia. Una buena opción es combinar un paseo por el Duero, con la visita a las bodegas y una cata en una de ellas.

visitportugal.com

3 / 5

HEMIS 0101740. Tánger

Tánger

Otra propuesta mediterránea, ésta en el norte de Marruecos. Tánger ha fascinado e inspirado a artistas como Eugène Delacroix, Henri Matisse, Paul Bowles, Tennessee Williams, Jean Genet por citar algunos de los muchos personajes que sucumbieron al encanto de esta ciudad. Hay que perderse por la laberíntica medina y la plaza del Zoco Chico con sus cafés, contemplar el antiguo palacio de Mendoub, construido en 1929, pasear por la plaza del Zoco Grande, muy animada al anochecer, y sobre todo, acercarse al mar y vagar por el Paseo Marítimo. Tánger es ciudad de mitos, así que una de las paradas debe ser en el antiguo café Hafa para tomar un té a la menta frente a una panorámica inigualable sobre el estrecho y la costa española. Desde Tánger se pueden hacer varias excursiones cortas y muy recomendables: al cabo Espartel y las grutas de Hércules y al pueblo de artistas de Asilah.

Gtres

4 / 5

HEMIS 0525947. La Valeta

La Valeta

Merece la pena una escapada a la capital de Malta que en estas fechas brilla con sus calles iluminadas. Las iglesias ya tienen a punto los belenes que se visitan en una ruta guiada y sus altares se muestran colmados de flores. Con unas temperaturas que oscilan entre los doce y los veinte grados, la visita en estos días resulta muy placentera. El patrimonio arquitectónico y cultural de Malta es excepcional, no en vano ha sido testigo de 7.000 años de historia del Mediterráneo, como atestiguan sus impresionantes vestigios. La huella de los Caballeros de la Orden de Malta se hace evidente en La Valeta donde hay que visitar la Co-Catedral de San Juan y pasear por el puerto que ofrece vistas inigualables. Tras recorrer La Valeta conviene hacer un par de excursiones, una a Mdina, en la misma isla de Malta, con sus callejuelas, palacios y una sublime catedral y otra a la isla de Gozo donde el viento y el mar han esculpido grutas singulares.

Gtres

5 / 5

HEMIS 0352868. Pisa

Pisa

Aunque esta ciudad de la Toscana se suele identificar con su famosa torre inclinada, Pisa alberga muchísimos más atractivos. Situada a orillas del río Arno, atesora un patrimonio artístico e histórico excepcional y, además, se halla a pocos kilómetros de la costa del mar Tirreno, lo que se suma a los muchos atractivos de la ciudad. La visita por Pisa tiene su punto culminante en la Piazza dei Miracoli, con la Torre, el Baptisterio y el Camposanto, todos ellos de mármol blanco. Tras ésta conviene callejear por los lungarni -calles a lo largo del Arno- en donde se pueden encontrar multitud de huellas de su pasado histórico y disfrutar en las numerosas trattorias en las que sirven una excelente gastronomía que se basa en platos de pescado. Es aquí donde se descubren algunas de las «otras» joyas de Pisa, como el palacio Toscanelli, en el que se hospedó Lord Byron.

Gtres

Marsella, Pisa, Tánger, La Valeta y Oporto, cinco ciudades con mucho que ofrecer

Más información

10 ciudades para el Puente de Diciembre

10 ciudades para el Puente de Diciembre

Las propuestas para este Puente de Diciembre tienen diversas ventajas en común: se hallan a una distancia asequible para unos pocos días; todos los destinos están enlazados con España por compañías de avión convencionales y de bajo coste; disfrutan de temperaturas agradables para estas fechas; atesoran un valioso patrimonio histórico; ofrecen deliciosa gastronomía y tienen bonitos espacios naturales… Resulta difícil resistirse.