Escapadas

Cinco ciudades para viajar en abril

Las agendas de Sevilla, Ámsterdam, París, Viena y Oslo están repletas de eventos y fiestas que merecen un viaje.

1 / 5

1 / 5

Viena, Ringstrasse

Viena, Ringstrasse

Se cumplen 150 años de la construcción de la Ringstrasse, la vía que rodea la ciudad antigua y alberga destacados monumentos como el Parlamento, en la imagen.

Gtres

2 / 5

Sevilla, Feria de Abril

Sevilla, Feria de Abril

Del 21 al 26 de abril la capital andaluza vive su fiesta más intensa y colorista.

visitasevilla.es

3 / 5

París, Fondation Louis Vuitton

París, Fondation Louis Vuitton

El espectacular edificio que alberga la sede de la Fondation Louis Vuitton se halla en el Bois de Boulogne. Obra de Frank Gerhy, alberga una interesante propuesta de arte contemporáneo de los siglos XX y XXI.

Fondation Louis Vuitton

4 / 5

Ámsterdam, el Día del Rey

Ámsterdam, el Día del Rey

El Koningsdag se celebra el 27 de abril. Ese día la capital holandesa se despierta de color naranja para celebrar la onomástica del monarca, una tradición se remonta al año 1885.

holland.com

5 / 5

Oslo, Munch : Van Gogh

Oslo, Munch : Van Gogh

El próximo mes de mayo se podrá ver en la capital noruega una muestra que pone en relieve las similitudes entre Edward Munch y Vincent Van Gogh. También es recomendable realizar una visita al barrio de Grünerløkka, en la imagen, donde vivió el pintor noruego.

Visitoslo.com ©Geir Halvorsen

7 de abril de 2015

La Feria de Abril es esperada por los sevillanos con alegría tras los pasos y el recogimiento de Semana Santa; París dispone de una nueva y atractiva propuesta cultural; a Viena le espera un año colmado de acontecimientos; Ámsterdam se viste de naranja el 17 de abril y Oslo está ultimando una de las exposiciones que marcará la agenda cultural en 2015, ¿haces las maletas?

Sevilla. Del 21 al 26 de abril la capital andaluza vive su fiesta más intensa y colorista. El lunes a las doce de la noche tiene lugar el «alumbrao», el encendido de las miles de bombillas de colores del recinto ferial y la portada principal, que alcanza casi 50 metros de altura y es diferente cada año. Tras esta espectacular inauguración quedan por delante siete días de baile, toros, paseos en carrozas, de horas compartidas en las casetas de la Feria, de buen vino y buen comer. Durante el día el recinto está radiante con cientos de amazonas, jinetes y carruajes ricamente adornados y cada tarde la Plaza de la Maestranza se llena para presenciar una buena corrida.

Ámsterdam. Desde que Holanda tiene nuevo rey, el Koningsdag se celebra el 27 de abril. Ese día la capital holandesa se despierta de color naranja para celebrar la onomástica del monarca, una tradición que se remonta al año 1885 cuando la reina Guillermina decidió compartir su cumpleaños con toda la nación. Desde entonces, los reyes y reinas sucesivos lo han celebrado con una gran fiesta en la que participa todo el país, especialmente la capital. En el Vondelpark, por ejemplo, se organiza un enorme mercadillo amenizado por conciertos y diversas actuaciones. Por los canales navegan montones de barcos y barquitas llenos de gente vestida de naranja y por la noche se organizan grandes fiestas con conocidos DJs.

París. A su extensa lista de museos y propuestas culturales, desde octubre de 2014 la capital francesa alberga una de las instalaciones más vanguardistas del momento. Se trata de la sede de la Fondation Louis Vuitton ubicada en el magnífico edificio de Frank Gerhy y que alberga una interesante propuesta de arte contemporáneo de los siglos XX y XXI, con obras de Giacometti, Malévich, Mondrian, Rothko, Brancusi y Picasso. Parecido a una nube de cristal, el edificio se encuentra en la parte norte del Bois de Boulogne. Sus terrazas ofrecen unas vistas panorámicas únicas de París y de la exuberante vegetación del Jardín de Aclimatación. Fondation Louis Vuitton

Viena. En 2015 se cumplen 150 años de la construcción de una de las vías más importantes e intensas de la capital austriaca, la Ringstrasse, alrededor de la cual gira la vida de los vieneses. Con 5,3 kilómetros, esta larga avenida está flanqueada por numerosos edificios monumentales que se construyeron durante el Historicismo de entre 1890 y 1890, desde la Ópera Nacional hasta el Museo de Historia del Arte, el Parlamento o el Ayuntamiento y el Museum Quartier. La celebración cuenta con numerosos actos (ver programa) y con circuitos en bicicleta y en tranvía que permiten recorrer sus principales enclaves y conocer su importancia histórica. 

Oslo. Habrá que esperar al 6 de mayo para que se inaugure la excelente y atractiva exposición que pone en común la obra de dos de los pintores más trascendentales de los últimos 150 años, Munch: Van Gogh. La muestra que se exhibirá en el Munch Museet pone de relieve a través de un centenar de obras los paralelismos entre ambos artistas, tanto de su obra, con un estilo personal e innovador, como de sus atormentadas vidas. Para calentar motores, una vez en Oslo, se puede visitar el barrio en el que vivió Edward Much (1863-1944), el Grünerløkka en el noroeste de la ciudad, donde uno puede hacerse una idea de cómo era la capital noruega en el siglo XIX.