Escapadas

Cinco mercados de Pascua muy tradicionales

Huevos decorados, de chocolate, escondidos muchas veces, conejos cargados con cestas llenas de dulces... no te pierdas los estos mercados llenos de color y tradición.

1 / 5

1 / 5

velikonocni trhy. Praga

Praga

En la plaza de la Ciudad Vieja y en la de Wenceslao se instalan tenderetes de madera con objetos de artesanía checa y cestos repletos de huevos de Pascua pintados a mano.

myczechrepublic.com

2 / 5

Pascua en Salzburgo

Pascua en Salzburgo

Frente al Tejadillo de Oro se instalan cada año más de treinta paradas donde admirar los productos de Pascua y degustar las especialidades de esta festividad.

salzburg.info

3 / 5

Palacio Schonbrunn. Palacio Schönbrunn

Palacio Schönbrunn

El mercado de Pascua del Palacio de Schönbrunn está considerado uno de los más bellos, con sesenta puestos de madera y el palacio barroco de fondo.  

wien.info

4 / 5

ChocolateFauchon. París y el chocolate

París y el chocolate

Los grandes maestros chocolateros franceses han diseñado para esta Pascua originales figuras de chocolate para todos los públicos. En la imagen, una creación de la pastelería Fauchon.

parisinfo.com

5 / 5

Freyung. Mercados en Viena

Mercados en Viena

El mercado de Freyung cada año acumula la montaña de huevos más grande de Europa con unos 40 000 huevos de Pascua pintados.

wien.info

5 de abril de 2015

Tras el frío invierno llega la primavera y la abundancia que se representa con los tradicionales huevos de Pascua con los que abuelos y padrinos obsequian a los pequeños de la casa. En algunas ciudades europeas los mercados de Pascua tienen gran arraigo y se siguen celebrado hoy como hace siglos. Toma nota de estas cinco citas primaverales.

Viena. El mercado de Pascua del Palacio de Schönbrunn está considerado uno de los más bellos, con el palacio barroco de fondo. Unos sesenta tenderetes ofrecen toda clase de degustaciones culinarias, de motivos decorativos de Pascua y artesanía de Austria. En Viena también se celebra el mercado de Freyung, un precioso enclave antiguo del casco histórico que cada año acumula la montaña de huevos más grande de Europa con unos 40 000 huevos de Pascua pintados.

Salzsburgo. Frente al Tejadillo de Oro se instalan cada año más de treinta paradas repletas de objetos artesanales y adornos típicos de Pascua y especialidades gastronómicas locales y regionales.

Praga. En la plaza de la Ciudad Vieja y en la de Wenceslao se instalan tenderetes de madera con objetos de artesanía checa, tradicionales juguetes de madera, telas bordadas y los famosos títeres. En todos ellos hay cestos repletos de huevos de Pascua pintados a mano con alegres colores y que según la tradición hay que personalizar con el nombre o con mensajes.

Cracovia. En la plaza del Mercado los visitantes pueden pasear entre las casetas de madera para ver las distintas decoraciones tradicionales de Pascua, corderos, conejos y huevos pintados a mano, llamados «pisanki» y que son la esencia de la festividad. También se pueden degustar especialidades gastronómicas de esta festividad: carnes asadas, rábano picante preparado según las recetas antiguas, y las tortas de levadura, pasteles Mazurka, mazapanes y muchas otras delicias festivas.

París. Los grandes maestros chocolateros franceses han realizado para esta Pascua figuras de chocolate aptos para todos los públicos. La famosa pastelería y confitería Fauchon, por ejemplo, ha diseñado una serie de huevos basados en el mar y la pesca para esta ocasión. Mañana, en muchos parques de la capital los niños deberán buscar su huevo de Pascua para celebrar este cambio de estación que trae prosperidad y abundancia.