Viajes

Cinco maravillosos paisajes de película

Como un gran plató al aire libre los lugares que te mostramos son tan especiales que los grandes directores de cine no se han podido resistir.

1 / 5

1 / 5

Koo Phi Phi. Koo Phi Phi, Tailandia

Koo Phi Phi, Tailandia

La remota isla del mar de Andamán fue descubierta al mundo de la mano del director Danny Boyle y el actor Leonardo di Caprio (La playa, 2000), quienes mostraron que todavía existían lugares que eran la misma encarnación de la paraíso. A esta isla del archipiélago de Ko Phi Phi solo se puede llegar en barco desde Puket a 35 kilómetros. Si se rodea la isla en una embarcación, todavía se pueden descubrir rincones intactos y maravillosos.

2 / 5

Hawai, plató de cine. Isla de Oahu, Hawai

Isla de Oahu, Hawai

La Isla Oahu es el escenario principal de la famosa serie Perdidos (Lost) y de las películas Pearl Harbor (2001) y Godzilla (2014), Los Descendientes (2011) entre otras. La isla está formada por dos volcanes, Waiʻanae y Koʻolau, con un amplio valle entre ellos. Con una superficie total de 1.545 km² es la tercera isla más grande del archipiélago de Hawai y en ella se encuentran lugares de renombre internacional como Honolulú, Waikiki, Pearl Harbor o Diamond Head.

3 / 5

Las rocas flotantes de Avatar. Zhangjiajie, China

Zhangjiajie, China

Aunque James Cameron no filmó ninguna escena de su famosa película Avatar (2009) en Zhangjiajie, lo que el director ha proclamado es que se inspiró en las altísimas rocas de este lugar para recrear el universo de los na-vi. El éxito de la película ha hecho que los 397,5 kilómetros cuadrados del parque, donde tienen su origen las montañas flotantes del filme, se hayan convertido en la principal atracción de la provincia de Hunan, en el centro de China. 

4 / 5

Malta y Popeye. Anchor Bay, Malta

Anchor Bay, Malta

Tras rodarse en Malta la película de Popeye en 1980, esta zona de la isla siguió siendo el pueblo de pescadores hogar del héroe de las espinacas. El director Robert Altman supo en el mismo momento que conoció los parajes de Anchor Bay que el personaje había hallado su hábitat. Todo el set del film se ha convertido en un parque temático «El pueblo de Popeye» y en una de las atracciones más visitadas de la mediterránea Malta.

5 / 5

Hobiton. Nueva Zelanda

Nueva Zelanda

El plató natural por excelencia. En los últimos años los variados paisajes de la Isla Norte y la Isla Sur han sido escenario de algunas de las más taquilleras películas. La misma película Avatar, cuyo 60 por ciento de las escenas fueron realizadas por ordenador, eligió la naturaleza salvaje y extrema de Wellington para dar forma a su Pandora, y Peter Jackson ubicó las grandes gestas de El Señor de los Anillos (2003, 2002, 2012) en distintos lugares del país. El volcánico Parque Nacional de Tongariro se convirtió en el oscuro reino de Mordor; la región de Matamata-Pianko albergó el mundo de los hobbits, mientras que los elfos elegían las llanuras de Canterbury. Se organizan rutas y estancias (The locations of The Lord of the Rings) por los lugares donde se rodaron los filmes de la trilogía que permiten pernoctar en la casa de un hobbit (Hobbiton), recorrer la Tierra Media y acercarse a los terribles confines de los orcos.

Como un gran plató al aire libre los lugares que te mostramos son tan especiales que los grandes directores de cine no se han podido resistir.

La tailandesa isla de Ko Phi Phi, algunos impresionantes paisajes neozelandeses, las rocas de parque nacional de Zhangjiajie en China o los acantilados de Anchor Bay en Malta se dieron a conocer al mundo a partir de las películas que se rodaron en estos lugares. Hoy se han convertido en grandes destinos turísticos, pero sepamos que vieron en ellos algunos de los mejores directores de cine.