Japón, Valle del Jerte y Washington DC

Cerezos en flor

La explosión floral de los cerezos tiñe de blanco el paisaje de tres atractivos destinos

22 de marzo de 2013

Entre finales de marzo y principios de abril, los cerezos de distintas latitudes del mundo explosionan creando un paisaje bellísimo. Te mostramos tres de las citas más importantes: la del valle de Jerte, en Extremadura, la de Washington D.C. y la fiesta de Sakura en Japón.

Valle del Jerte

Cada dia en estas fechas los habitantes del valle del Jerte miran ansiosos los campos de cerezos para adivinar si las flores empiezan a despuntar. Cuando se abren las primeras, ya no para. Son pocos días, pero es maravilloso. Una vez han florecido la mayoría del millón y medio de cerezos de la comarca empiezan las fiestas cuyo origen se remonta a 1970 y que aglutinan a los once municipios del valle. Se realizan excursiones por la zona, se organizan encuentros, exposiciones y fiestas en todas las poblaciones, además de otras muchas actividades.

Washington, DC.

Con el Festival Nacional de los Cerezos en Flor (National Cherry Blosm Festival) la ciudad de Washington, DC celebra la llegada de la primavera. El origen de esta fiesta se remonat a un lejano 27 de marzo de 1912, cuando el alcalde de Tokio, Yukio Ozaki, regaló a la capital de los Estados Unidos un total de tres mil cerezos japoneses como muestra de amistad entre ambos pueblos. Estos fueron plantados junto al Tidal Basin, en el parque West Potomac, y en el año 1965 se añadieron tres mil quinientos cerezos más. 

El festival dura dos semanas y se inicia con una ceremonia de apertura, seguida de una agenda repleta de actividades y eventos culturales. Cada día hay una degustación de sushi y sake, desfiles de kimonos y se organizan rutas en bicicleta para disfrutar de la excelente imagen de los cerezos florecidos. También se pueden visitar diversas exposiciones de arte y fotografía. Se trata de un gran acontecimiento para los habitantes de Washington y para los visitantes.

Japón

Todo el país está pendiente de que los cerezos empiecen a florecer. Incluso la web del servicio meterológico nipón hace un informe diario de las condiciones del tiempo para fijar de forma más o menos exacta el inicio de la floración e intenta adivinar en que momento va empezar en todas las latitudes del país. Este periodo mágico es denominado Sakura y dura poco más de diez días y su momento de máximo esplendor recibe el nombre de Mankai. Los japoneses suelen reunirse para compartir una comida o hamani bajo los cerezos, deleitándose con su contemplación. A lo largo de todo el país hay muchos lugares donde la floración alcanza una belleza espléndida, en Tokio destacan los jardines de Shinjuku Gyoen y el parque de Ueno; en Kioto, el parque de Maruyama.

 

Outbrain