Cinco escapadas exprés

Un fin de semana y poco presupuesto. Todo a punto para descubrir cinco de las ciudades más interesantes de Europa.

1 / 5

1 / 5

Split. Split, Croacia

Split, Croacia

Diocleciano dejó su imponente huella en esta ciudad de la costa croata y ésta se percibe en cualquier lugar del centro. El emperador romano fue enterrado aquí en el año 313 y los edificios y murallas que él alzó sirvieron a generaciones y civilizaciones posteriores para edificar su propia ciudad. En las imponentes murallas de Split se aprecian ventanas venecianas y bizantinas y no es extraño pernoctar en una habitación de hotel que tenga columnas romanas en su interior. Imprescindible la visita al pintoresco mercado y tomar pescadito frito con vino blanco en alguna konoba, las típicas tabernas de la costa dálmata.

Gtres

2 / 5

Lille. Lille, Francia

Lille, Francia

Situada en la frontera con Bélgica, en el departamento de Nord-Pas-de-Calais, famoso por la película Bienvenidos al Norte (2008), es una ciudad que despierta ternura nada más pisarla. Un casco antiguo de calles empedradas y tiendas muy francesas y coquetonas, con la plaza de las Cebollas y la plaza Mayor, donde hay que entrar en algún estaminet, café tradicional, a degustar la gastronomía norteña. Su fundación se remonta al año 640 y alberga una de las pinacotecas grandes de Francia, el Palais des Beaux-Arts.

Gtres

3 / 5

Turín . Turín, Italia

Turín, Italia

Escudada bajo los Alpes, la capital del Piamonte está llena de atractivos arquitectónicos con suntuosos palacios barrocos, interesantes museos como el del cine y el egipcio, avenidas con tiendas señoriales y plazas con mucho encanto. La Piazza Castello es una de ellas, alberga el Palacio Real y el Palacio Madama; otra es la Piazza Vittorio Veneto, la plaza porticada más grande de Europa. En cuanto a las avenidas, la Po es la más recomendable, flanqueada de tiendas y deliciosas heladerías, así como el paseo por las márgenes del Po donde las antiguos almacenes, murazzi, han sido reconvertidos en tiendas a la última. 

Gtres

4 / 5

Cork

Cork

Capital del condado homónimo, su potente atractivo radica sobre todo en el ambiente de sus pubs y en un entorno maravilloso que hay que visitar durante esta escapada. Con excelentes galerías de arte, un acreditado festival de jazz y mucha animación, Cork se vende a sí misma como la más cosmopolita de las ciudades irlandesas. No perderse el paseo por el Boulevard de Patrick Street y por los rincones y pasadizos del barrio de Huguenot Quarter, ni el English Market lleno de delicias, ni el Blackrock Castle. Para redondear la visita conviene acercarse hasta el Cohn, el último puerto en el que amarró el Titanic antes de zarpar hacia América.

Gtres

5 / 5

Leipzig. Leipzig, Alemania

Leipzig, Alemania

El pasado año se cumpieron mil años de la fundación de esta bella ciudad alemana, cuna de Goethe, Wagner y Mendhelsson y donde Martin Lutero inició el cisma de la Iglesia. A todo ello hay que añadir la animación de un barrio antiguo precioso, rodeado de un gran anillo verde. Su antiguo Ayuntamiento es uno de los edificios más destacados del renacimiento alemán y alberga uno de los museos históricos más grandes del país. Imprescindible la visita al tercer piso del Arabischen Coffee Baum, convertido en café-museo con más de 500 artículos expuestos en 15 salas sobre los 300 años de antigüedad de la cultura sajona del café, y el Museo de Instrumentos Musicales, que alberga una de las colecciones más importantes del mundo.

leipzig.travel

Un fin de semana y poco presupuesto. Todo a punto para descubrir cinco de las ciudades más interesantes de Europa.

Antes de que llegue el largo invierno, aprovechando los últimos rayos de sol, apetece escapar un par de días de la rutina. Cerca de España se abre un mundo de posibilidades para hacer un viaje a menos de dos horas de viaje en avión y a un precio asequible. La francesa Lille, la croata Split, la irlandesa Cork, la alemana Leipzig y la italiana Turín son nuestras elegidas.